BBC

El escándalo que salpica a Oxfam por las "fiestas con prostitutas" de sus altos cargos en Haití tras el terremoto de 2010


La organización humanitaria niega haber querido ocultar el caso por el que acabó dimitiendo el director de la organización en el país

El escándalo que salpica a Oxfam por las "fiestas con prostitutas" de sus altos cargos en Haití tras el terremoto de 2010
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/02/2018

Haití
Getty
Images
El
sismo de 2010 dejó más de 200.000 muertos.

La organización humanitaria Oxfam está en el centro de un gran escándalo tras conocerse que algunos de sus altos cargos presuntamente contrataron prostitutas para realizar fiestas sexuales en Haití tras el terremoto que asoló el país en 2010.

La información fue desvelada este viernes por el periódico británico The Times, que tuvo acceso a un informe confidencial de la ONG sobre una investigación interna realizada en 2011 por la que varios miembros de la organización dimitieron y otros fueron despedidos.

Oxfam, que recibe más de US$400 millones al año entre fondos del Gobierno británico y donaciones públicas, confirmó la noticia y calificó en un comunicado de "totalmente inaceptable" el comportamiento de su personal.

Sin embargo, negó haber intentado tapar el escándalo, pese a que la noticia no había salido a la luz pública hasta ahora.

La investigación comenzó después de que una persona denunciara ante la sede de Oxfam en Reino Unido conductas irregulares de algunos de los más de 200 trabajadores desplazados a Haití tras el sismo que dejó más de 200.000 muertos.

Haitianos tras el terremoto de 2010.
AFP
Haití
todavía trata de recuperarse del terremoto de 2010.

Según el rotativo inglés, las mujeres haitianas participaban en orgías organizadas en villas y apartamentos pagados por la ONG para algunos de sus miembros.

Una fuente citada por The Times asegura que uno de los cooperantes le había mostrado grabaciones en su teléfono de algunas de estas fiestas sexuales.

"Estas chicas llevaban camisetas de Oxfam, corriendo medio desnudas, era como una orgía digna de Calígula. Era increíble. Era una locura", dijo la fuente.

Una trabajadora de Oxfam revisa equipos de emergencia antes de ser enviados a Haití en 2010
Getty
Images
Oxfam
apoyó durante la emergencia tras el terremoto de Haití con el envío de material de emergencia como equipamientos de agua y saneamiento.

La organización reconoció que se habían hecho acusaciones en torno a la participación de varias chicas menores de edad, pero mantiene que estas afirmaciones "no fueron probadas".

Dimisión del director de país

Entre los trabajadores señalados por su participación en las fiestas está el propio director de la organización en el país, el belga Roland Van Hauwermeiren, quien renunció a su cargo en agosto de 2011, poco después de iniciarse la investigación.

Según la información filtrada, no se tomó ninguna medida disciplinaria contra él.

"El director local asumió la total responsabilidad por los eventos que ocurrieron bajo su liderazgo y se le permitió renunciar porque había apoyado y cooperado en la investigación", explicó Oxfam.

En el momento de su cese, la ONG dijo que Van Hauwermeiren abandonó su puesto por violaciones graves de su código de conducta.

The Times, sin embargo, asegura que Oxfam nunca especificó que el motivo específico fue que había contratado prostitutas. La ONG lo niega y dice que hizo público que se algunos de sus trabajadores habían tenido una conducta sexual inapropiada.

Además del director, otros dos trabajadores dimitieron por su implicación en el escándalo. Otros cuatro miembros fueron despedidos por conductas como "acoso, intimidación y falta de protección del personal, así como conducta sexual inapropiada", dijo Oxfam.

"Nuestro objetivo principal fue ir hasta el fondo y tomar medidas contra los involucrados, y anunciamos públicamente tanto la investigación como las medidas que tomamos como resultado de la misma", aseguró la organización.

Sin informar a la justicia

Oxfam subrayó en su comunicado que los donantes, organismos internacionales y agencias de Naciones Unidas estuvieron al corriente de la investigación en Haití y sus conclusiones.

La Comisión de Organizaciones de Caridad del Reino Unido, que depende del Parlamento británico, confirmó que Oxfam le informó en 2011 sobre la investigación en curso por denuncias de mala conducta y que, según la información facilitada en aquel momento, el asunto se estaba gestionando correctamente.

Pero, según The Times, la comisión nunca recibió las conclusiones finales del informe ni supo el carácter sexual de los hechos ni las acusaciones de la presunta participación de menores de edad.

"Esperamos que Oxfam nos brinde la seguridad de que ha aprendido las lecciones de incidentes pasados", dijo una portavoz de la comisión.

Haitianas con ayuda de Cruz Roja y Media Luna internacional
Getty
Images
Informes
de Naciones Unidas mostraron que en los últimos años hubo cientos de casos de cascos azules que pedían sexo a cambio de ayuda humanitaria en Haití y Liberia.

Sin embargo, la ONG nunca llegó a informar del caso a la justicia haitiana.

"El consejo legal que recibimos en Haití fue que dada la naturaleza de las acusaciones, especialmente entre la agitación y el caos posteriores al terremoto, era muy poco probable que se fuera a tomar alguna medida si informábamos de estos incidentes a la policía", aseguró Oxfam.

La organización destacó que tras aquella investigación se creó un equipo específico dedicado a evitar casos similares y una línea para recibir denuncias de manera confidencial como parte de sus esfuerzos para prevenir abusos sexuales y conductas inapropiadas.

El código de conducta de Oxfam prohíbe a sus trabajadores pagar a cambio de mantener relaciones sexuales.

En los últimos años, los cascos azules de la ONU fueron acusados de repetidos casos de explotación sexual en Haití, donde la prostitución es ilegal.

Cuatro soldados uruguayos fueron condenados a tres años de prisión por asaltar sexualmente en 2011 a un joven haitiano de 18 años. Además, un borrador de un informe de la ONU en 2015 mostró que cascos azules tenían como práctica regular el intercambio de ayuda humanitaria a cambio de sexo en Haití y Liberia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.