ECONOMÍA

Sucre pide la cabeza de autoridades y Santa Cruz alista medidas de presión


En su cabildo, los chuquisaqueños exigieron la renuncia del gobernador Esteban Urquizu y del alcalde Iván Arciénega. Si YPFB no destraba el dinero del yacimiento, el Comité Cívico cruceño marchará el 24 de mayo

El problema del megacampo gasífero genera tensión al interior del partido oficialista
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 4 días

El resultado del estudio que ratificó que el 100% de los reservorios de gas de Incahuasi están en territorio cruceño desató una crisis política e institucional en Chuquisaca, que ayer, en un multitudinario cabildo abierto, resolvió exigir la renuncia del gobernador Esteban Urquizu; del alcalde Iván Arciénega; del senador Milton Barón y de la diputada Alicia Canqui, ambos del MAS, y del rector de la Universidad San Francisco Xavier, Eduardo Ribero. 

A su vez, el Comité pro Santa Cruz, ante el no descongelamiento de las regalías por Incahuasi, determinó iniciar medidas de presión.

También puedes leer:

En la capital del país
Tras 16 días de conflicto, con un paro cívico indefinido y bloqueos que buscaban la anulación de la Ley 1054 y la resolución ministerial 090 sobre los límites, sin respuesta del Gobierno para ceder en este petitorio, el cansancio de la ciudadanía y el desabastecimiento de los mercados, el Comité Cívico decidió ir por el cabildo para responsabilizar de este problema a las autoridades departamentales y nacionales que no actuaron oportunamente para defender la delimitación departamental.

El cabildo se desarrolló ayer en medio del rechazo del gobernador Urquizu y de su brazo político, la Federación Única de Trabajadores y Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), cuyo dirigente incluso amenazó con un cerco a Sucre si desconocían al gobernador y, en su defensa, convocó a un ampliado de emergencia a su sector y a los alcaldes de los 28 municipios en Tomina, con el fin de debilitar el cabildo, pero sin resultados.

También puedes leer:

Las amenazas de Román Barrón, secretario ejecutivo de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (Futpoch), no tuvieron efecto; ayer, al menos 20.000 personas llegaron de los barrios de la ciudad y de las provincias para expresar su repudio contra el Gobierno y las autoridades departamentales por su “complicidad” en la aprobación de las normas que consolidaron la delimitación a favor de Santa Cruz. 

La plazuela Aniceto Arce se vio repleta de miles de manifestantes que llegaron en marcha de protesta desde las 13:00 por diferentes calles exigiendo la dimisión del gobernador y del alcalde.

El presidente del Comité Cívico de Intereses de Chuquisaca (Codeinca), Rodrigo Echalar, detalló que se aprobó dar un plazo de 72 horas al gobernador, al alcalde y a otras autoridades para que renuncien, y determinaron instalar una vigilia permanente hasta que se cumpla esta determinación. 

Para leer:

También se acordó suspender las medidas de presión del paro cívico y bloqueos, y seguir en la lucha legal por la derogación de la Ley 1054 y la resolución ministerial 090, que definió los límites entre Chuquisaca y Santa Cruz, y exigir un proceso de delimitación mediante una conciliación entre Chuquisaca y Santa Cruz.

La reacción cruceña
Mientras, en Santa Cruz, ante el no descongelamiento de las regalías del megacampo gasífero, el Comité pro Santa Cruz determinó ayer concretar las decisiones de la Asamblea de la Cruceñidad. 

En este punto, Fernando Cuéllar, presidente cívico, indicó que la primera medida de presión consistirá en una marcha que se realizará el 24 de mayo en la capital cruceña como protesta porque, pese a que un estudio ya determinó que el megacampo está ubicado en su totalidad en el departamento de Santa Cruz, aún no se desembolsa el dinero a la Gobernación cruceña.

“Exigimos el inmediato descongelamiento de las regalías por Incahuasi. Hemos determinado una marcha de protesta para el 24 de mayo; luego, si no se procede con el descongelamiento, un bloqueo de carreteras el 29 de mayo”, explicó el presidente cívico Cuéllar en conferencia de prensa.

La posición de Santa Cruz:


El cívico también indicó que el directorio decidió continuar con el estado de emergencia decretado en la Asamblea de la Cruceñidad  y no se descarta iniciar un paro cívico si las regalías continúan congeladas.
Cuéllar lamentó que se siga castigando al departamento con la confiscación sus recursos en una actitud arbitraria e ilegal, por ello la autoridad remarcó que si la marcha y el bloqueo indefinido de las carreteras y el posterior paro cívico no tienen un resultado positivo frente a la demanda departamental, van a recurrir a la huelga de hambre para hacer cumplir lo que indicó el Tribunal Constitucional Plurinacional.

Detalles de una jornada de marchas  y protesta

1.- Echalar señaló que en este conflicto Chuquisaca se enfrentó para combatir al poder central del MAS, las grandes empresas transnacionales y los ‘traidores’ al departamento. “Hemos tenido que sortear miles de obstáculos, pero la unidad en torno al futuro de nuestros hijos y del pueblo chuquisaqueño pudo más”, sostuvo el dirigente.

2.- Para cuidar la independencia política de este movimiento y de algunos oportunistas que se aprovechan de la coyuntura, los que llevaron adelante las manifestaciones decidieron que todos los dirigentes que encabezaron la movilización deben comprometerse a no postularse en las futuras elecciones nacionales y departamentales.



 




En esta nota