MUNDO

Apagón mortal: dos personas mueren en un hospital de Caracas


Al menos dos personas murieron tras un corte de luz en un centro de salud de la capital de Venezuela, donde ya se había alertado de las carencias
 


Imagen del Hospital Universitario de Caracas, durante un apagón en julio de 2018. Foto: El País / FP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/01/2019

Un apagón en el Hospital Clínico Universitario de Caracas (Venezuela) provocó la muerte de al menos dos pacientes, el pasado sábado.

El cuerpo de Eduan Pérez, uno de los fallecidos, permaneció cuatro días en la morgue del centro de salud.

“Los directores no querían entregar el cadáver, era lo único que pedíamos y no lo hacían porque querían asegurarse de que el expediente forense indicara que murió por causas naturales y no por el corte eléctrico”, asegura la hermana citada por el diario El País.



La historia conmocionó a los venezolanos, en unas horas en las que las miradas estaban puestas en el controvertido inicio del segundo mandato de Nicolás Maduro, no reconocido como presidente de Venezuela por la oposición y parte de la comunidad internacional.

El suceso devino en un conflicto político. Maduro acusó a la oposición de “terroristas” en su comparecencia ante la Asamblea Constituyente. “Sabotearon los sistemas de recarga y carga eléctrico, los desprendieron y se lo llevaron para crear un show en los medios de comunicación social”, denunció según el mismo medio.

El Sindicato de Trabajadores de Hospitales de Caracas había advertido hace meses de la necesidad de reparar las plantas de energía.

Su representante, Mauro Zambrano, indica que la situación no puede ser peor. “En el hospital deberían operar 1.200 camas y solo son usadas 250 por fallas en el resto. Los dormitorios están deteriorados. De 12 quirófanos solo funciona uno. Muchos aparatos están dañados, no se hacen rayos X o tomografías, tampoco resonancias magnéticas. Eso no es nuevo, tiene años así. Lo denunciamos, lo mismo que las fallas en las plantas de energía, pero nadie atendió”, agrega.



Tras el suceso, el Gobierno ha destituido al director del hospital, José Fernando Alvarado, al subdirector, Pablo Castillo y otros gerentes. Además, ha creado una junta para esclarecer lo sucedido en el centro de salud.