MUNDO

Santiago de Chile, bajo alerta ambiental por calidad del aire


Las condiciones de ventilación serán adversas hasta el sábado, indicaron las autoridades. También hay restricción para la circulación de vehículos


(Foto: El Nuevo Día)
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/05/2019

La Intendencia (Gobernación) de Santiago de Chile decretó para este jueves la primera alerta ambiental del año debido a las malas condiciones de ventilación de la ciudad, de algo más de 7 millones de habitantes, informaron fuentes oficiales.

La medida tiene por objeto cuidar la salud de la ciudadanía y rige desde las 7:00 hasta las 21:00 horas locales, señaló el respectivo decreto de la Intendencia Metropolitana.

"Las condiciones de ventilación serán adversas hasta el sábado, gracias al ingreso de una masa de aire cálido desde el ecuador pronosticada por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC)", explicó la autoridad en un comunicado.



Lo anterior, "potencia la inversión térmica, lo cual sumado a las bajas temperaturas nos indican implementar una alerta preventiva", añadió.

La inversión térmica consiste en que la temperatura en la superficie es menor que en altura, por lo que las partículas nocivas se mantienen a nivel del suelo.

La medida incluye una serie de restricciones, como la prohibición absoluta de encender calefactores a leña, en un día en que los termómetros bajaron a cero grados en las primeras horas del día.

También se ordenó mantener la restricción de circular a los vehículos con sello verde (provistos de convertidor catalítico) de modelos anteriores a 2011, con patentes (placas) terminadas en 1 ó 0, que ya estaba vigente al interior del Anillo Américo Vespucio, una avenida que circunda el casco urbano de la ciudad.



Además, se mantuvo la restricción de circular en las comunas aledañas de San Bernardo y Puente Alto a los vehículos sin convertidor catalítico y motocicletas con patentes terminadas en 0, 1, 2 o 3.

Además quedaron prohibidas las quemas agrícolas en toda la región Metropolitana, hasta el 30 de septiembre próximo.

Las autoridades sugirieron además que no se suspendan las clases de educación física, si no que se modifique la intensidad de sus actividades y se aborden objetivos de aprendizaje y contenidos más específicos que no requieran un mayor consumo de oxígeno y que se lleven a cabo en recintos techados.

Santiago de Chile está enclavada en un valle rodeado de montañas, por lo que en los meses de otoño e invierno la calidad del aire suele empeorar debido a la ausencia de brisa que disemine las partículas nocivas, así como por el fenómeno de la inversión térmica.
 



 




En esta nota