ECONÓMICO

Demanda de alquileres crece un 5,5% en ciudades del eje central


Vivienda. Según un estudio de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz, en 2014, un 24,5% de los encuestados vivía en alquiler; en 2018 el porcentaje subió al 30%. Los precios en baja ayudan a la tendencia


Mercado. La demanda por las viviendas en alquiler en 2018 con respecto a los últimos cuatro años aumentó
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

28/04/2019

En un estudio de campo, entre 2014 y 2018, a través de entrevistas y encuestas a más de 1.000 personas de las tres principales ciudades de eje central, la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), por medio del Observatorio Urbano (OBU), registra un aumento de las personas que optan por alquilar, pues en 2014 era un 24,5%, mientras que el año pasado subió a un 30%, es decir, un 5,5% más.

Javier Arze, gerente de la Cadecocruz, explicó que esta situación tiene tres lecturas. La primera está ligada a que las personas que estaban animadas a comprar su primera vivienda a corto plazo, ahora se toman el tiempo para cotizar precios, que tienden a la baja, y a buscar una mejor ubicación según sus expectativas.

La segunda interpretación que realizó el ejecutivo es que las personas que tienen un pequeño capital, están optando por iniciar algún emprendimiento que les permita genera un ingreso debido a que por la actual situación económica son más reacios a endeudarse.



“Justamente, un estudio de la Cepal indica que entre un 18% y un 20% de los encuestados prefiere invertir su dinero en otros emprendimientos, antes que comprar una vivienda, por lo que eligen vivir alquilando”, dijo Arze.

La tercera lectura está referida, según Arze, a que la actual Ley de Viviendas Sociales frena el acceso a los sectores medios y bajos y que, a pesar de que no hay cuota inicial y que se establece una tasa fija por un periodo máximo de 25 años, la demanda ha disminuido.

“Este es un tema que debe ser entendido de manera integral y a la vez es un reflejo de las actuales condiciones económicas que hay en el país y eso incide en las decisiones de las personas”, sostuvo el gerente de Cadecocruz.

El estudio



Según el OBU de 2014, con una muestra de 1.600 personas de las ciudades de la red troncal, en Santa Cruz, el 28,7% de los consultados alquilaba, mientras que en Cochabamba fueron el 19,3% los que optaron por esa modalidad y en La Paz, un 25,5%.

En cuanto a Santa Cruz, el histórico indica que, en 2011, un 30,8% alquilaba, pero disminuyó al 24,8% en 2012, para volver a subir al 25,7% en 2013.

Del informe se desprende que la intencionalidad de compra de una vivienda en los próximos cinco años, es de un 72,3% en Santa Cruz, mientras que Cochabamba es la otra cara, pues un 71,3% indicó que no iba a realizar ninguna compra, mientras que en La Paz un 51,7% decidió estrenar casa.

En el informe de 2015 con la misma muestra de 2014, se indicó que el 52,2% no tiene una vivienda propia y que el 23,8% alquilaba, siendo Santa Cruz con el 27,7% el primero con esta modalidad, seguido por Cochabamba con un 23,7% y, por último, La Paz donde el 20% de los consultados contestó que vivía en un inmueble alquilado.

Mientras que, en el informe de 2018, se indica que en el eje central un 30% alquila por lo que paga en promedio unos $us 213 al mes. Es Cochabamba con el 34% la plaza donde más se alquila, le sigue Santa Cruz con el 31% y La Paz con el 24%.



El sueño de la casa propia

En cuanto a la intencionalidad de comprar una vivienda otra vez Santa Cruz lidera con el 70,2%, seguida por La Paz con un 58,5% y Cochabamba con un 36,3%. Sobre el tipo de vivienda preferido en Santa Cruz con el 47,5% indicó su gusto por casas de barrio, en La Paz el 33,3% eligió el mismo modelo por encima de un lote, un condominio horizontal o un departamento en edificio. En Cochabamba el gusto por una vivienda de barrio fue de un 15,3%.

Al respecto, Víctor Hugo Figueroa, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, indicó que estos porcentajes indican el grado de certidumbre que tiene la población para embarcarse a una deuda.

Figueroa precisó que no es casualidad que sea Santa Cruz la región líder en la que los encuestados indiquen su interés por comprar una vivienda en los próximos cinco años, debido a que es una de las plazas más activas en el sector inmobiliario.

Al respecto, José Parejas, director de Red, franquicia boliviana de bienes raíces, coincidió en que no es una sorpresa que en Santa Cruz la población tenga un mayor interés a mediano plazo en adquirir un inmueble debido a que en los últimos años los precios se han ‘sincerado’ y bajaron, además indicó que al existir una mayor cantidad de población hay sectores que tienen un buen poder adquisitivo y eso les permite apostar por una nueva vivienda.

En el OBU 2016, con una muestra de 1.100 personas, se registró que en Santa Cruz un 26,6% vive en alquiler, mientras en La Paz el 21,6% lo hace; y en Cochabamba, el 21,2%. Cuando se les consultó sobre cómo iban a comprar su vivienda, el crédito fue el más elegido con el 59,3% en Santa Cruz, el 44,6% en La Paz y 45,8% en Cochabamba.

Para Ives de Chazal, presidente de la inmobiliaria Century 21, es lógico que aumente el interés por alquilar porque los precios disminuyeron. “En nuestro caso el 70% son transacciones por alquileres y solo el 30% por ventas”, dijo.

En cuanto al interés del cruceño por querer tener una vivienda propia, De Chazal indicó que eso es cultural, pero en la actualidad se hace difícil concretar.

Rodrigo Knebes, country manager de Infocasas en Bolivia, indicó que la baja de los precios en los alquileres explica el aumento en la elección por ese sistema de vivienda; sin embargo, hizo notar que solo hacer foco en esto es una lectura lineal e incompleta.

“En Santa Cruz, la población crece de forma acelerada, los jóvenes cada vez en mayor cantidad dejan antes el hogar de sus padres y buscan independizarse. Entonces, los inversores inmobiliarios buscan dar una solución a estas nuevas demandas y ofrecen departamentos chicos y de un ambiente. Acá llegan muchos estudiantes del exterior que eligen alquilar, por eso aumenta la demanda”, explicó Knebes.



 




En esta nota