BOLIVIA

Yacuiba pide ayuda y los pequeños productores ya son afectados por las lluvias


En el sur del país, las autoridades locales gestionan el apoyo del Gobierno para ayudar a los damnificados por las inundaciones. En la zona rural, el avance del agua ya daña los cultivos. El SAT alerta el aumento en el nivel de agua en diferentes ríos

Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

31/01/2018

Luego de las intensas lluvias que afectaron al sur del país provocando el desborde de diferentes quebradas y posteriores inundaciones en el área urbana y rural, el pedido de ayuda es una constante.


Así, el alcalde del municipio de Yacuiba, Ramiro Vallejo, pidió ayuda al Gobierno nacional y a las administraciones subnacionales para que de manera conjunta puedan coadyuvar en las tareas de reconstrucción, después de que las intensas lluvias en esta región dejaron severos daños.
Aunque Vallejo todavía no tiene datos oficiales de los daños, porque aún el municipio está en proceso de evaluación, estimó que entre 35 y 40 familias fueron inicialmente afectadas por las constantes precipitaciones  del fin de semana.


En el área rural ha sido mucho más grave la situación porque hay comunidades donde la inundación fue tremenda, el agua en las viviendas llegó hasta 60 centímetros de altura; asimismo hay afectaciones en caminos, en puentes, en conexiones de los puentes, en los sembradíos, atajados de agua que colapsaron y ocasionaron riadas en muchas propiedades", dijo Vallejos.




Una de las familias afectadas relata el terror que sintieron cuando el agua de la quebrada internacional, que separa Bolivia con Argentina en San José de Pocitos, ‘devoraba’ unos 100 metros cuadrados de terreno, provocando la desaparición de dos viviendas y dejando al borde del precipicio otras tres. “No supimos cuándo ingresó el agua, solo salimos y la tierra había desaparecido”, relató Victoria Cuti. Junto a su madre y sus hijos, es una de las siete familias albergadas en instalaciones del coliseo de Pocitos.

Daños a la agricultura
Las últimas lluvias que cayeron en Camiri, además de ocasionar varios inconvenientes dentro de la ciudad, aumentaron el caudal de las quebradas, entre ellas la de Urundaiti, que nuevamente se llevó parte del canal del sistema de microrriego Puente Viejo-Itananvikua, informó el subgobernador de la provincia Cordillera, Gonzalo Moreno García.


A su vez, el municipio de Entre Ríos (Cochabamba) fue declarado como zona de desastre natural por los daños provocados por las intensas lluvias que se registraron en sus cinco distritos, indicó ayer el responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos de esa región, Hilarión Claure, que agregó que las anegaciones ocasionaron también destrozos en 932 hectáreas de cultivos agrícolas de banano, plátano, piña, yuca, maracuyá, arroz, papaya, cítricos, maíz y coca.


Mientras que en Sur Yungas y Caranavi, el desborde de los ríos  provoco la pérdida de 300 hectáreas de plátanos y 70 de café, respectivamente.
A su vez, la Alcaldía de La Paz indicó que en lo que va de esta gestión atendió 365 situaciones de emergencia generadas por las lluvias, entre ellas filtraciones, rajaduras, caídas de paredes, entre otros eventos de peligro para la ciudadanía, y recomendó no hacer excavaciones.
 



Los ríos 

Posibles derrumbes
El Servicio de Alerta Temprana (SAT) Agropecuaria, dependiente del Gobierno, indicó que la crecida de río Ichilo generará encharcamientos y deslizamientos en las zonas agrícolas de Chapare.


Atención ganaderos
El aumento en el nivel de agua en el río Alto Beni provocará la falta de alimento en Palos Blanco para los bovinos, por lo que se aconseja prever pastura seca.


Cuidado con los cultivos
La crecida del río Tijamuchí puede causar daños en las plantaciones de piña, cítricos, banano y otras frutas, en la localidad de San Lorenzo de Moxos (Beni).



 




En esta nota