MUNDO

Cierra la Cumbre de los Pueblos pidiendo mar para Bolivia


El presidente no asistió al acto alternativo, que anunció, que arrecian los vientos neoliberales en el continente. Los jefes de Estado aprobaron proclamar el compromiso contra la corrupción en la región

Participan mandatarios y representantes de varios Estados del continente americano. Foto: Reuters
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/04/2018

La Cumbre de los Pueblos cerró  anoche en Lima (Perú) pidiendo a los pueblos de Chile y de Bolivia que empujen a sus Gobiernos a que negocien una salida al mar soberana para Bolivia, aunque las mil personas que asistieron al cierre se quedaron esperando la llegada del presidente Evo Morales, que se había anunciado como orador principal. 

Entre las conclusiones de la cumbre hubo un fuerte respaldo al Gobierno de Nicolás Maduro y se pidió la no intervención en el proceso eleccionario de los próximos meses, el levantamiento de las sanciones internacionales y se repudió la figura de Nicolás Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

La cita fue el marco ideal para  importantes debates, intercambiar experiencias, fortalecer la solidaridad de luchas y mantener el espíritu de resistencia y combate contra el capitalismo, expresaron los diferentes representantes de sectores sociales antes de consensuar una agenda que llama sus bases a enfrentar la arremetida contra las condiciones y derechos laborales de la clase trabajadora en el continente, rechazar las políticas neoliberales que promueven precarización y desregulación laboral, exigimos trabajo digno y decente.

Plantea medidas de austeridad neoliberal para reducir la inversión pública en programas de asistencia y de protección social.

Cumbre de mandatarios
Los mandatarios participantes en la VIII Cumbre de las Américas de Lima acordaron proclamar el Compromiso de Lima, centrado en un pronunciamiento contra la corrupción en la región.

La decisión fue aprobada a pedido del presidente de Perú, Martín Vizcarra, durante la apertura de actividades de la sesión plenaria de la cumbre, que se celebra en el Centro de Convenciones de Lima.

Aseguró que Perú “ha asumido el reto de luchar frontalmente contra la corrupción" y recordó que en los meses previos a la cumbre “lideró el proceso de consultas entre los estados de la región, la sociedad civil, los parlamentos, pueblos indígenas y jóvenes para hacer las reformas necesarias para fortalecer la lucha anticorrupción”.

Los gobernantes que asisten a la Cumbre de las Américas aprobaron el Compromiso de Lima denominado Gobernabilidad democrática frente a la corrupción y hace referencia a impulsar la adopción y fortalecimiento de las medidas legislativas que sean necesarias para tipificar penalmente los actos de corrupción, promover el uso de sistemas electrónicos para compras gubernamentales, contrataciones de servicios y obras públicas para asegurar la transparencia, adopción y/o fortalecimiento de medidas que promuevan la transparencia, rendición de cuentas, contabilidad apropiada y bancarización de los ingresos y gastos de las organizaciones y partidos políticos, principalmente de sus campañas electorales y consolidar la independencia de los órganos de control superior.

Decidieron proteger a los denunciantes, testigos e informantes de actos de corrupción frente a acciones intimidatorias, proteger el trabajo de los periodistas y personas que investigan casos de corrupción, resguardar a los servidores públicos involucrados en hacer cumplir la ley, la investigación, el enjuiciamiento y la sanción de los actos de corrupción y la simplificación de trámites en todos los niveles de gobierno de los diferentes países para reducir los actos de corrupción.

Lula y Venezuela 
Mientras el presidente panameño, Juan Carlos Varela, advirtió que puede haber un “éxodo masivo” de venezolanos si se profundiza la crisis política y económica de ese país, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó la exclusión de Venezuela de la Cumbre de las Américas en Lima y pidió la libertad del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, al que considera un "preso político".

En la misma línea del diplomático de Cuba, el presidente de Bolivia, Evo Morales, lamentó la ausencia de Maduro en la Cumbre de las Américas en Lima, donde abundaron las críticas a Caracas. Sin embargo, el mandatario argentino Mauricio Macri, tiene una lectura diferente al caso de Venezuela y anunció que su país no reconocerá los resultados de las elecciones de ese país.  



 




En esta nota