BOLIVIA

La alerta por las lluvias pasa a Santa Cruz, Tarija, Beni y Cochabamba


El presidente trasladó ayuda a las familias afectadas en Vinto, mientras que autoridades realizaron un sobrevuelo para evaluar la inundación en Trinidad. Temen que en las próximas horas se registre un crecimiento considerable de los ríos en el norte y sur

El agua no da respiro a Vinto (Cochabamba) y la población espera que la ayuda empiece a llegar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/02/2018

Son 113 municipios del país los que están en alerta producto de las intensas lluvias e inundaciones. Si bien la situación mejoró en Tupiza (Potosí), ahora la emergencia pasa a poblaciones de Cochabamba, Beni, Santa Cruz y Tarija, donde la inclemencia del fenómeno natural también deja damnificados.


Un informe del Ministerio de Defensa detalla la existencia de 1.275 familias afectadas y cinco municipios en los que hay más complicaciones (Tupiza, Cotagaita, Vinto, Yacuiba y Villa Montes). “El agua ya ha bajado, por lo tanto no hay un riesgo inminente”, dijo el titular de ese despacho, Javier Zabaleta, sobre la situación en la población potosina, donde una riada desplomó 47 viviendas.


Autoridades de Defensa Civil y de la Gobernación beniana sobrevolaron ayer sobre Trinidad y sus alrededores para evaluar la magnitud del desastre, tras la emisión de una declaratoria de emergencia. El Gobierno anunció que trasladará ayuda humanitaria a la zona que históricamente es afectada por las inundaciones.


Hoy, un helicóptero también sobrevolará la ribera del río Pilcomayo, porque se estima que en las próximas horas aumentará considerablemente su caudal producto del temporal. “Lo que hoy nos tiene preocupados, y estamos en alerta máxima, es la crecida de las aguas. Estamos cerca de los seis metros y unos cuantos centímetros más en el punto de medida de Villa Montes, eso significa que si aumenta el caudal, quienes van a recibir la repercusión muy fuerte son comunidades indígenas como D´Orbigny, Esmeralda, entre otras", explicó el viceministro de Defensa, Carlos Brú.


Al igual que lo hizo con Tupiza, el presidente Evo Morales se trasladó al municipio de Vinto, donde producto de las precipitaciones existen 143 personas de 28 familias damnificadas por la inundación de 18 casas por el desborde del río Rocha. Anunció un proyecto para la construcción de un muro de contención que evite el paso del agua.


“He escuchado atentamente las demandas que tienen las familias afectadas en Vinto, primero, y coincido en todo, (hay que ver) cómo sacar el agua, bombear el agua. El segundo pedido, familias afectadas por este rebalse del río, cómo ayudar en la reconstrucción, en mejorar sus viviendas, vamos a dar apoyo a las casas afectadas”, aseveró el jefe de Estado tras reunirse con los pobladores del sector.


Respecto a lo que sucede en Beni, reportes dan cuenta de que las calles de San Borja y Trinidad se anegaron por la lluvia, al igual que parte del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis). También sufren los estragos del clima comunidades del Puente San Pablo, Pedro Marbán, San Martín de Porres y Villa San Pedro, del municipio de San Andrés. 


El reporte oficial del Comité Operativo de Emergencias (COEN) confirma solo una víctima fatal hasta ahora, en Cotagaita (Potosí), mientras que sigue la alerta del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) por la inminente crecida de 18 cuencas.


 
Garantizan servicios básicos
Son cuatro municipios que están en alerta roja, Tupiza, Vinto, Yacuiba y Villa Montes, donde personeros del Ministerio de Medio Ambiente realizan un monitoreo permanente para garantizar que no se interrumpa la provisión de los servicios básicos.


“Por el momento no hay interrupción de servicios básicos en ninguno de los cuatro municipios que se encuentran en alerta roja, pero seguimos haciendo el control correspondiente y es que cuando viene una riada puede afectar a alguna infraestructura de los sistemas de distribución”, reportó el titular de ese despacho, Carlos Ortuño. 


Informó además de que un equipo técnico está desplazado en la presa Chimeo (Villa Montes), donde se desarrolla un protocolo de seguridad para vaciar el agua almacenada producto de las lluvias. El caudal llegó a los dos millones de metros cúbicos y una fisura causó la filtración de agua y pone en riesgo a unas 50 familias del sector tarijeño, a la par de generar inquietud en Argentina porque el líquido subiría las aguas del Pilcomayo.

 

Plan sanitario y viviendas
La ministra de Salud, Ariana Campero, informó de que hasta ahora se atendió a unas 2.000 personas damnificadas a causa de las lluvias e inundaciones. Un 18% de los afectados presenta cefalea (dolor de cabeza intenso), un 16% lumbalgias y contusiones y solo un 9%, infecciones respiratorias.

 

“Estamos presentes en 11 municipios, hemos desplegado más de 20 brigadas médicas, estamos con 74 médicos en los albergues y estamos llegando a las 2.000 atenciones en 40 albergues", detalló en conferencia de prensa.

Se inició con el trabajo de la Mesa Nacional de Salud para la atención de contingencias en casos de desastre. Buscan evitar el brote de alguna epidemia.

Desde la Agencia Estatal de Vivienda se adelantó que existen más de Bs 70 millones para construir casas para las familias que fueron afectadas. Solo se aguarda que las alcaldías garanticen los terrenos.

 

En Santa Cruz
Enrique Bruno, responsable del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental  (COED), de la Gobernación cruceña, explicó que luego de realizar una evaluación determinaron que hasta el momento hay 11 municipios que se encuentran en emergencia y que ya iniciaron su trámite ante la Gobernación  para ser declarados zona de desastre natural.


Los municipios son Postrervalle, Porongo, Fernández Alonso, Buena Vista, Yapacaní, La Guardia, Ascensión de Guarayos, Santa Rosa y San Julián. Desde la Gobernación de Santa Cruz indicaron que tienen Bs  5 millones para hacer frente a los desastres naturales.

Suman esfuerzos ante la contingencia 

1. Instituciones estatales lanzaron ayer una campaña de recolección de víveres para los afectados por las lluvias, sobre todo en Tupiza. La Fuerza Aérea trasladará la ayuda. 


2. El Ministerio de Educación instruyó evaluar en qué condiciones se encuentran los establecimientos de las regiones afectadas para ver si se podrán o no iniciar las labores el lunes.


3. El Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA) reportó que desde enero hasta la fecha se registran 3.720 hectáreas de cultivos dañados por granizadas y lluvias en 15 municipios de los departamentos de Chuquisaca, Cochabamba, La Paz, Oruro y Potosí.


4. Por la crecida del río Pilcomayo en el departamento de Tarija temen que se vean afectadas algunas de las poblaciones indígenas, como D’Orbigny, Esmeralda y los weenhayek.


5. El Ministerio de Defensa realizó ayer un sobrevuelo en Beni y hoy hará lo propio en el Chaco tarijeño para ver la magnitud del desastre natural por las intensas precipitaciones que causan inundaciones.


6. Defensa Civil entregó ayer carpas y tanques para el almacenamiento de agua al municipio de San Javier, al norte de Beni, que se declaró en desastre por las torrenciales lluvias y rebalses de ríos.


7. La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) informó de que las últimas precipitaciones pluviales registradas en Santa Cruz causaron daño en al menos 35.000 hectáreas de soya, maíz y sorgo.


8. Son 55 municipios que fueron declarados en alerta naranja, que se encuentran en los departamentos de Beni, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, La Paz y Tarija.


9. En los municipios de Santa Cruz que fueron afectados por las lluvias, unas 300 comunidades y 11.151 familias son las que requieren de ayuda para mitigar sus pérdidas. 


10. Desde la Gobernación de Santa Cruz informaron de que el COE está abierto para recibir la ayuda de la población. Se requieren colchones, ropa, alimentos, medicamentos, carpas y agua potable en bidones. 



 




En esta nota