BOLIVIA

López dice que se respeta la protesta, pero ve consignas racistas


La ministra de Comunicación indicó este viernes que la protesta ciudadana está garantizada, pero advirtió que estos tipos de protestas suelen mezclarse con una visión racista 

La ministra brindó declaraciones la tarde de este viernes
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/12/2017

La ministra de Comunicación, Gísela López, manifestó que la marcha convocada para esta tarde desde la rotonda del Cristo Redentor, por parte del movimiento cívico y de las plataformas ciudadanas, “está garantizada por el derecho constitucional a la protesta”; sin embargo, ella supuso que en este tipo de movilizaciones suele mezclarse "una parte de la sociedad con una visión racista”, que aprovechan las épocas de conflicto para aparecer.

López, que protagonizó una polémica con los médicos del país por unas declaraciones suyas en Twitter sobre la protesta de este gremio, dio su posición sobre las marchas en defensa del voto del 21-F, tras ser consultada por EL DEBER.

Antes de ella, el presidente en ejercicio Álvaro García Linera había dicho en La Paz que “está bien que los ricos” de Bolivia realicen protestas contra Evo Morales, porque los pobres que sí apoyan al jefe de Estado.

Te puede interesarÁlvaro García Linera: "Está bien que los ricos protesten contra Evo"

"Vivimos en un Estado de derecho por lo que cualquier manifestación política o social está amparada constitucionalmente. En estos casi 12 años de revolución popular, pese a los esfuerzos realizados, todavía hay una parte de la sociedad con una visión conservadora, racista y clasista que emana ese sentimiento de discriminación durante una época de conflicto", advirtió la ministra de Comunicación.

Por otra parte, López se refirió a la concentración anunciada para mañana en Cochabamba por el Día de la Revolución Democrática y Cultura, al negar que se trate de una respuesta a las movilizaciones ciudadanas convocadas para hoy en cuatro regiones del país y aseguró que la misma estaba planificada con meses de antelación para celebrar la victoria electoral del 18 de diciembre de 2005.

“Es al revés, fueron ellos (los cívicos y los colectivos ciudadanos) los que eligieron este día como respuesta hacia los movimientos sociales”, señaló.



 




En esta nota