POLÍTICA

Supermercados cerraron; la banca atendió a medias


Privados. Algunos negocios de comida y tiendas de barrio abrieron. Viajeros quedaron varados en la Terminal Bimodal 

Los supermercados Fidalga e Hipermaxi de la avenida Cañoto permanecieron cerrados. Reinician la atención hoy

13/01/2018

La atención en empresas del sector privado fue irregular durante la jornada de ayer. En un recorrido que se hizo dentro del primer anillo de la ciudad se pudo observar que los supermercados Fidalga, Hipermaxi y Tía permanecieron con las puertas cerradas. 

En el caso del Fidalga de la avenida Cañoto, se exhibía en su fachada una gigante bandera cruceña, además de un cartel en el que se informaba del reinicio de sus actividades recién desde hoy. La noche anterior muchas familias se apresuraron en abastecerse de víveres básicos en esos centros de abastecimiento, como medida de precaución. 

Con respecto al servicio en la banca, se pudo evidenciar que algunas entidades financieras ubicadas en la plaza principal brindaron atención al público, aunque la afluencia de clientes fue escasa. Allí se informó que no registraron ningún incidente, por lo que continuaron con la atención habitual en horario continuo, hasta la 16:00. Algunas sucursales de bancos optaron por trabajar a puerta cerrada, mientras que otras mantenían aseguradas sus puertas de ingreso.

Por otro lado, las calles del parque industrial lucían vacías, varias fábricas se encontraban con las rejas cerradas y no se observaba el movimiento habitual de trabajadores ni motorizados por el lugar.  

Quienes no quisieron perder ventas durante la jornada del paro cívico fueron algunas tiendas de barrio, restaurantes, heladerías y otros negocios de comida al paso que atraían a una amplia clientela. 

Entretanto, en la Terminal Bimodal los viajeros que llegaron en buses a Santa Cruz en horas de la madrugada quedaron varados y esperaban con impaciencia el reinicio de la salida de ese transporte. Se vendieron pasajes de forma provisional, esperando la normalización del servicio. La administradora de la Terminal Bimodal, Janeth Guerrero, lamentó el perjuicio sufrido por los pasajeros.  



 




En esta nota