ECONOMÍA

La ABT encarece permisos para la importación de muebles un 165%


Se trata de la resolución 152, que busca reforzar la que estaba vigente desde 2016. La entidad reguladora espera bajar el ingreso de productos maderables foráneos y permitir el repunte de la industria nacional


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 6 días

La Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierra (ABT), a partir de la Resolución Administrativa 152/2019, determinó encarecer el precio valorado de los Certificados Forestales de Origen (CFO) de la categoría E, que tienen que ver con la importación de muebles de madera (melamínicos) de tipo oficina, cocina, dormitorio y demás muebles de madera, un 165%, con el objetivo de proteger e incentivar la industria nacional.

La resolución detalla los nuevos valores de las subcategorías E5 hasta la E10, en donde el precio en cada una de ellas tiene un aumento de hasta un 165% (ver tabla de la infografía). De acuerdo con Cliver Rocha, director de la ABT, el objetivo de la nueva norma que ya está vigente es reforzar la de 2016, que buscaba frenar la importación de muebles.

La autoridad dijo que la primera norma no fue lo suficientemente efectiva, ya que la importación de muebles de madera de 10.866 metros cúbicos en 2016 pasó a 28.457 metros cúbicos en 2017, registrando un aumento del 143%, mientras que en 2018 las compras llegaron a 20.714 m3.



Según Víctor Yucra, director de manejo de Bosques y Tierras de la ABT, con la nueva norma esperan que la importación baje un 50% y ronde los 10.387 m3.

Explicó que al encarecer los valores se busca que las utilidades de los importadores también disminuyan; como ejemplo detalló que en un CFO que costaba Bs 12.200, las utilidades por la importación de 400 muebles (roperos) el importador tenía una utilidad del 15%, con todos los descuentos por pago de impuestos y la nacionalización del producto, pero ahora con el nuevo valor del CFO, que es de Bs 20.130, las utilidades serán del 9%, un porcentaje que, a criterio de Yucra, va a desincentivar la importación de esos productos.

Rocha remarcó nuevamente que la norma no busca perseguir a los importadores, sino que el objetivo central es impulsar a la industria nacional, que debe tener la capacidad de invertir en tecnología para poder responder a la actual demanda de muebles de madera y lograr un impacto positivo en el sector forestal.

Proyectan exportación



Moisés Gutiérrez, presidente de la Confederación Nacional de Carpinteros y Ebanistas de Bolivia, sostuvo que la resolución 152 es una medida atinada para proteger el trabajo de alrededor de 50.000 carpinteros y ebanistas que hay en el país.

El dirigente afirmó que no se puede seguir permitiendo que una o dos empresas monopolicen el mercado importando muebles en melamina y dañando la industria nacional.

“Estamos satisfechos del aumento del precio de los CFO y vamos a proponer que ahora se trabaje en la exportación no solo de materia prima, sino también de productos maderables con valor agregado”, dijo Gutiérrez.

Observaciones

Desde el sindicato de trabajadores de la empresa Indara, una de la compañías importadoras, lamentaron la nueva resolución, que, a su criterio, no hará otra cosa que generar inestabilidad laboral en las firmas que se dedican a importar tableros y a fabricar muebles en el país.



Ya el sindicato había rechazado la resolución 134, a la que consideraba abusiva por atentar contra los empleos del sector.



 




En esta nota