BOLIVIA

Ecuador decreta toque de queda nocturno y Correa pide convocar elecciones


El exmandatario rechazó estar detrás de las protestas en Ecuador que ya han cobrado la vida de dos personas. Dijo que se presentaría a las elecciones si se las convoca.  La ONU y la Iglesia Católica se ofrecieron como mediadores 


El exmandatario ecuatoriano, Rafael Correa habló en Bélgica de la crisis que vive su país. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

09/10/2019

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa rechazó las acusaciones de golpismo por las protestas en su país y pidió al presidente, Lenín Moreno, convocar elecciones en las que afirmó que se presentaría como candidato "si fuera necesario".

"Si hay elecciones me presentaría si fuera necesario. Me inhabilitaron para ser presidente, pero de vicepresidente para abajo" podría ocupar un cargo, dijo Correa en una rueda de prensa convocada en el Parlamento Europeo.

Sin embargo, las actuales autoridades en Ecuador "se inventarán cualquier cosa para no dejarme participar", añadió.



El exmandatario, que reside en Bélgica, recordó que durante el Gobierno de Moreno le han abierto "sin pruebas" más causas judiciales que "a Al Capone, Pinochet y el Chapo Guzmán juntos", y que si regresa a su país será encarcelado.

"Que me metan preso, pero que me dejen inscribirme. No, me van a meter preso primero y no me van a dejar inscribirme", lamentó.

Sobre una posible participación electoral, dijo no estar "seguro de que ganaría", aunque consideró que tiene "confianza en el pueblo ecuatoriano".

Correa rechazó las acusaciones de que está detrás de las marchas indígenas y las protestas en contra de las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, entre ellas la eliminación del subsidio a los combustibles.



Dos muertos

Ayer, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu) informó de un segundo muerto a causa de las protestas en Ecuador. La víctima, Marco Oto, de 26 años, cayó de un puente y fue trasladado a un hospital donde se produjo el deceso.

Se ofrecen como mediadores

La ministra de Gobierno, María Paula Romo informó que las Naciones Unidades y la Iglesia Católica se ofrecieron como mediadores de la crisis social que se desató en Ecuador, por un alza del precio de combustibles

El mandatario ha decretado el estado de excepción para que las Fuerzas Armadas asuman en las calles el rol de restablecer el orden, trasladó la sede del gobierno de Quito al puerto de Guayaquil (suroeste) y restringió derechos como el tránsito nocturno alrededor de las sedes públicas.

La crisis en Ecuador se inició la semana pasada, cuando el presidente Lenín Moreno anunció ajustes económicos, entre los que figuraba el fin del subsidio a la gasolina, medida que el mandatario ha asegurado que no revocará pues asegura que dichos subsidios afectan negativamente a la economía nacional y cuestan 60.000 millones de dólares al Estado.

La crisis en Ecuador se desató debido a los ajustes económicos que afectaron la subvención de los combustibles. Foto: AFP




 




En esta nota