ESCENAS

Muere el escritor español Rafael Sánchez Ferlosio


Tenía 91 años y era considerado uno de los mejores representantes de la literatura social de la posguerra española. Obtuvo el premio Cervantes en 2004


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/04/2019

 Rafael Sánchez Ferlosio falleció hoy y la noticia ha conmocionado al mundo intelectual iberoamericano. El escritor era  uno de los mejores representantes de la literatura social de la posguerra española, corriente a la que contribuyo con "El Jarama", Premio Nadal en 1955, Sánchez Ferlosio fue también reconocido con el Cervantes (2004) y el Nacional de las Letras Españolas (2009).  


 Novelista y ensayista, Sánchez Ferlosio ingresó anoche en un hospital de la capital de España y esta mañana se conoció su deceso. Nació en Roma el 4 de diciembre de 1927, segundo de los tres hijos del falangista español Rafael Sánchez Mazas y de la italiana Lucia Ferlosio.


  Desarrolló además una intensa carrera periodística y fue colaborador de medios como los diarios españoles ABC y El País y de las revistas Cuadernos Hispanoamericanos y Revista de Occidente.




  Doctorado en Filosofía y Letras, entró en contacto en la universidad con escritores como Jesús Fernández Santos o Carmen Martín Gaite -con quien se casó en 1954- y juntos conformarían la Generación del 50.  


 "Lamentamos enormemente su pérdida y el hueco especial y particular, siempre inteligente, incisivo, alumbrador de su literatura y de su prosa", dijo en un comunicado el ministro español de Cultura, José Guirao, quien consideró a Sánchez Ferlosio un personaje único de la literatura española.

"El Jarama" (1955) lo consagró, pero renegó pronto del papel de literato para volcarse en el ensayo y convertirse en uno de los más importantes pensadores contemporáneos.


  Obsesionado con el lenguaje y su capacidad casi infinita de subordinarse, el don de la palabra constituía para Ferlosio el núcleo de la condición humana, y rastreó sin descanso sus orígenes, su gramática y sus huellas morales o ideológicas.




  



 




En esta nota