TIPNIS

Pradel no reconoce a los indígenas que denunciaron los atropellos


El dirigente del Conisur asegura que Gil y Teco no tienen autoridad en Cochabamba. Pradel dirigió la marcha del Conisur a La Paz y los benianos no lo ven como indígena

Pradel es un viejo dirigente
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/08/2018

El secretario de Tierra y Territorio del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Gumercindo Pradel, dijo que un encuentro de corregidores de cuatro subcentrales del lado de Cochabamba desconoció el mandato de los dirigentes Marquesa Teco y Fabián Gil, que denunciaron la vulneración de derechos de los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), ante el autodenominado Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza.

“Ahora a los que desconocemos es a Fabián Gil y a la Marquesa Teco. A esos dos dirigentes que supuestamente han ido a denunciar”, señaló.

El sentimiento es mutuo. Desde 2010, la dirigencia de la Subcentral Tipnis no reconoce a Gumercindo Pradel como indígena, pese a que es un nativo yuracaré. En varias oportunidades, el expresidente de la subcentral Tipnis, Fernando Vargas, acusó a Pradel de haber abandonado el cabildo indígena, haberse unido al sindicato colonizador y de convertirse en cocalero. Lo conminó a demostrar que no tenía cato de coca.



Pradel, según ABI, explicó que Gil y Teco tienen representación en Beni y su mandato no es válido en Cochabamba. Además, decidieron prohibir el ingreso de cualquier tribunal a la zona.

 Según Romero, sorprendieron la buena fe del tribunal

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo ayer que el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza fue sorprendido en su buena fe, porque pretendía corroborar la construcción de una carretera a cargo de una empresa china. “A estas personas las han sorprendido en su buena fe, son personas inocentes seguramente”, dijo en entrevista con radio Panamericana.

Romero aseguró que ese tribunal estaba desinformado porque de acuerdo con el representante argentino, el abogado ambientalista Enrique Viale, “el objetivo era verificar la construcción de una carretera a cargo de una empresa china”.



Añadió que esa delegación pretendía ingresar al Tipnis y no a la zona cocalera, “si hubieran ido a inspeccionar cultivos de hoja de coca tendrían que haberlo dicho así”, advirtió.

“Lo cierto es que ellos son miembros de ONG que son financiadas por la Fundación Rockefeller y auspiciados por una ONG estadounidense”, concluyó. /ANF



 




Notas Relacionadas



En esta nota