PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 06/05/2018


Cuando muere un dictador

Cuando muere un dictador, también mueren las respuestas que estaba obligado a revelar sobre los crímenes cometidos cuando muchos años antes, en el sillón presidencial que conquistó a patadas y a balazos, se creía eterno y dueño del mundo.

Cuando un dictador muere, la muerte no redime al difunto como ocurre en otros casos, cuando la gente empieza a decir: “Era bueno el pobrecito”.

Cuando se va un dictador de la faz de la tierra, las víctimas de su tiranía siguen haciendo memoria  y los jóvenes se enteran que hubo un tiempo en que Bolivia fue gobernada por un militar  que a fuerza bruta impuso su ley como si el país fuera suyo; y que antes de él estuvieron otros que aplicaron la misma receta macabra matando a mucha gente y que no pagaron nunca sus pecados y que hasta se fueron como tiernos angelitos.

Para algunos de los ciudadanos que están vivos, las víctimas mortales de la dictadura eran todo y lo más preciado que tenían era la familia que no tiene un lugar para visitarlo porque no hay tumba ni velas a encender en un lugar preciso. Los cuerpos no se encontraron y quizás la madre ya murió, esa madre que desde el golpe -ese maldito golpe militar- vivió con los ojos moribundos, buscando siempre aquí, siempre allá, esperando a su hijo o a su esposo que aparezca con sus heridas y sus peores historias.

Cuando muere un dictador no repican las campanas y uno aprieta a la democracia contra el pecho, y el pecho late fuerte en homenaje a los hombres y mujeres que murieron cuando el dictador estaba vivo y no creía que la muere para él también existe.

Cuando muere un dictador vuelven a aparecer las fotografías que enlutaron a la vida. En las fotos hay un tanque de guerra y soldados apuntando, también hay civiles caminando por las veredas con las manos en la nuca, marchando como ovejas que van camino al matadero y paredes con las balas encendidas. ¿Qué será de esos rostros asustados?, ¿de aquel hombre de chompa a rayas al que esperaban en su casa con una tacita de té?, ¿cuántos de ellos nunca más volvieron y después mamá tuvo que decirle a los hijos que teme que hayan matado a papá?  Y ¿qué será de los soldados que encañonaron y mataron a nombre de la patria y del terror?

Cuando muere un dictador resucitan los fantasmas y truenan de nuevo las balas en los oídos de los que quedaron con secuelas, con dolores en el alma y también en la cabeza.

Cuando un dictador ya se ha ido retorna Domitila de Chungara para recordarnos que el mayor enemigo del pueblo es el miedo, y uno cree mirar a las esposas y a las hermanas, a los hijos y a los tíos espiar por esquinas irradiando una sonrisa para que el desaparecido encuentre el camino para por fin llegar a casa.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El río de Juan Pablo Richter
Un presidente de ficción
Conversaciones en la catedral
La eterna compañía de la radio
Darwin Pinto revela las resurrecciones de Jesús
Jhonnatan Tórrez despierta a un lobo vestido de oveja
Adiós, don Sergio Antelo
Los cuadros que cuentan de Ejti Stih
La rebelión de la crónica
La música del tren
Las tormentas del subsuelo
La hoguera de Tom Wolfe
La hoguera de Tom Wolfe
A los viajes no se los lleva el viento
Cuando muere un dictador
Los mundos de José López Pérez
Pasajeros pagan precio del hambre, el estrés y los castigos a choferes
Domingo de la guarda
El mundo negro de un proxeneta
El VIH se llevó la vida de cinco ayoreas en un año en la comunidad Degui
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/08/2018
El proceso de cambio, de chaqui
20/08/2018
Beethoven
20/08/2018
Lección paraguaya
20/08/2018
La discriminación al sector privado
19/08/2018
La nacionalización tortuga de las AFP
19/08/2018
El viejo dilema económico boliviano


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Mormones ya no quieren que los llamen 'mormones'

Asfaltan el tramo Palos Blancos - Choere y similar trabajo se evidencia en tramo Puente Jarkas - Piedra Larga
BOLIVIA

Fonplata financiará el tramo Choere – Acheral de la carretera entre Tarija y Yacuiba

El presidente participó del acto junto a autoridades de YPFB
ECONOMÍA

YPFB inicia perforación de pozo Sipotindi X1 en Chuquisaca

Diez
Lampe, figura en el empate del Huachipato. Foto: CDF
LEGIONARIOS

Carlos Lampe, muralla y figura en el Huachipato de Chile

Salinas habló en exclusiva con DIEZ. Foto: Archivo
ESPECIAL

Imperdible entrevista con el presidente de la FBF, César Salinas

FÚTBOL

Revive el golazo que hizo estremecer el Tahuichi

Sociales
Rumbo al altar. Se comprometieron luego de dos años de relación
SOCIALES

Eva Sara Landau se comprometió con Christopher Gergen

¿QUÉ HAGO POR MI PAÍS?

Giovanna Rivero: Trabajo para que la literatura esté más cerquita de la gente

SOCIALES

Karen irá al Miss Tierra en Filipinas