BRÚJULA

Ana Paula Maia: "Escribo partes de una inmensa historia"


La autora brasileña habla de sus novelas De ganados y hombres, y Así en la tierra como debajo de la tierra (Ed. Eterna Cadencia), por el momento, las únicas traducidas al español

Ana Paula Maia (Foto: Rafael Dabul)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/01/2018

La escritora brasileña Ana Paula Maia apareció en 2015 en el panorama de la literatura en español con De ganados y hombres. Rápidamente se convirtió en un éxito de la crítica. La historia transcurre en un matadero en medio de la nada, con Édgar Wilson como protagonista, que está rodeado de un grupo de hombres duros y parcos.

El año pasado publicó otra novela suya en español, Así en la tierra como debajo de la tierra, esta vez con una vieja cárcel de escenario, con Bronco Gil peleando por su libertad con un desquiciado regente llamado Melquíades.

En esta entrevista Maia, de 40 años, habla de su trabajo y de estas dos obras.  

_Me llama la atención que De ganados y hombres y Así en la tierra como debajo de la tierra son dos novelas donde el encierro en que están los protagonistas juega un papel principal. Vos los sometés a ese encierro, que saca lo peor de ellos. ¿Qué buscabas ahí? 
Me interesaba escribir sobre espacios de confinamiento. Crear una especie de microcosmos. De esa forma me pude concentrar mejor  para desarrollar los personajes, colocándolos en situaciones de conflicto, llevándolos al límite y eso... revelando lo mejor y lo peor de cada uno de ellos.

_Mencionaste en una entrevista al dramaturgo Nelson Rodrigues como alguien importante en tu carrera. Hace un tiempo el director de cine Fabio Meira (As duas Irenes) también lo mencionó como una de sus referencias, a propósito de una cita de Rodrigues que hablaba del lenguaje sencillo y directo en sus obras. ¿Qué aportó Rodrigues a tu forma de escribir? 
El teatro está hecho básicamente de diálogos. Leí muchas piezas de Rodrigues y lo que él trae a mí literatura es esa referencia para desarrollar diálogos, y el gusto de lidiar con algunos terrores síquicos.

_En esa misma entrevista mencionaste que en el momento de empezar a escribir primero definís el inicio y el final del libro. Algo que me llamó la atención de estas dos novelas es que el final es un poco parecido. ¿No tuviste problema con eso?
Ningún problema. Las dos historias están directamente conectadas. En De ganados y hombres el personaje continúa en un libro que fue publicado en 2009. 
En el caso de Así en la tierra como debajo de la tierra, el personaje continúa en De ganados y hombres.  O sea, escribo partes de una inmensa historia, pero no las escribo en orden cronológico.

_Edgar Wilson, el protagonista de De ganados y hombres, aparece en otras novelas también, ¿no es así? ¿Qué significa para vos este personaje en tu literatura? ¿Qué representa para que aparezca en otras obras tuyas? 
Édgar Wilson es el personaje principal de mi universo literario. Él está en casi todos mis libros. Es más que un personaje de ficción; somos parte el uno del otro. 

_¿Qué es lo que te interesa buscar en la violencia que aparece en tus novelas? 
No escribo por la violencia. Escribo a causa de los personajes. Sucede que esos personajes se insertan en un contexto bruto, de vida dura, por eso la violencia aparece. 

_En De ganados y hombres, Edgar Wilson mata a un hombre porque no valía nada. En Así en la tierra como debajo de la tierra es Melquíades quien “ajusticia” a los presos… Son dos maneras muy ‘cínicas’ de querer mostrarse como quien tiene la verdad en la mano, ¿no es así?
En cierta forma. Pero es necesario tener en cuenta que Edgar Wilson no es un lunático, es un hombre frío y sobrio. Melquíades, en cambio, sí es un lunático. Sin embargo, dentro de ese universo ficcional brutalizante, las razones se justifican de una manera o de otra. 

_Escribiste primero la trilogía A saga dos brutos y después viene De ganados y hombres y Así en la tierra como debajo de la tierra. ¿Qué te atrae de esto? ¿Por qué escribir sobre estos personajes? 
¿Por qué no escribir sobre estos personajes? Ellos me atraen justamente porque están fuera de lo habitual, mas si miramos bien de cerca, esos personajes se parecen -y mucho- a nosotros. Ellos extrapolan nuestro lado sombrío, pero también demuestran cómo el ser humano puede ser leal y generoso. 

_Siguiendo con el tema de los ‘aportes’ a la literatura, ¿qué te aportó el cine, escribir guiones de cine, en el momento de crear tus novelas, los ambientes?
Escribí algunas novelas antes de escribir mi primer largometraje, un proyecto hecho por encargo. Siendo así, la literatura es más fuerte, pues vino primero. Pero tengo gran influencia del cine en lo que se refiere a ver películas.
Entonces, escribir novelas y escribir películas son cosas distintas en la forma de realización, pero para  mí, la manera de concebirlas son bastante parecidas. Aunque el guion es mucho más técnico. 

_¿Tenés planes de una nueva novela tuya al español?
Mi próxima novela será publicada en Brasil el primer semestre de 2018. Imagino que habrá una traducción al español en el futuro.

_¿Cómo sabés cuando tenés una historia lista para escribirse? ¿Qué te hace indicar que ya tenés una idea para un texto?
No es tan simple responder a esa pregunta. Generalmente yo busco una idea cuando siento que ya es hora de escribir un nuevo libro. El personaje vive primero junto con el ambiente en que vive. Después, empiezo a mirar alrededor y trato de descubrir lo que hay allí para contar. 



 




En esta nota