PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 12/01/2018


Abrogar la dictadura

La decisión del Tribunal Constitucional de admitir la repostulación del presidente, en contravención a los resultados del referéndum vinculante del 21-F, encendió la efervescencia ciudadana que tomó conciencia de que, a partir de allí, se estaba formalizando un nuevo escenario de conflictividad con la ruptura del orden jurídico constitucional. 

Este hecho, seguido de la elección judicial carente de legitimidad, reactivó el protagonismo del ciudadano, que entendió que era preciso movilizarse para defender la institucionalidad democrática contra la encubierta dictadura totalitaria. 

Dada la baja efectividad de intermediación política de los partidos opositores y con la institucionalidad adormecida por el legado del caso terrorismo, el hostigamiento económico al sector empresarial y el amedrentaniento judicial, una nueva generación de activistas, jóvenes y mujeres, se apropia del discurso político y de la reivindicación democrática. 

Autodenominadas plataformas, desprovistas de    liderazgo formal y estructura organizativa, se        autoconvocan, se multiplican en las calles. La lucha, hasta aquí, es ciudadana, sin tutoría institucional; movilizadora y cohesionadora en el discurso, pero dispersa y desorganizada en los métodos   y estrategias. 

Luego entra en escena la demanda de los médicos, afectados por un artículo del Código del Sistema Penal que los criminaliza distorsionando el concepto de negligencia. Su prolongada movilización permite tomar conciencia nacional de que toda la norma afecta a diversos intereses sectoriales, y se van incorporando a la lucha los gremios organizados, cada uno con preocupaciones puntuales por determinados segmentos del código.

La lucha aquí deja de ser ciudadana y se vuelve una reivindicación institucional multisectorial. Pasa a segundo plano el trasfondo de la reivindicación por la vigencia de los resultados del referéndum y la defensa de la democracia, concentrándose en el instrumento. La causa deja de ser homogénea y, por tanto, la heterogeneidad de las demandas permite romper la cohesión del discurso.

Al empezar a satisfacerse, desde el régimen, específicos intereses sectoriales, las instituciones empiezan a mostrar incapacidad de sostener una demanda transversal y aglutinadora. La causa, podría haber logrado mayor eficacia enfocándose en los argumentos para exigir la abrogación del draconiano código, no en función a demandas heterogéneas, sino en la homogeneidad del perjuicio, promoviendo socialmente que criminaliza al ciudadano y protege al Estado. 

No se encaró el discurso ni los métodos en el denominador común. No es una norma preventiva del delito, es un instrumento de control y opresión del pueblo, conculcador de libertades y herramienta de amedrentamiento. 

Visto así, se podría hacer sostenible la lucha multisectorial institucional, por encima de específicos intereses subalternos al interés general. Aquí se pierde fuerza porque se desvirtúa el trasfondo. La reivindicación original en realidad es la abrogación del régimen dictatorial, procurándose restablecer la defensa de la democracia y la homogeneidad de su lucha.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Bolsonaro es una 'aberración' que 'solo vomita barbaridades'
Mesa propone que Bolivia reevalúe su política marítima con Chile
Después de la paliza que recibió Pari, ordenan que salga de Chonchocoro
Evo dice que pidió ayuda a China para enfrentar la 'guerra digital' en las redes sociales
Mesa es el blanco de críticas de García Linera, Cárdenas y Doria Medina
La mujer que denunció el desfalco millonario de Pari consigue su libertad después de un año de prisión
La exnovia de Evo salió de prisión al menos tres veces y su exabogado ve privilegios
México mantiene en vilo avance de caravana de migrantes hondureños que va hacia EEUU
Rusia acusa a EEUU de 'inventar' acusaciones en la presunta injerencia rusa
Carlos Aragonés: “Mala fe no es reclamar lo que a uno por derecho le corresponde”
Demandan por agresión al DT de la selección, César Farías
El periodista Khashoggi, una piedra en el zapato para Arabia Saudí con influencia en EEUU
En Santa Cruz escupen a Álvaro García Linera en el día de su cumpleaños
Agreden a policías con su propio gas pimienta en un parque de La Paz
crónicas
Ministro dio ambulancia y acabó acosado por pacientes con cáncer
El lenguaje camba, según la Academia
cara a cara
Queremos el cambio
La primera santa de Bolivia
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/10/2018
La fuente de la creatividad
20/10/2018
Queremos el cambio
20/10/2018
La primera santa de Bolivia
20/10/2018
¿Quiénes son los separatistas y racistas?
19/10/2018
Santo Romero de América
19/10/2018
Asalto al cuartel


EL DEBER
 
Te puede interesar
Fernando Haddad (izquierda) y Jair Bolsonaro, irán a una segunda vuelta electoral este domingo
SEGÚN HADDAD

Bolsonaro es una 'aberración' que 'solo vomita barbaridades'

Imagen de archivo de Carlos Mesa
POLÍTICA

Mesa propone que Bolivia reevalúe su política marítima con Chile

El exfuncionario de la entidad financiera guarda detención preventiva desde septiembre de 2017 I Foto: archivo.
BOLIVIA

Después de la paliza que recibió Pari, ordenan que salga de Chonchocoro

Diez
Benzema (der.) y Bale se lamentan de la derrota de su equipo ante su público. Foto: AFP
ESPAÑA

Levante ahonda la crisis del Real Madrid

Farías no quiso referirse a las acusaciones de agresión de Fernández. “No hablo de supuestos“, dijo el entrenador
DIEZ

Demandan por agresión al DT de la selección, César Farías

“Yo no quiero conflicto, quiero conversar como se tiene que conversar; hoy en el fútbol no se conversa”
ENTREVISTA

Carlos Aragonés: “Mala fe no es reclamar lo que a uno por derecho le corresponde”

Sociales
FOTOGALERIA

Les quitamos el uniforme a los chicos de Élite

Sus influencias en el modelaje. Admira la disciplina de las top model Alison Roca y Mónica García
SOCIALES

“Ser cristiana no me prohíbe trabajar en las pasarelas”

Muy linda. La quinceañera, Grecia Núñez
SOCIALES

Celebró sus 15 como en los cuentos de princesas