ESCENAS

Músicos locales, en emergencia por la llegada de artistas foráneos


Los artistas cruceños manifestaron su preocupación ante una agenda copada por espectáculos internacionales. Piden una ley que los proteja y reclaman porque consideran desproporcionadas las tasas de impuestos y el valor de los contratos


Una de las primeras acciones de protesta será en la retreta municipal del jueves
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/02/2019

Heridos de gravedad y con nulo apoyo de las autoridades encargadas de regular las normas para los espectáculos en la ciudad, así se declaran los músicos reunidos en la Federación de Artistas Unidos de Santa Cruz de la Sierra (Fedaucruz).

El titular de la institución, Guillermo Calabi, declaró que la situación se debe, principalmente, a la presencia de grupos musicales que llegan del exterior, cobran cifras exorbitantes y copan la agenda en fechas claves, como Navidad, Año Nuevo y Carnaval. Eso genera que los artistas locales tengan muy pocas posibilidades de conseguir contratos.

Otros aspectos a los que apuntan las quejas son la escasa supervisión a las visas de trabajo de estas agrupaciones, la suplantación de identidad de bandas ya disueltas, la evasión del pago de impuestos de los empresarios y el desconocimiento total sobre la cultura local.



Sobre este último punto, Franklin Trigo, presidente de la Asociación de Grupos Musicales (AGM), aseguró que ellos buscan llamar la atención de las autoridades y de los encargados de la organización de actividades carnavaleras, tomando en cuenta la producción local. Indicó que cada semana se producen entre 20 y 30 composiciones inéditas, a pesar del poco incentivo y espacio para difundirlas.

Por ello recalca que no se debe reclamar por la poca producción musical local, porque a pesar de las dificultades y la crisis lo siguen haciendo. Un tema que sigue siendo debatido por los contados espacios que tienen para difundir sus creaciones.

En la misma línea, Rafael Bustillos, titular de la Asociación de Músicos de Orquestas (AMO), dijo que la regularización servirá para sentar las bases de una ley de artistas que los proteja.

Trigo se refirió a este tema pidiendo actualizar la normativa sobre el porcentaje de música nacional que se difunde en los espectáculos culturales. “Hay empresarios que aprovechan la época carnavalera, una manifestación cultural de bajos impuestos, para no facturar”, remarcó.



El reclamo de los músicos se refiere también a las tasas impositivas que pagan los extranjeros para tener contratos en Bolivia. Haciendo una comparación, desvelaron que el pago por un mes de permanencia transitoria por objeto determinado en el país es de Bs 230, cuando en Colombia es $us 252, en Perú $us 315 y en Estados Unidos $us 1.200.

Todos los entrevistados consideraron que se trata de competencia desleal y desproporcionada, y que aunque ellos no están en contra de que estos grupos se presenten en Bolivia, quieren defender su derecho al trabajo y no ser discriminados e invadidos.

Hicieron notar que el visado de trabajo por tiempo determinado no es respetado y los artistas foráneos permanecen más tiempo en territorio nacional. Cuando en la normativa, la presentación de las tarifas, fechas y eventos de contrato debe ser el paso previo a cualquier solicitud.

Toma de acciones

Evaldo Antelo, presidente de la Asociación de Orquestas, indicó que lo que está en juego son los recursos de más de 10.000 músicos cruceños, cuyas familias viven exclusivamente de lo que genera su trabajo. La situación los llevó a declararse en estado de emergencia y a solicitar audiencia a las entidades municipales.



Su solicitud no ha obtenido respuesta, como tampoco la tuvo la presentación de cartas, en las que exponen la problemática y reclaman ser considerados para las retretas municipales, lugar donde el jueves harán una protesta ante las autoridades.

Rosario Schamisseddine, encargada de la Comisión de Cultura del Concejo cruceño, manifestó su total acuerdo con la posición de los artistas y aclaró que desde su repartición las peticiones han sido permanentes para la regularización. Llamó a los grupos a encontrar una época adecuada para sus reclamos, difundir la cultura regional y apoyar las acciones que se tomen.