MUNDO

Asesinan a periodista que investigó corrupción en el fútbol de Ghana


Su nombre era Ahmed Husein, de 34 años. Formaba parte de un equipo de reporteros infiltrados que publicó un escándalo de corrupción y de partidos amañados


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/01/2019

El periodista de investigación ghanés Ahmed Hussein-Suale, que formó parte del equipo del documental que sacó a la luz el pasado junio un gran escándalo de corrupción en la Asociación de Fútbol de Ghana (GFA), ha sido asesinado a tiros, según reportaron hoy medios locales.

El periodista fue disparado tres veces -dos en el pecho y una en el cuello- por hombres sin identificar que viajaban en moto ayer por la noche cuando volvía a su casa de la capital ghanesa, Accra.

Así lo confirmó a medios locales Anas Aremeyaw Anas ("Tiger Eye"), periodista que nunca ha revelado su cara y que está detrás del documental "Number 12", que denunció que el ya expresidente de la GFA Kwesi Nyantakyi usaba el nombre del jefe de Estado ghanés, Nana Akufo-Addo, para conseguir favores e inversiones privadas.



"Le dispararon y lo mataron, no le robaron nada", dijo otro miembro de este equipo de investigación al diario local Guardian.

"Number 12", estrenado en junio, incluye un vídeo en el que Nyantakyi estaría recogiendo 65.000 dólares de "inversores" para que les facilitase contratos de carreteras con la presidencia y vicepresidencia de Ghana.

La Asociación de Periodistas de Ghana (GJA) se mostró hoy conmocionada por lo sucedido y su presidente, Roland Affail Monney, dijo que era un ataque "a todos los periodistas y al periodismo en particular", en declaraciones al diario Graphic.

Asimismo, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) remarcó en su cuenta de Twitter que "las autoridades en Ghana deberían investigar de forma inmediata la muerte del periodista" y "asegurar que las amenazas contra la prensa se toman en serio" 



Después de salir a la luz el documental, el Gobierno de Ghana ordenó disolver la GFA y suspender la actividad futbolística en el país, además de provocar la dimisión de Nyantakyi tanto de sus funciones en la GFA como en la Unión de Fútbol de África Occidental (WAFU, en inglés).

El expresidente también fue suspendido de por vida de todas las actividades relacionadas con el fútbol a nivel nacional e internacional. 



 




En esta nota