MUNDO

El periodista saudí fue descuartizado vivo


Un comando proveniente de Riad perpetró el asesinato de Jamal Khashoggi, un comunicador crítico del régimen monárquico saudí


Mike Pompeo aseguró que el Gobierno de Trump no protege a Riad
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/10/2018

El periodista saudí Jamal Khashoggi fue torturado y descuartizado vivo antes de ser decapitado en el consulado de Arabia Saudí en Estambul (Turquía), afirmó el periódico Yeni Safak, que cita una grabación sonora de los hechos.

Khashoggi, crítico con el régimen saudí, acudió al consulado el 2 de octubre con el fin de realizar unos trámites administrativos para su boda. Desde entonces no se tienen noticias de él.

El diario Yeni Safak afirma haber tenido acceso a grabaciones sonoras y sostiene que Khashoggi fue torturado durante un interrogatorio y que los agentes saudíes le cortaron los dedos.

Fue “decapitado”, según el diario progubernamental, que no precisa cómo accedió a las grabaciones.

Las autoridades turcas acusan a Riad de haber ordenado asesinar al periodista a manos de un equipo enviado al lugar. Los saudíes lo desmienten.

Antes, el Washington Post, para el que escribía Khashoggi, informó de la existencia de grabaciones sonoras y de video que prueban que el periodista fue “interrogado, torturado y asesinado” en el interior del consulado.

Es la primera vez que un medio de comunicación turco afirma haber accedido a estas grabaciones.

Según Yeni Safak, el cónsul saudí Mohammad Al Otaibi dice en una de las grabaciones: “Hagan esto fuera, me van a causar problemas”. Un individuo no identificado le contesta: “Si quieres vivir cuando vuelvas a Arabia cállate”. Al Otaibi se fue de Estambul el martes.

Un médico forense, identificado como Salah al-Tubaigy y que formaba parte de la quincena de saudíes enviados por Riad a Estambul, comenzó a cortar el cuerpo de Khashoggi todavía vivo, según la fuente de Middle East Eye.

Mientras lo hacía Tubaigy se puso a escuchar música a través auriculares.