REVISTA EXTRA

Las tabletas ponen a la juguetería Toys ‘R’ Us contra las cuerdas


Hábitos. La mayor cadena de jugueterías cierra locales, pese a que se declaró en bancarrota. Los niños en EEUU pasan al menos dos horas diarias delante de pantallas, el triple que hace cuatro años

Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/02/2018

Cinco meses después de haberse declarado en bancarrota, Toys 'R' Us anunció el cierre de 182 jugueterías, acuciada por los cambios en los hábitos de consumo de los niños, cada vez más volcados en las tabletas y menos cautivados por los juguetes tradicionales.


Cuando inició el proceso de bancarrota, la empresa expresó su deseo de mantener abiertas sus 1.600 tiendas, pero finalmente optó por clausurar el 20%. Los cierres se suman a los que arrastra desde hace años, algunos de ellos muy emblemáticos.


En 2015, el emporio juguetero se vio obligado a clausurar su gigantesco local en Times Square, incapaz de pagar el alto alquiler en Broadway, y ese mismo año cerró la juguetería más icónica de Nueva York, FAO Schwarz, que Toys 'R' Us compró en 2009.


De nuevo, el precio del alquiler fue el principal escollo, y es que General Motors, propietaria del local, impuso una renta imposible de asumir para la juguetería, que fue sustituida al poco tiempo por una tienda de Apple. Fue la perfecta metáfora del momento que vive la industria del juguete, acechada por la electrónica.


Yael Kropsky, que vive con su hija de 8 años en Brooklyn, explicó que hace tiempo que no va a una juguetería, ya que suele comprar sus regalos en Amazon.


Toys 'R' Us es una compañía privada, lo que impide rastrear sus vaivenes económicos, pero algunos de sus mayores accionistas, también gigantes de la industria juguetera, cotizan en bolsa y con cifras nada alentadoras.


Naomi Moskowitz, madre de cuatro niños de entre 6 y 12 años, confiesa que intenta evitar las jugueterías porque sus hijos se ponen “muy pesados” y “quieren arrasar con la tienda”, y por eso se decanta por comprar en internet.


En 2017, un estudio de Common Sense Media alertó de que los niños menores de 9 años pasan más de dos horas al día delante de las pantallas, el triple que hace cuatro años. Una encuesta de National Trust reveló que los niños invierten la mitad del tiempo que sus padres en jugar al aire libre.

 

Los datos

Alquileres. La caída en ventas ha hecho que Toys ‘R’ Us cierre algunas de sus tiendas más icónicas, ante la dificultad de pagar alquileres de grandes espacios en locales de Nueva York.

Mercado. El cambio de hábitos de juego de los niños también afecta directamente a los proveedores de la juguetería. Mattel, fabricante de las muñecas Barbie, perdió 20% de su valos en la bolsa en un año, y Mattel perdió 10% en seis meses.



 




En esta nota