MUNDO

El papa anima a Duque a ser 'las manos' que unan a Colombia


El pontífice, hizo esta recomendación durante el tradicional intercambio de regalos, cuando entregó a Duque un medallón que representa un árbol de olivo

Duque también regaló al papa una hamaca. Foto AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/10/2018

El papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano al presidente de Colombia, Iván Duque, a quien animó a trabajar por la concordia y la unidad de su país y a ser "las manos" que solucionen "la veta tan dura" que dejó el conflicto.

El pontífice, hizo esta recomendación durante el tradicional intercambio de regalos, cuando entregó a Duque un medallón que representa un árbol de olivo "con dos ramas que van uniendo lo que está separado", según explicó.

"Deseo que sus dos manos sean como estas dos ramas, que unan Colombia y solucionen esta veta tan dura que fueron los cincuenta años...", indicó Francisco, en referencia al conflicto armado.



El papa se puso unas gafas para leer la inscripción del medallón y reiteró: "Buscar lo que une y superar lo que divide", a lo que Duque respondió: "Este es el mensaje que siempre he tratado de transmitir, concretamente que se busque lo que une y no lo que nos divide, significa mucho para mi", afirmó.

A lo que Francisco apuntó: "Por eso lo elegí".

Duque obsequió al pontífice con un cuadro con una dedicatoria del futbolista James Rodríguez -"Con cariño, James" y el número 10-, realizado por la fundación de este con niños, así como una camiseta de este jugador en la Selección colombiana.

"Se la manda James con mucho cariño", indicó Duque.



Otros regalos fueron una Sagrada Familia hecha a mano con sal de la mina de Zipaquirá, un libro de la basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, y otro sobre la biodiversidad amazónica.

Duque también regaló al papa una hamaca y le dijo: "sabemos que tiene poco tiempo para descansar", a lo que Francisco respondió: "para hacerme la siesta", provocando la risa de los asistentes.

Y por último le dio también una caja con cuatro paquetes de café "de gran calidad" y que representa "la transformación productiva" del país, a lo que el papa apuntó: "para hacer un buen tinto".



 




En esta nota