PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 01/03/2019


Del WhatsApp su sindicato

El ejecutivo de los sindicatos cocaleros de Chapare acaba de revelar que estarían armando un “ejército cibernauta” de más de 2.000 “soldados” para garantizar lo que ellos llaman la “revolución democrática y popular”. El propio vicepresidente afirmó en una entrevista que el WhatsApp sería el sindicato digital de la clase media. Para elucubrar tal afirmación señaló: “En el mundo todas las personas tienen algún nivel de asociatividad. En Bolivia se dio tradicionalmente la ciudadanía sindical. Pero qué pasa con aquellos que ya no precisan del sindicato, de la junta vecinal, para satisfacer sus necesidades básicas, que ya se han vuelto clase media. Son personas que tienen un nuevo sindicato, el WhatsApp, que es el sindicato digital de la clase media”.

El escenario tecnológico para una guerra digital en Bolivia está servido. Lo que veremos en los próximos meses durante toda la campaña electoral hasta las elecciones nacionales del próximo octubre, será un gran despliegue de comunicación digital que, como municiones de artillería convencional, saturarán con sus destellos el mundo virtual.

Está muy claro dónde y cuál es el campo de batalla. La aplicación WhatsApp está presente en casi la totalidad de los teléfonos inteligentes y se la utiliza por encima del Facebook. La pregunta que las tropas digitales deberán responder es cómo convertir los chats en espacios para captar votos. La difusión masiva de noticias falsas, memes, viñetas humorísticas, videos y otros mensajes de fácil propagación serán los principales pertrechos y armas de esta guerra anunciada.

Las nuevas tecnologías ofrecen la posibilidad de interfaces de la aplicación que pueden manejar grandes volúmenes de datos. Existe en la actualidad herramientas que permiten acceder a un mismo perfil desde varias computadoras. Ahí estarán, como francotiradores, los soldados del siglo XXI disparando misiles a diestra y siniestra.

Un reto aún mayor es que habrá muchos agentes encubiertos (dirigentes declarados en comisión para utilizar la terminología sindical y no decirles ‘trolls’) buscando perforar los grupos de WhatsApp de la clase media para que la propaganda, abierta o velada, pueda propagarse entre la mayor cantidad de miembros de estos “nuevos sindicatos”, a decir del vicepresidente.

Las ‘metidas de pata’, declaraciones polémicas, comportamientos políticamente incorrectos, revelaciones de actuaciones pasadas, traspiés y otros tantos elementos serán el caldo de cultivo para desarrollar contenidos audiovisuales o gráficos que, a través de esta plataforma, lleguen de forma directa a la gente que -consciente o inconscientemente-, se encargará ella misma de multiplicar el mensaje.

Los generales cibernautas ya no pueden subestimar la influencia de los mensajes de las redes sociales en la opinión pública. Las batallas del mundo virtual serán elementos claves para definir el voto de una gran parte de la población que lee poco, está desinformada y todavía cree en casi todo lo que recibe en sus teléfonos celulares.

El día de mi cumpleaños es un buen viernes para retomar mi columna semanal que no es una letal granada, sino apenas una luz de bengala para alumbrar y explorar temas que puedan interesar a mi sindicato de lectores.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Días de furia
Murmullo de alerta y oportunidad
Pasión inútil. Cuentos de fútbol
Discutamos con altura
Redes sociales bajo el brazo
Políticamente incorrecto
Yo te bautizo...
Trolear
Aportes desde la ‘U’
Medio millón de razones
Influencers
Lo pilló trabajando
Crux Sancta
Que no quede huella
Mi primera vez
Del WhatsApp su sindicato
Revisar la revisión
De libros, pelotas y prejuicios
¡Que comience el show electoral!
15 años en un mundo de palabras
En Facebook


19/06/2019
De interpelante a interpelada
19/06/2019
Bodas de oro de la CAN
19/06/2019
Multipartidismo o bipartidismo
19/06/2019
Rectificar para avanzar
18/06/2019
Crisis tarijeña y débitos automáticos
18/06/2019
De ética y revolución


EL DEBER
 
Te puede interesar
El juicio contra el Raniere duró poco más de un mes en EEUU. Foto de archivo
MUNDO

Declaran culpable al gurú de una secta de esclavos sexuales en EEUU

Los efectivos antidroga sorprendieron en flagrancia a los delincuentes obligando a las mujeres a tragar las cápsulas de droga. Foto Referencial
BOLIVIA

Hallan en flagrancia a una banda obligando a bolivianas a ‘tragar’ droga para llevar a Cuba

El gobernador de Chuquisaca pidió disculpas, pero no admitió el hecho.
BOLIVIA

La Fiscalía decide no investigar denuncia de acoso contra Urquizu

Diez
James Rodríguez, es una de las figuras de la selección colombiana. Foto. AFP
COPA AMÉRICA

Colombia – Catar (0-0): sigue el partido minuto a minuto

La formación de los jugadores de Nacional Potosí. Foto: APG
MODIFICACIÓN

Un jugador podrá actuar en dos clubes en una temporada

El argentino Marcos Ovejero y el chileno Carlos Gómez disputando un balón en un encuentro entre Always Ready y Bolívar. Foto: APG
BOLIVIA

Seis extranjeros podrán estar en cancha desde el Clausura

Sociales
SOCIALES

Y el jurado favorito de Yo me llamo es...

¿Romance? Es indudable la conexión entre ambos. Culpan a la cantante por la separación con Irina
SOCIALES

Bradley Cooper y su larga lista de mujeres

Paceñas y pandinas. Fernanda Maceda, Andrea Terán, Madahe Colque, Cleisy Capiona, Neyda Chuquimia y Carlyle Cuéllar
SOCIALES

Empezó el concurso por la corona nacional