PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 14/05/2018


A los viajes no se los lleva el viento

Un letrero pintado de color blanco dice que Bolivia queda a dos kilómetros de aquí. Y aquí es Paraguay: un suelo arenosamente caliente y más allá el color verde se extinguirá porque se abrirá paso el cementerio donde descansan los pies del río Pilcomayo convertido en cadáver. Será una travesía dura y emocionante. Un viaje en caravana capitaneado por el gran Iván Arnold que con su brújula embrujada como la de Jack Sparrow comandará un naufragio durante horas en ese río que sin avisar nos hará viajar a los misterios del pasado, despertando verbenas lejanas y la radio de algún soldadito que durante la Guerra del Chaco sintonizaba para espantar a la muerte que le embestía por la espalda. 

Aquella noche inmensa y extraviadamente única también gracias al periodismo que hace de uno un viajero o uno hace de los viajes la mejor forma de rendirle honor a este oficio. En otros momentos, antes o después, varios escenarios más calientes que las arenas del Chaco Boreal, o más fríos que el viento nublado de una fronterita con Chile donde dos ancianos moraban en una casa de piedra amparados por la única promesa que se hicieron: al salir por la puerta, prohibido girar a la izquierda porque por la izquierda se llega al campo minado donde el Chile del dictador Augusto Pinochet sembró minas antipersonas que detonan a la primer pisada. 

Y aquel viaje por la jungla tropical de Beni para meternos en el territorio del Tipnis del que aún nadie hablaba en el país, porque el proyecto de carretera que amenazaba con partir su corazón se cocinaba a juego lento. Esa misma noche me abrieron las puertas de su tribu y los sonidos del bosque entraban por las rendijas, anoticiando una marcha épica a La Paz para defender su territorio y donde conoceré a Alfonso que meses después la policía, en su afán por desbaratar la marcha indígena, lo agarrará en Chaparina a patadas, le atará las manos y los pies, le tapará la boca con una cinta adhesiva y lo subirá a una camioneta con la desventura que se sube a un objeto y entonces él tendrá miedo morir pero resistirá como resistieron sus ancestros a otras tempestades. 

Para entrar en la epidermis de los dueños de las historias hay que mirarles a los ojos y ocultar el teléfono móvil para que los truenos de las redes sociales no espanten a lo que está por venir: una conversación sin prisa y sin ruidos, una inmersión en los acontecimientos que están atorados en una garganta que no había gritado porque nunca antes había llegado hasta ahí un periodista con ropa de amigo.

Vivir para contarla y viajar para vivirla y para hacer del periodismo la mejor manera de rendirle tributo   a la existencia.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El rugido internacional de los colmillos del jaguar
Las historias de Alfonso Cortez
La vida tranquila
Ni los años, ni las décadas rinden a los padres que sufren el robo de un hijo
El concierto del tren
Realidad o ficción
El arte de Leoni para reforestar el bosque
La danza del jaguar
La familia Rivero Jordán
Nuestro segundo Premio Rey de España
A los viajes no se los lleva el viento
Los caminos de la información
María Cristina Botelho, escritora y difusora de las letras hispanas
La quebrada de Cuevo
El mechero de don Andrés
El periodismo que quiero en 2019
El periodismo tiene sus propios médicos
Que el mundo lo sepa: siguen los linchamientos en Bolivia
El alimento de la felicidad ha sido encontrado, y no es un cuento
Siguen matando jaguares en Bolivia
En Facebook


24/06/2019
Cuando pase la campaña
24/06/2019
No importa el precio
24/06/2019
Triste destino de dos propuestas
24/06/2019
La violencia es un patrimonio masculino
23/06/2019
Patria Grande
23/06/2019
Balas y cicatrices del Chaco


EL DEBER
 
Te puede interesar

crónicas

El cruceño Joseca realizó, junto a la banda argentina, la producción musical y visual en Buenos Aires
ESCENAS

Joseca y 18 Kilates lanzan la cumbia Regálame una noche

El comportamiento de compra de los clientes en la actualidad es cauto. Foto: ROLANDO VILLEGAS
ECONOMÍA

Valor de importación de vehículos crece un 2,4% en tres meses de 2019

Diez
Lionel Messi, figura de la selección argentina. Foto. AFP
COPA AMÉRICA

Messi: "Todas las canchas donde jugamos son muy malas"

Enner Valencia, de Ecuador y el japonés Koji Miyosh intentarán llevar a sus selecciones a la segunda fase de la Copa. Foto. AFP
COPA AMÉRICA

Ecuador se juega su última ficha ante el impredecible Japón

Edinson Cavani y Eduardo Vargas, dos cartas de gol en sus respectivas selecciones. Foto. AFP
COPA AMÉRICA

Uruguay-Chile: dos titanes que van por el primer puesto del grupo C

Sociales
SOCIALES

Mirá el tremendo cambio del hijo de William Levy

SOCIALES

Un boliviano canta Despacito en la Copa América

SOCIALES

Anita Gamón tuvo un doloroso accidente