EXTRA

El churrasco, pasión y tradición cruceña


Carnes a la parrilla. El talento para los sabores nació en los juntes fraternos, pero en tiempos modernos adquirió poder e influencia en las redes sociales; de hobby pasó a ser profesión que lleva a algunos por el mundo, les da popularidad y también ingresos


Juan Manuel D’Arruda. Tiene su cuenta Cocinas de fuego en ‘face’
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

26/08/2019

Fotos: Chef Diego Molina en Bolivia, Gabriel Vásquez, Paúl Méndez

Camba que se respeta come churrasco por lo menos dos veces por semana”, es el buenhumorado lema de los Reyes de la parrilla, cuatro amigos que desde hace poco más de un mes aspiran a ser influenciadores en redes sociales.

Alejandro Landívar, Marcelo Vaca Díez, Érika Cronenbold y Luis Fernando Ibáñez empezaron a compartir en Facebook, Instagram y YouTube algunas recetas para preparar la comida más cotizada en los jueves de ‘frater’, o en otras celebraciones de espíritu relajado, pero íntimo, la carne asada.



La cercanía del mes de Santa Cruz es oportuna para repensar este ritual que, con los años, se ha ido sofisticando. Los que eran simples ‘churrasqueros’ que ponían carne a la parrilla con buenos resultados por cuestiones de talento, hoy son casi ‘científicos’ y emprendedores de la carne, influyentes en distintas plataformas que dan recomendaciones, estudian y salen del país para especializarse o para compartir lo que saben.

En el caso de los Reyes de la parrilla, en solo un mes tienen casi 1.300 seguidores. Los impulsores decidieron que la misma pasión, la carne asada, y sus saberes, Alejandro es fotógrafo y productor, Marcelo es chef parrillero, y Luis Fernando es dueño de RodestBeef, empresa de carne madurada y al vacío, eran la mezcla perfecta. Abrieron sus cuentas y van creciendo a paso seguro.

SCZ Channel es otro de los sitios especializados en el tema, lleva más de un año de presencia en Facebook, pero hace tres meses que los creadores, Hugo Cabrera (productor), Alberto Pareja (administrador) y Jorge Sapag (contador) modificaron los contenidos, un tercio de ellos tiene que ver con sugerencias semanales a la hora de preparar carnes, enmarcadas en el sector A la f@ck con la dieta, que pega por su estilo descontraído y siempre relacionado con alguna escena de Los Simpson.

Les ha ido bien, tienen asegurado trabajo con al menos cinco marcas del ámbito gastronómico por algunos meses.



SCZ Channel tiene más de 80 mil ‘likes’ y 103 mil seguidores. “Cuando sacamos el chancho a la caja china tuvimos más de 700 mil vistas, orgánicas, sin poner dinero, pero sacando un promedio creo que llega a 150 mil vistas cada video, o sea que el tema de churrasco tiene un mercado, a la gente le gusta y lo comparte”, dice Hugo, mientras graba la producción que publicará la próxima semana, en compañía de un grupo de amigos.

Precisamente, la iniciativa empezó con el ánimo de que los juntes con carne a la parrilla le salgan gratis, como indiscutibles fanáticos de esta tradición cruceña.

Diego Molina es otro de los que tiene algo que decir en las redes sociales, desde su cuenta en Facebook y en YouTube, pero también desde los canales de televisión, a los que es invitado a menudo.

Es docente de culinaria en Infocal, está abriendo un negocio de clases de cocina y de venta de sándwiches y comida rápida. Como buen argentino, su talento para carnes a la parrilla es casi legado sanguíneo, tuvo un sector en TV que se llamaba Todo a la parrilla, y en Argentina su restaurante Fuegos de Yala deleitaba con platos a la leña, a la parrilla, en horno de barro, a la cruz, etc. Ahora saca provecho a sus redes sociales para compartir recetas y también para mostrar el fruto de sus cursos. Ya tiene casi 7 mil seguidores.

En El Congo. Paúl Méndez actualmente trabaja en la capital, Kinshasa
Experto. Diego Moli - na también comparte sus conocimientos en las plata - formas
Reyes de la parrilla. Alejandro Landívar, Marcelo Vacadiez y Luis F. Ibáñez tienen su página en Facebook y quieren que los ‘chambones’ de la cocina se conviertan en expertos

Juan Manuel D’Arruda, además de dueño de D15, un restaurante especializado en pizzas, matambre de cerdo a la parrilla y pastas caseras, es docente de gastronomía en IGA, donde se formó como chef, es creador de la empresa de catering Cocinas de fuego, y desde hace cinco años es influencer, con casi 10.500 seguidores en Facebook, donde comparte recetas, tips y adelanta los cursos que dictará. “Ahora Bolivia no tiene nada que envidiar a los vecinos respecto a la carne, las cabañas han invertido mucho en genética, haciendo que la carne boliviana sea de muy buena calidad, llegando al punto de exportar tanto la genética como la misma carne”, dice.



Paúl Méndez es un camireño de pura cepa que ahora tiene a Kinshasa, la capital de El Congo Democrático, como su hogar. Se fue en mayo de este año, contratado para trabajar en su restaurante, uno de los pocos que ofrece carnes a la parrilla en ese país africano. Dejó su trabajo en un banco por un monto que cuadruplicaba su salario.

Estudió Ingeniería en Telecomunicaciones, pero aprendió el oficio de su padre, el churrasquero oficial de los juntes entre amigos; sin embargo, el alumno superó al mentor, con algunos amigos, Paúl formó la Asociación de Asadores a la Estaca de Bolivia, que lo ha llevado por varios países, una de sus últimas aventuras fue en Brasil, donde participó como invitado en el Día del Trabajador de Cascavel, en el oeste de Paraná.

Fue uno de los 1.500 cocineros que preparó carnes a la parrilla para 35.000 personas; en el evento se usaron 70 toneladas de madera, y 17 de carne.

Con eso rompió su propio récord, pero además quedó en carrera como posible récord guinness, se está a la espera de una confirmación de parte de ese organismo. antes, ya Paúl había atendido a grandes grupos de personas, preparó, por ejemplo, churrasco para 1.200 invitados en el corso, y también ha cocinado en provincias y para autoridades del departamento y el municipio. Ahora, en El Congo, prepara 900 platos al mes, ya aprendió a preparar liebre y castor, y está por experimentar lagarto a la cruz o a la parrilla.

Aún no abre cuenta para compartir lo que sabe, “no estoy en las plataformas porque me faltaba tiempo, cuando estaba en Bolivia trabajaba en el banco y los fines de semana cocinaba, y no quería decir no a los clientes para que no dejen de llamarme. con la cocina uno termina cansado, pero satisfecho de que digan ‘quedó espectacular’.

Me gusta mucho atender a la gente, preguntarles su opinión sobre la comida, y además soy guitarrero”, aclara. Para Paúl, los parrilleros bolivianos no tienen nada que envidiar a los extranjeros, su prueba fueron los eventos a escala grande, pero también sus actuales comensales en El Congo. “Van artistas, ministros y candidatos, ellos son la referencia, los que enseñan a mejorar. Esto es una carrera, para hacer buenos churrascos hay que tener el don, la mano, tiene que gustarle a uno hacer esto”, asegura.

“El cruceño es ameno, es alegre, jovial, amable y hospitalario, todo eso se ve reflejado en cada hogar cuando se prepara un churrasco, comida que es sinónimo de fraternidad”, justifica Alejandro Landívar, de Reyes de la parrilla, sobre la relevancia de la cultura de la carne a la parrilla.

“Para mí, el churrasco va más allá de la comida, del hecho de saborear, es el momento de compartir, y mientras más tiempo toma la carne, más tema de charla hay.

Entre la gente que hace estos churrascos se levanta la competencia de quién hace las mejores carnes, lo he visto en muchas comparsas y ‘frater’. Mientras más cosas complicadas hacés, más te aplauden los amigos, eso genera la curiosidad, además, a mí me gusta crear contenidos propios y hablar sobre lo que sé”, dice Hugo Cabrera, de SCZ Channel, que hace grabaciones asesorado por un chef y por los personajes de Los Simpson.



 




En esta nota