SOCIEDAD

2,6 millones de pacientes mueren al año por daños que pudieron evitarse


Hasta cuatro de cada 10 pacientes sufren daños que pueden ser evitados en los entornos de la atención médica primaria


En La Paz, familiares de pacientes víctimas de supuesta mala práxis médica protestaron en agosto. Foto: APG NOTICIAS
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/09/2019

Cada año millones de pacientes sufren daños a causa de una atención sanitaria poco segura, con un saldo de 2,6 millones de muertes anuales tan solo en los países de ingresos bajos y medianos, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgado con ocasión del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, que a partir de este año se conmemorará cada 17 de septiembre.

La mayoría de estas muertes pueden evitarse. Las consecuencias personales, sociales y económicas de los daños que afectan a los pacientes dan lugar a pérdidas de billones de dólares en todo el mundo, indica el informe de la OMS. “Nadie debería sufrir daños mientras recibe atención sanitaria. Pese a ello, en todo el mundo mueren al menos cinco pacientes cada minuto debido a una atención poco segura”, señaló el director general del organismo mundial, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Necesitamos una cultura de la seguridad que promueva el contacto cercano con los pacientes, les aliente a notificar los errores para aprender de ellos, y cree un ambiente en que los profesionales de la salud no se sientan culpabilizados y en que se les ofrezcan los medios y la capacitación para reducir los errores”, añade.



Según la OMS, cuatro de cada 10 pacientes sufren daños en la atención primaria de salud y los servicios ambulatorios. Los errores más perjudiciales están relacionados con el diagnóstico y la prescripción, y uso de medicamentos.

De acuerdo con la OMS, solo los errores relacionados con una prescripción errónea de medicamentos le cuestan a los sistemas sanitarios de todo el mundo $us 42.000 millones.

Los procedimientos quirúrgicos poco seguros provocan complicaciones en hasta un 25% de los pacientes, lo que desemboca en 1 millón de muertes anuales durante las intervenciones quirúrgicas, o inmediatamente después.

La OMS insta a los países y los asociados de todo el mundo a que tomen medidas urgentes para reducir los daños a los pacientes en la atención de salud, pues las inversiones en la mejora de la seguridad del paciente pueden conllevar ahorros económicos.



La clave para mejorar la seguridad de la atención de salud es el fomento de la participación de los pacientes. Así se puede reducir la carga de daños hasta un 15%.

La primera celebración del Día Mundial para la Seguridad de los Pacientes se hizo ayer, iluminando en color naranja varios monumentos e instalaciones sanitarias del planeta.

El objetivo de la campaña ayudará a sensibilizar a las personas a ser más conscientes y participar en su propia atención de salud y autocuidado, y concienciarlos sobre la necesidad de formular políticas en materia de seguridad del paciente, fomentar una cultura de trabajo y liderazgo. El slogan elegido para la celebración de este año es: “¡Alcemos la voz por la seguridad del paciente!”.



 




En esta nota