POLÍTICA

La indignación aumenta y sectores se vuelcan a las calles por el No


En todo el país hay movilizaciones para hacer cumplir el paro cívico en rechazo a la habilitación del binomio oficialista. Ayer se instalaron piquetes de huelga de hambre; advierten con masificarlos


El presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, junto con los sectores ratificaron el paro
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

La decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE), de habilitar la candidatura del presidente Evo Morales para una nueva reelección, ocasionó un aumento en las protestas ciudadanas. En la mañana se instalaron piquetes de huelga de hambre en los alrededores de las oficinas del Órgano Electoral en Santa Cruz y La Paz, mientras que la dirigencia cívica cruceña, que se reunió de emergencia, anunció el endurecimiento del paro y advierten que asumirán nuevas medidas en un encuentro que sostendrá mañana en Cochabamba el bloque cívico nacional.

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, respaldado por los sectores que apoyan la movilización, ratificó el paro que ahora se enfoca en el rechazo a la habilitación de “un binomio inconstitucional que se encontraba inhabilitado por mandato de la Constitución Política del Estado y por los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016”, resaltó. Dijo que esta decisión ha fortalecido y ha unido la protesta ciudadana.

Cuéllar adelantó que mañana se ha convocado a un ampliado del movimiento cívico nacional, para anunciar las medidas a seguir, entre las que no descartan paros nacionales de 48 y 72 horas, hasta llegar a uno indefinido, y también la huelga de hambre.

“Hagamos de este paro la señal más grande de protesta, hagámoslo con la fuerza y firmeza, pero con la prudencia necesaria para no meternos en confrontación”, exhortó Cuéllar.

Desde ayer la protesta tomó fuerza. A la vigilia que llevan adelante las plataformas ciudadanas en los alrededores del Tribunal Electoral Departamental de Santa Cruz se sumó un piquete de huelga de hambre, donde también ayuna Humberto Peinado, candidato a vicepresidente por UCS. El político afirmó que la ciudadanía está indignada porque se está violando la Constitución y la voluntad popular. Complementó que están coordinando con movimientos ciudadanos a escala nacional, debido a que están convencidos de que el paro desencadenará en una huelga de hambre indefinida.

La huelga también se replicó en el frontis del TSE en La Paz, donde ayer hubo crucifixiones. De igual forma, fortalecerán el movimiento con la llegada de los marchistas desde Konani y Yungas. Beto Aztorga, del movimiento Otra Izquierda es Posible, indicó que han llegado activistas de otros departamentos porque hay indignación generalizada por causa de la decisión de los tribunos. “Es una resolución clandestina”, calificó Aztorga.

Indignación en las calles

El gobernador de Santa Cruz y presidente del Movimiento Demócrata Social, Rubén Costas, emitió un pronunciamiento en el que resalta que “nadie crea que Bolivia se quedará callada, resignada; Bolivia está indignada, y nadie ahogará su grito”.

Costas resaltó que era obligación del TSE priorizar el carácter vinculante del referéndum del 21-F sobre cualquier otra interpretación de cualquier autoridad del Estado. “Los miembros del tribunal que han tomado esta decisión son perfectamente conocedores de las responsabilidades en las que incurren, y tendrán que responder por ellas”, advirtió.

Demócratas participará activamente del paro pidiendo a la ciudadanía que apoye con su firma para impugnar al binomio oficialista. También presentarán ante organismos internacionales las acciones legales necesarias.

La Iglesia rechaza

Para la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) el fallo del Tribunal Supremo Electoral, que habilita a Evo Morales y a Álvaro García Linera para los comicios de 2019, pone en duda las bases de la democracia y abre un futuro incierto para el país. “Con esta resolución el TSE no ha actuado como poder autónomo, poniendo en duda las bases de la democracia y abriendo un futuro incierto para los bolivianos”, se lee en la carta difundida por la CEB.

La secretaría general de la Conferencia Episcopal Boliviana reafirma su defensa de los principios democráticos fundamentales y de la voluntad popular expresada en el referéndum de febrero de 2016, puesto que solo una auténtica democracia puede garantizar “la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre y la asunción del bien común como fin y criterio regulador de la vida política”.

El defensor del pueblo, David Tezanos Pinto, mediante un comunicado, dijo que “hay que reconocer que las resoluciones del TCP y del TSE mantienen las fuerzas políticas del país, no restringen ningún derecho político”.

Tezanos, sin embargo, aclaró que “quienes observan jurídicamente el fallo del TSE tienen el derecho de activar las vías de impugnación, agotar el derecho interno para acudir a instancias internacionales, si así lo consideran”.

La Policía

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que no se interferirá en el paro cívico. “Dejamos claramente establecido que el paro cívico de 24 horas no será objeto de interferencias de ninguna naturaleza”.

Romero ratificó que las marchas que se dirigen hacia la ciudad de La Paz desde Yungas y la carretera de Oruro están garantizadas y que las fuerzas del orden están en alerta para atender cualquier contingencia.

“Hemos pedido a los movimientos sociales (afines al Gobierno) que no entren en escenario de provocación, de confrontación. Las manifestaciones de observación, de rechazo y posicionamiento político merecen todo nuestro respeto y garantías”, enfatizó el ministro Romero.



 




Notas Relacionadas