SEGURIDAD

Choque entre militares y ladrones de mineral acaba con 4 fallecidos


El hecho ocurrió la noche del martes en la zona conocida como Bunker-Kataricagua, en la carretera que une Huanuni con Llallagua. Los agentes fueron atacados con dinamita y disparos de armas de fuego


A la izquierda, las autoridades explicando el hecho. A la derecha, uno de los muertos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/03/2019

Un enfrentamiento armado entre un grupo de ‘jukus’ (ladrones de minerales) y militares, cobró la vida de cuatro personas. El hecho ocurrió, pasadas las 22:00 del martes, en la zona conocida como Bunker-Kataricagua, en la ruta que une Huanuni (Oruro) con Llallagua (Potosí), donde hay un puesto de control de los agentes castrenses que cuidan los accesos a la mina.

De acuerdo con los informes que se tienen sobre lo ocurrido, los ladrones llegaron hasta el lugar de la refriega a bordo de tres vehículos y al ver a los uniformados abrieron fuego sobre ellos y también los atacaron tirando cachorros de dinamita.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, explicó que este tipo de acciones delictivas se dan debido al incremento en los precios de minerales como el estaño, lo que hace más atractiva la posibilidad de robar en las minas.



El quintal de este mineral, que significa 100 kilos, tiene un valor de Bs 3.000 promedio, por lo que perpetrar este tipo de acciones delictivas resulta importante para los delincuentes.

Zavaleta dijo que estas organizaciones dejaron de ser grupos de familias, que ante la extrema pobreza se dedicaban a este tipo de actividad ilícita, ya que ahora estas organizaciones son más avezadas y “están dispuestas a asesinar a cualquier persona que se convierta en un obstáculo para sustraer los minerales”.

La autoridad gubernamental, al igual que la Policía, tienen sospechas de que las organizaciones criminales tienen nexos con miembros de otros países, ya que de otra manera no se explican la utilización de armas de fuego de grueso calibre, como en el hecho registrado el martes.

El capitán de Ejército, Harold Cueto Delgado, encargado de la seguridad externa de la Empresa Minera Huanuni, relató que “un grupo de personas ajeno a la empresa pretendía ingresar a la mina Huanuni en el sector Bunker-Kataricagua y los miembros del Ejército hicieron uso de sus armas ya que los ‘jukus’ también se encontraban armados y usaron cachorros de dinamita e intentaron ingresar para robar el mineral colectado”.



“Este tipo de hechos nos colocan ante un nuevo tipo de organizaciones criminales, que debido al incremento en los precios de los minerales, se preparan para perpetrar este tipo de hechos”, señaló Zavaleta.

Identifican seis grupos

De acuerdo a la agencia estatal de noticias ABI, el fiscal departamental de Oruro, Orlando Zapata, dijo que esa instancia identificó a unos seis grupos de ladrones de mineral que operan en el distrito minero de Huanuni del departamento de Oruro.

“Son organizaciones bien establecidas de los ‘jukus’, podríamos hablar de unos seis grupos que operan, cada uno compuesto aproximadamente por 160 personas”, dijo a los periodistas.

La autoridad reveló esos datos a propósito del enfrentamiento entre militares y ‘jukus’, que se registró el martes, que se saldó con cuatro fallecidos.



Explicó que esos grupos de ladrones son de número considerable de personas, que atacan a los efectivos del Ejército, que vigilan el área externa de la estatal Empresa Minera de Huanuni (EMH). Ya hubo otro enfrentamiento, que no tuvo fallecidos, a mediados de febrero.

“Debo informar que existe un control efectivo de las Fuerzas Armadas y precisamente surgen las reacciones, a partir de que volvió el control por parte de los militares, se registraron a la fecha dos enfrentamientos el 1 de marzo y ayer (martes)”, recordó.

A su juicio, los ‘jukus’ son personas que viven en poblaciones aledañas a Huanuni, del lado de Llallagua y del Norte de Potosí.

“Llegan por la noche, ejecutan el robo de minerales y se van, el trabajo efectivo del Ejército está generando que estos grupos delictivos traten de ingresar a la mina armados y con violencia”, aseguró Zapata.

Todos identificados

Las personas que murieron en el enfrentamiento fueron identificados como: José Luis Nicolás García (31), Miguel Ángel Acerico Mamani (21), que murió en Llallagua a pocos metros de llegar a su domicilio, Julián Colque Condori (33) y Roberto Altovar Montaño (24).

Los familiares de los tres cadáveres que están en la morgue de Oruro, negaron que sus seres queridos sean ladrones de minerales y aseguraron que su muerte sucedió, cuando los militares los emboscaron en inmediaciones de la comunidad de Sircuyo, cuando estaban viajando hacia la población de Jalaukani para participar de la fiesta del tinku.

Según los testimonios que fueron recogidos en Radio Reflejos de Llallagua, los involucrados en la balacera estaban saliendo de la mina con mineral robado, pero que se vieron sorprendidos por los militares, a quienes acusaron de disparar sin previo aviso.