SOCIEDAD

Hogar lanza un SOS para seguir atendiendo a chicos con discapacidad mental


Un paro de trabajadores, que reclaman el pago de cinco meses de salario, reavivó el problema económico del centro que subsiste gracias a la caridad. La administración se comprometió a vender un terreno para saldar la deuda con sus empleados


Teresa Piri y Susana Sito brindan una esmerada atención a los pacientes. RICARDO MONTERO
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/05/2019

Un inédito paro llevado a cabo el lunes 20 de mayo por los trabajadores impagos del Hogar Teresa de los Andes, en Cotoca, puso de manifiesto nuevamente la precaria situación económica que atraviesa el centro privado que atiende de manera gratuita a 107 niños, adolescentes, jóvenes y adultos (mujeres y hombres) con discapacidad física y mental.

La situación es crítica, pues la administración debe cinco meses de salarios a 89 empleados, la mayoría mujeres, por lo que el sindicato de trabajadores decidió parar 12 horas, con el cierre del recinto, y consiguió que la dirección se comprometiera a vender un terreno para ponerse al día en el pago de los sueldos.

La medida se levantó luego de la mediación de la Dirección del Trabajo y de la Central Obrera Departamental. Se firmó un acta que debe ser notariada el próximo martes, cuando llegue el director general del centro, el religioso Fausto Salamanca (Fraternidad de la Divina Providencia), quien está de viaje en Colombia.



La huelga causa un cisma

Ante la incómoda situación, Ludwing Esparza (director interino) lanzó un desesperado llamado al Gobierno central, implorando ayuda para garantizar un presupuesto sostenible en favor de estas personas que necesitan de una esmerada atención a diario.

“Estamos luchando para llegar al Gobierno central en busca de apoyo, porque en este momento no tenemos la manera de resolver esto”, manifestó el hermano Ludwing, quien se declaró molesto por la actitud de las trabajadoras que cerraron con cadenas las puertas de acceso al hogar, lo cual atentó contra la vida de los internos, pues se vieron privados de la atención e incluso los que tenían citas médicas, no pudieron salir por la intransigencia de las huelguistas.

Elizabeth Chuvirú, secretaria de Hacienda del sindicato, explicó que el paro fue un mandato de las bases, que creen que la administración del hogar genera el dinero para cubrir los sueldos devengados, pero no paga por una estrategia para cansar a las trabajadoras, algunas de las cuales han renunciado en busca de un sustento económico más seguro.



Chuvirú señaló que también les molesta la presencia del sindicato que, desde su creación en 2014, ha hecho valer sus derechos laborales. “Antes nos explotaban con 12 horas de trabajo y nos agredían sicológicamente. Desde la existencia del sindicato hay más respeto”, indicó Elizabeth, quien negó que se hubiera cerrado el centro con cadenas.

Números en rojo

Teresa de los Andes tiene que cubrir una planilla mensual de Bs 250.000; requiere de otros Bs 250.000 para la manutención de los pacientes, además de cerca de Bs 20.000 en servicios básicos.

De las 107 personas que reciben atención en el hogar, 55 son mujeres y 52 varones, la menor de 10 años y el mayor de 55 años. Un 90% ha sido abandonado por sus familiares

“Tenemos personas de cuatro departamentos. Sus familias las dejaron y no volvieron. Aquí hay historias inverosímiles, como una de hace años, cuando alguien nos dejó por la barda, con un par de cuerdas, a un niño con discapacidad mental; a raíz de eso, para asuntos legales, muchos llevan el apellido de los religiosos, de algunas trabajadoras y otros apellidan De Los Andes”, dijo la trabajadora social, Ruby García, quien indicó que ya no se reciben más pacientes por falta de condiciones para atenderlos.



Duberty Soleto Director de Políticas Sociales de la Gobernación, señaló que intercedió el día de la huelga para garantizar la atención de los chicos del único centro referente a escala nacional que atiende a este tipo de personas.

Explicó que la Gobernación destina un presupuesto anual de más de Bs 1 millón para el hogar Teresa de Los Andes en diferentes becas e ítems, pero admite que no es suficiente. “Estamos trabajando para solucionar el desfase económico. Los tres niveles de Estado tienen competencias, pero el gobierno central no ha dado ni un ítem”, dijo Soleto.



 




En esta nota