DINERO

Mercantil Santa Cruz edifica la primera torre empresarial con fachada de vidrio europeo


Megaproyecto. Con una inversión cercana a los $us 50 millones, construyen el edificio de 30 pisos que tendrá en la cima un helipuerto. Será estrenado a mediados de 2019 
 

De lujo. La maqueta del edificio empresarial muestra la envergadura del millonario proyecto que se ejecuta en fases. Las modernas oficinas se ofrecerán en alquiler
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/12/2017

Tendrá 30 pisos. Será la primera torre empresarial de Santa Cruz y de Bolivia vestida con vidrio que ha sido transformado por Tvitec, una de las fábricas más reconocidas de Europa. EL DEBER pudo conocer el proyecto y el producto que envolverá el moderno edificio, actualmente en construcción, durante una reciente visita a Madrid por invitación del Grupo Mercantil Santa Cruz, propietario de la nueva infraestructura que ofrecerá en la zona del centro comercial Las Brisas oficinas a diversas compañías, sobre todo multinacionales, bajo el modelo de contrato de arrendamiento. 

En Cubillos del Sil (provincia León), localidad ubicada a más de 300 kilómetros de la capital de España, trabajan intensamente los obreros de la factoría del Bayo. Es un largo feriado festivo de inicios de diciembre, pero la labor no cesa para cumplir los acuerdos suscritos con clientes en todo el mundo. Son 50 las torres que han cubierto este año con vidrio. Cuatro de ellas están en Nueva York (EEUU), ocho en Londres (Reino Unido), dos en Mánchester (Reino Unido), dos en Milán (Italia) y tres en París (Francia). 

Cuando el Grupo Mercantil Santa Cruz decidió construir la torre de 111 metros de altura, en la esquina noroeste del cuarto anillo y la avenida Cristo Redentor, puso la mira en Europa para encontrar una fábrica de vidrios que garantice la alta calidad tecnológica de su nuevo emprendimiento, que demandará una inversión de cerca de 50 millones de dólares. 

Tras intensas negociaciones, el grupo boliviano cerró un contrato con la firma española Tvitec, que tiene a su cargo otros proyectos, como el Blue Tower de Asunción, que es el edificio de referencia en Paraguay, y los aeropuertos de Santiago de Chile y de México, además de un importante complejo hotelero de Panamá.

“Lo bueno tiene su precio y estamos seguros que se justifica por la calidad. Este será el mejor edificio empresarial de Bolivia”, aseguró el presidente del Grupo Mercantil Santa Cruz, Darko Zuazo Batchelder, durante una rueda de prensa con periodistas bolivianos y españoles, en oficinas de la fábrica del Bayo, acompañado de Javier Prado, Alberto Sutil y Javier Seguín, altos ejecutivos de Tvitec y de Inbobe, que aterrizaron en Bolivia gracias al millonario contrato de construcción de la moderna torre.


En este momento se fabrican 5.330 unidades de termopaneles que serán embalados y enviados en contenedores a Bolivia para vestir el edificio de 30 plantas, cuya inauguración está prevista para mediados de 2019. La construcción avanza y ya se han concluido los subsuelos. También se edifican las losas del octavo piso y están listas las instalaciones sanitarias hasta el tercero. Será la primera torre del país coronada con un helipuerto e integrada a un centro comercial como es el de Las Brisas. 

En marzo de 2018, el grupo empresarial Mercantil Santa Cruz estrenará también allí un piso de restaurantes. Otra de las obras que serán entregadas cuando esté listo el edificio para oficinas es una bandeja de parqueos para 550 vehículos, que se sumará a los otros 700 espacios de estacionamiento que ya están disponibles en Las Brisas. Una tercera etapa contempla más adelante la construcción de un hotel, que podría considerar también la oferta de viviendas. 

El confort está asegurado
El diseño y la construcción de la torre está dirigido por el arquitecto argentino Ricardo H. Gómez, que fue traído a Santa Cruz por la Compañía de Inversiones Las Brisas. El profesional, que acompañó al presidente Darko Zuazo en las gestiones con la fábrica europea de vidrios, explicó que el termopanel que usarán como fachada se llama Doble Vidriado Hermético. 

“Es un muro cortina con ciertas características mecánicas y de confort. Se eligió un color gris elegante para la torre, que es el vidrio exterior. Tiene en el medio una cámara de aire y un vidrio interior. La cámara de aire posee 12 milímetros de espesor y el vidrio exterior 6 milímetros. Todo el panel suma 28 milímetros. Esta es la cáscara del edificio, que cuenta con 30 plantas, dos subsuelos, el núcleo central dispone de ocho ascensores, dos escaleras de escape y normas americanas de seguridad contra incendios.

Cada planta tiene un cielo falso con las instalaciones de luminarias y aire acondicionado central. La edificación es de 42.000 metros cuadrados y cada piso tiene 1.000 metros cuadrados, sin contar el  núcleo de servicios que abarca 350 metros cuadrados”, explicó Gómez.

El Banco Mercantil Santa Cruz ocupará los dos subsuelos, la planta baja y ocho pisos de la torre. Otras empresas podrán alquilar desde media, una y  hasta cinco plantas o más, siendo flexibles cuando deseen achicarse o agrandarse. Un estatuto obligará a que los inquilinos no coloquen aires acondicionados ni otros accesorios donde quieran. 

Javier Seguín, socio director de Inbobe, que tendrá a cargo la instalación del vidrio, dijo que el termopanel tiene una transmisión luminosa para garantizar el confort. “Controla el calor para que solo ingrese un 30 por ciento a los ambientes. Posee la acústica para evitar ruidos y la tecnología permite que los costos de mantenimiento de los usuarios sean menores”, afirmó.

“Hemos diseñado un traje a la medida. Este no es un producto estándar, es una obra particular que ofrece las mejores soluciones a nuestro cliente. El trabajo en equipo nos ha llevado ha conseguir esta calidad. Será el edificio más singular de Bolivia. Somos especialistas en ingeniería, fabricación e instalación. Los sistemas que estamos desarrollando son de Nueva York, de París, los más modernos”, remarcó.

El proceso de colocación
Para Bolivia será una novedad el procedimiento de colocación del vidrio en la torre. “Nunca se ha visto. La fachada crecerá más rápido que la misma estructura”, explicó Javier Seguín, quien vendrá a Santa Cruz a dirigir el proceso. 

“Cuando el edificio lleve unas 10 plantas montaremos el panel a la vez que ellos construyen la estructura. Se hará a una velocidad sorprendente. Es un proyecto arquitectónico complejo y necesita un gran nivel de ingeniería. Trabajamos dentro de la obra y no usamos grúa ni habrá nadie colgado fuera. El edificio se va llenando desde el interior en anillos y las células van subiendo con un equipo de cinco personas que solo cuelgan el módulo en la fachada”, describió. El ejecutivo de Inbobe hizo notar que el vidrio impide la penetración de la humedad y es antisísmico. “La fachada no se va a romper nunca y se comportará bien contra cualquier movimiento del edificio. El mantenimiento solo consiste en limpieza rutinaria con góndolas”, agregó. 

Sinergia de empresas
El grupo que visitó la factoría de Tvitec contó con la presencia del embajador de España en Bolivia, Enrique Ojeda. “Este proyecto es un ejemplo de sinergia entre una de las empresas más sólidas de Bolivia y una de las compañías punteras de la tecnología de España y el mundo.

Apoyamos la obra, que es una muestra del intercambio y del desarrollo de las relaciones empresariales de nuestros dos países”, remarcó el diplomático.

Factura más de $us 100 millones

Tvitec desembarca en Bolivia con tecnología de primera

La fábrica española contratada por el Grupo Mercantil Santa Cruz está presente con sus soluciones para el acristalamiento de alto rendimiento en más de 50 naciones de los cinco continentes. En América tiene obras en EEUU, Canadá, Brasil, México, Chile, Paraguay, Colombia, República Dominicana, Panamá, Argentina, Cuba, Bahamas, Guatemala, Islas Caimán y, ahora, en Bolivia. 

La compañía  aumentó un 20% su volumen de negocios durante 2016 con respecto al año anterior, y la venta de sus diferentes productos se situaron por encima de los 92 millones de euros ($us 108 millones). 

Tiene cuatro centros de producción: Cubillos del Sil (León), Villena (Alicante), Oporto (Portugal) y San Pablo (Brasil). Una comitiva de cinco altos ejecutivos del Grupo Mercantil Santa Cruz, el embajador de España en Bolivia, Enrique Ojeda, y tres periodistas bolivianos visitaron la fábrica de Cubillos del Sil, que está edificada en 85.000 metros cuadrados, con una reciente ampliación que demandó una inversión de más de 20 millones de euros ($us 23,4 millones). En sus distintas plantas Tvitec ocupa a más de 500 trabajadores.

Ha aportado a proyectos como La Seine Musicale de París, la nueva terminal de cruceros de Getxo, la Glass House de Bvlgari, el Dollar Bay Building, el Aeropuerto de Fiumicino, las nuevas sedes del grupo Inditex, las nuevas oficinas centrales del Real Madrid y residenciales de lujo como Lagasca 99, entre otras.

Algunas cifras

50
Millones de dólares es la inversión estimada en la construcción de la torre empresarial del Grupo Mercantil Santa Cruz.

42.000
Metros cuadrados contempla la edificación y cada piso tiene 1.000 metros cuadrados, sin contar el núcleo de servicios.

550
Parqueos más se sumarán desde 2019 a los 700 espacios que ya tiene el centro comercial Las Brisas.



 




En esta nota