SANTA CRUZ

Bolivia está presente en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá


Dentro de las actividades de la JMJ se tiene prevista la participación del papa Francisco en el Vía Crucis que se desarrollará esta noche con la presencia de miles de fieles llegados de diversas partes del mundo


La delegación participa de manera activa en Panamá. (Foto: Marianela Campero)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/01/2019

Una delegación boliviana integrada por 55 peregrinos, participa de manera activa de las actividades de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizan en Panamá. Este viernes estarán en el Vía Crucis que será presidido por el papa Francisco y en el que estarán también chicos de todo el mundo.

En la ceremonia se utiliza la misma cruz que recorre el mundo desde que Juan Pablo II creó la JMJ hace casi 30 años. Allí también estarán los nacionales que ahora son hospedados por familias que forman parte de la Capilla Medalla Milagrosa de la Parroquia San Nicolás de Bari en Panamá Oeste.

La delegación participó ayer de la Catequesis de habla hispana impartida por Monseñor Stanislaw Dowlaszewicz, Obispo de los jóvenes de Bolivia ���� (video adjunto) donde compartieron con jóvenes de Costa Rica, Nicaragua, Colombia, México, Estados Unidos y Bolivia.



El sábado, luego de una misa en la Catedral Santa María la Antigua, se tiene programado un almuerzo entre los jóvenes participantes y por la noche habrá una vigilia al aire libre en el Campo San Juan Pablo II, un complejo muy cercano al mar Pacífico que puede albergar a 700.000 personas.

El papa Francisco confesará a varios menores presos

Durante la jornada más emotiva de la visita que realiza el papa a Panamá, se incluye lo que se llama una liturgia penitencial, es decir un momento para la confesión en una cárcel, localizada al noroeste de la capital panameña y que aloja a unos 192 detenidos.

Ninguno de los reclusos de este centro, inaugurado en 2012, ha visto a un pontífice en su país, ya que el último que pasó por el país centroamericano fue Juan Pablo II en 1983.



Los reclusos prepararon diversas actividades para recibir al pontífice y le ofrecerán varios regalos como cuadros y objetos de artesanía.

El papa escuchará el testimonio de un joven detenido y pronunciará una homilía en ese especial recinto, un gesto para defender el derecho a la persona a reintegrarse, a tener otra oportunidad, uno de los temas centrales de su pontificado.



 




En esta nota