TENDENCIAS

Rusa muere tras ser embalsamada por error en el quirófano


A Ekaterina Fedyaeva, de 28 años, debían realizarle una operación sencilla de extirpación de quistes. Pero el personal médico se equivocó inyentándole una sustancia letal


Foto referencial
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/04/2018

A Ekaterina Fedyaeva, una joven rusa de 28 años, le tenían que realizar una operación simple: tenía quistes en los ovarios que debían retirar.

El procedimiento consistía en una operación laparoscopia para extirparlos. Sin embargo, durante su operación en el hospital de la ciudad de Ulyanovsk, al oeste de Rusia, hubo un fallo y en vez de administrar solución salina, los médicos le inyectaron en su abdomen formalina, que contiene formadehído, señala Play Ground.

 

Es la sustancia se usa para embalsamar a los cadáveres. "Mamá, me estoy muriendo", le dijo Fedyaeva a su madre, pero ésta creyó que lo decía por los dolores después de la cirugía.

 

Antes, en la sala de quirófano, tras darse cuenta del error, el equipo médico se había puesto a lavar la cavidad abdominal. Sin éxito. Fedyaeva tuvo que ser más tarde inducida en coma y ser trasladada a un hospital de Moscú donde intentaron salvarle la vida. Al final murió de un fallo multiorgánico.

 



 




En esta nota