BRÚJULA

Los artistas jóvenes y el proceso de inserción local


Douglas Rodrigo Rada, artista y curador de las galerías Nube y Kiosko, reflexiona sobre los artistas jóvenes en Bolivia y los que están asentados en Santa Cruz

Aldahir Montaño tiene esta serie de autorretratos realizados con un celular que se titula La cosecha
Leer el artículo Pausar Lectura

09/12/2017

Siempre se puede hablar sobre los artistas jóvenes, los artistas más grandes siempre tendrán teorías y también intereses en conflicto en relación con estos mismos; algunos querrán impulsarlos, otros aprovecharse de la creatividad de los recién llegados y otros también tendrán ciertas reservas porque evidentemente los jóvenes de hoy, eventualmente reemplazarán a los mayores, esto mismo parece un ciclo relativamente normal, que sucede en todas las áreas de la sociedad.

Parece que todo se reduce a un ciclo de integración/consolidación de artistas en el escenario. Y esto mismo implica que en algunos momentos, el escenario está más receptivo a integrar a nuevos componentes que en los momentos en los que la prioridad es consolidar las estructuras que generan las nuevas expresiones culturales.

Como un referente en relación con los últimos 20 años, es interesante ver las repercusiones de la muestra de arte joven de la Bienal Siart que se realizó cada dos años, entre el año 2001 y el 2013, y que no solo facilitó el proceso de inserción a una generación de artistas de medios alternativos que hoy tiene entre 35 y 45 años, sino que los ganadores del premio, como Alejandra Delgado, contaron con becas de estudios internacionales, que más allá de ser premios que a nivel económico rebasaban por mucho el premio principal de la bienal, permitieron a artistas, hoy en día muy importantes para el país, nutrirse de escenarios internacionales más grandes y profesionalizados que el nuestro.

Actualmente, y con el Arte Joven del Siart desaparecido, el Centro Cultural Español ha creado una plataforma llamada Expresarte, más que un concurso, un modelo de beca de desarrollo e investigación para artistas menores de 27 años, que ha retomado el rol de integrador de jóvenes dentro de la escena, reduciendo la competencia y el concepto de premio a un fragmento del proyecto, dándole preponderancia a las mesas de discusión y al análisis de las propuestas.

En Santa Cruz
El arte joven cruceño, parte de él emigrado a la ciudad o llegado de las escuelas de arquitectura, que han demostrado ser parte fundamental de la generación de creativos, artistas y diseñadores nacionales, se encuentra en el momento de autoconstruirse como un discurso cultural local que venga a respaldar el desarrollo económico de la ciudad o de desarraigarse de esto mismo repensando las identidades microculturales cada vez más ajenas a los discursos de nación y más presentes en la cultura en esta época.

Algunos de los que me parecen notorios de esta nueva emergencia local son: Carmen Fonseca, Rodrigo Alarcón, Daniela Giebel, Wara Urquiola, Cecilia Monroy, Graciela González, Aldahir Montaño Flores, Nancy Cronen, Alessandra abruzzese  y Florencia Cadaihon, entre otros.