PERIODISMO

Conozca al ganador del VI Premio Nacional de Crónica Periodística


Con un trabajo sobre Palmasola, el periodista Luis Fernando Soria resultó el vencedor de la sexta versión del premio, que otorga EL DEBER. Sergio de la Zerda obtuvo una mención honorífica


Soria tiene 39 años y forma parte del equipo de Seguridad de EL DEBER
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/05/2019

El VI Premio Nacional de Crónica Periodística Pedro Rivero Mercado ya tiene un ganador. Luis Fernando Soria Sejas, cruceño, de 39 años, es el autor de La esencia de la tiranía, un texto de 34.000 caracteres inspirado en Palmasola, el centro penitenciario de Santa Cruz de la Sierra.

El trabajo del periodista, que forma parte del área de Seguridad de EL DEBER, llenó los ojos de Roberto Navia, Fadrique Iglesias y Jhonnatan Tórrez, el jurado calificador de esta versión del premio, que ha valorado la “destreza narrativa y evidente investigación que revela una realidad, la de la cárcel de Palmasola, tremendamente dura y cruel, muy de actualidad en un contexto particularmente delicado en torno al tema de la degradación de la justicia boliviana y latinoamericana”.

Soria vivió bien de cerca toda la intervención a la cárcel, que ocurrió en marzo de 2018, porque le tocó la cobertura de este hecho, como también el constante destape de informaciones que eran vox populi, pero que no se podían comprobar, las cuales fue conociendo a través del testimonio de la gente que fue parte de estas historias.



“Me pareció algo realmente terrorífico, pavoroso, todo lo que se vivía ahí. El hecho de que, en nuestra sociedad, entre otras cosas, asumimos que es normal que asalten, planifiquen robos, atracos, violaciones en la cárcel. Hasta que viene alguien de afuera y escribe o hace un reportaje sobre esta realidad y por ahí nos sorprendemos por esa mirada, pero luego de un tiempo todo vuelve a lo mismo. A esa normalidad asumida”, explica el periodista, que participó del concurso con el seudónimo Máquina Vieja y se hace acreedor de 2.000 dólares americanos.

 

El jurado también ha decidido entregar una mención especial al texto La doble vida (aérea) de Erwin Tumiri, cuyo autor se presentó con el seudónimo Campeao. El trabajo corresponde al periodista cochabambino Sergio de la Zerda Veizaga. El jurado valora que se trata de una crónica que pone sus ojos en uno de los pocos sobrevivientes del fatídico evento de la aerolínea Lamia en 2016: Erwin Tumiri, y a través de él revela detalles de lo que ocurrió antes, durante y después del accidente que conmocionó al mundo.

Navia, Iglesias y Tórrez destacan también la elección de temas, la disposición por la búsqueda de todos los participantes en esta versión del premio, “que es signo inequívoco que hay miradas frescas buscando contar Bolivia, sus rincones y su vida diaria”.

La obra ganadora y la mención honorífica serán publicados en una edición especial del suplemento Brújula de EL DEBER.





 




En esta nota