BOLIVIA

Chávez: 'El gran desafío siempre fue ver hasta dónde daba Evo en voto'


El exestratega del MAS sostiene que no debe sorprender que el MAS gire de la extrema izquierda al centro. Cree que la población se inclinará por aspectos mas pragmáticos


El consultor cree que la población respaldará el proyecto que garantice estabilidad I Foto: archivo.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/07/2019

Wálter Chávez, exestratega del MAS, afirmó este domingo que "el gran desafío siempre fue ver hasta dónde daba Evo electoralmente" y que ahora el MAS afronta, quizá, el reto electoral más importante en su historia, para ver si mantiene el respaldo de anteriores votaciones. 

"Todo proceso electoral es ganable o perdible, el humor social no es el que había hace un año atrás, donde se creía al proceso como algo de declive, por eso estamos ahora nerviosos, ha cambiado. Antes hubiéramos dicho con cuánto está Mesa, pero ahora la situación es diferente", dijo en entrevista con EL DEBER.

Consideró que el referendo del 21 de febrero de 2016 si bien marcó la "ilegalidad" de la candidatura a una nueva repostulación del jefe de Estado, eso "no sirve para una campaña electoral"



"La oposición, sus intelectuales, sus élites tuvieron un serio error el año pasado, pensaron que la población vota por bienes morales abstractos, pero no es así, es muy difícil que una mujer que tiene tres hijos vote por la Constitución, ella votará por alguien que le garantice estabilidad, que la emocione, que le haga asumir una causa; es muy difícil que la gente se movilice por la Constitución, por la democracia", aseveró.

Respecto al giro del oficialismo, al seleccionar candidatos con pasado en la oposición, Chávez considera que "todo proceso que huele a revolución pasa de una extrema izquierda a un centro" y que "el MAS lo hizo dramáticamente con la confrontación con Achacachi y Potosí, con los cocaleros de Yungas".

Sin embargo, se animó a señalar: "Cuando uno analiza el campo político, no hay que dejarse guiar por ciertos farolitos, si uno se queda mirando la particularidad diría que va a perder, pero si ven la generalidad, podría ser fuerte. A pesar de esas trifulcas internas, de esos desplazamientos a derecha, el elector lee la generalidad porque no tiene tiempo de leer la particularidad".



 




En esta nota