BUENOS AIRES

Alcalde de Buenos Aires propone cárcel para quien agreda a la Policía


El jefe de Gobierno de la capital argentina propuso que se instale la pena de prisión para aquellos individuos que durante cualquier concentración arrojen elementos contundentes o inflamables contra los agentes 

En Buenos Aires propusieron una reforma del Código Penal argentino | Foto: Archivo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/03/2018

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, propuso el martes para una futura reforma del Código Penal argentino que se implementen penas de prisión a las personas que agredan a la Policía en manifestaciones, así como que sea un agravante el uso de motocicletas en robos callejeros.

Según informaron fuentes oficiales, en el marco de la ronda de consultas que la Comisión de Reforma del Código Penal, liderada por el ministro de Justicia argentino, Germán Garavano, Rodríguez Larreta propuso estas medidas para aumentar la seguridad, como indicó el Gobierno de la Ciudad en un comunicado.

El jefe de Gobierno de la capital argentina propuso que se instale la pena de prisión para aquellos individuos que durante cualquier concentración arrojen elementos contundentes o inflamables que puedan provocar la muerte o atentar contra la integridad física del personal policial y de seguridad.

La otra propuesta transmitida por Larreta es establecer como agravante en un delito de robo callejero el uso de motocicletas, debido al incremento en el último año de este tipo de acto delictivo por los denominados "motochorros".

Según informaron a Efe desde el Ministerio de Justicia, sobre el total de robos en el segundo semestre de 2017, los hurtos sin violencia representan el 28%, los robos con violencia y con arma el 27%, y los robos a viviendas y de automóviles el 6%.

La mayoría de estos delitos se cometen con armas y el 15% de los robos se realizan con motocicletas, indistintamente de si se utiliza o no arma.

En el actual código penal no es un agravante el hecho de que el delito se lleve a cabo con la ayuda de una motocicleta, sin embargo, Larreta consideró entre sus propuestas la importancia de este factor para incrementar su capacidad ofensiva durante los robos y no ser indentificados por las víctimas.

El pasado diciembre, el Gobierno de Buenos Aires presentó un mapa interactivo del delito, en el que publicaron que, solo en junio del pasado año, se realizaron 4.576 denuncias por robo con violencia en la capital y 1.706 por hurto sin violencia.

La reunión contó con la presencia de la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, y de diferentes actores de la vida pública como fiscales, abogados y especialistas en el Código Civil.
 



 




En esta nota