OPINIÓN



| Hace 6 días


El acto médico no debe criminalizarse

El Código del Sistema Penal boliviano viene a ser el principal instrumento coercitivo que tiene el Estado para reprimir y sancionar las conductas consideradas delictivas. Sin embargo, este mismo Código criminalizaba el acto médico y lo hacía sancionando no solo con la prisión de dos a cuatro años, sino también con la reparación económica e inhabilitación para el ejercicio profesional. En realidad, el acto médico, como estaba tipificado en el artículo 205 del Código Penal, sumado a la fragilidad y vulnerabilidad del sistema judicial, podía generalizar la persecución penal a los profesionales de la salud y ramas afines.

Es cierto que en el derecho comparado también se sanciona al profesional médico pero la conducta típica es abismalmente diferente. Por ejemplo, en el derecho español se sanciona lo que su Código Penal denomina Omisión del deber de asistencia sanitaria. Con la precisión que le caracteriza al legislador ibérico, el artículo 196 del Código Penal establece: “El profesional que, estando obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas, será castigado con las penas del artículo precedente (de tres a doce meses) en su mitad superior y con la de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años”.   

En España el bien jurídico protegido es la vida, integridad y salud de las personas pero solo si es puesta en peligro por falta de asistencia médica o sanitaria. Se trata de un delito especial que solo puede ser cometido por profesionales en el ejercicio de sus funciones y comprende a las personas que desarrollan sus tareas profesionales en el ámbito de la salud pública o privada y que además tienen atribuidas competencias específicamente sanitarias de diagnóstico y tratamiento de enfermedades: ello abarca a médicos, asistentes técnicos sanitarios y farmacéuticos, aunque eventualmente pueden desarrollar competencias sanitarias otras profesiones, que corresponde establecer a la legislación administrativa para determinar el elemento normativo del tipo penal. 

En relación a la culpabilidad, solo se sanciona la conducta dolosa que debe abarcar todas las circunstancias objetivas de la conducta típica: la no asistencia o la asistencia insuficiente a quien la reclama en la primera modalidad, y el abandono de los servicios sanitarios en la segunda, así como la producción de un peligro grave para la vida, salud o integridad que constituye el resultado típico. 

A diferencia de lo que pretendía el legislador del sistema penal boliviano, la conducta típica del médico español consiste en denegar asistencia sanitaria o en abandonar los servicios sanitarios provocando un grave riesgo para la salud de las personas. Según el Diccionario de la Lengua, denegar es algo más que ‘no prestar’ asistencia. Es necesario que la asistencia haya sido solicitada de forma expresa o tácita (por ejemplo, persona inconsciente que ha sufrido un accidente), por el necesitado o un tercero que lo represente. Esta restricción deja al margen de la sanción, los casos de no prestación de asistencia médicamente necesaria pero no solicitada o rechazada por el sujeto pasivo (Testigos de Jehová que se niegan a una transfusión; suicidas imputables; persona que no quiere someterse a un trasplante, etc.)

Sin embargo para la consumación del delito, en el ordenamiento jurídico español, no es suficiente que concurra la denegación o abandono, sino que además debe haberse producido un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas. Al tratarse de un resultado de peligro es preciso que concurra el denominado dolo de peligro: el autor (léase médico) debe ser consciente de que su omisión puede producir un grave riesgo para el paciente y aceptarlo.    

Mientras en España se sanciona la denegación o abandono del servicio de salud, siempre que produzca además un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas, el derogado artículo 205 del Código Penal boliviano no solo buscaba criminalizar el acto médico y convertir el ejercicio de la medicina en una actividad cuasi delictiva, sino que trataba de imponer sanciones que podían causar no solo la privación de la libertad sino igualmente la muerte civil a los profesionales de la salud y paramédicos en general.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Guísela Santa Cruz presentó su nuevo video junto a la reina del Carnaval
Bulacia hace historia en su adiós al Dakar
Evo dice que Trump en un año puso en peligro a la especie humana
Guarayos, declarado zona de desastre por el agua
Habrá dura sanción contra asesinos de joven pareja
Jura la directiva y crean una comisión para indagar acoso y extorsión
Detienen a padres que encerraban a sus 13 hijos
Las niqueladas se apoderan de la plaza del Estudiante
Cívicos protestan contra el Código Penal con caravana a Cotoca
Decomisan más de media tonelada de cocaína en Beni
Albarracín ve 'chantaje económico' del Gobierno a universidades
Se enteró de la broma después de que su esposa falleciera
Analizan si Evo irá a La Haya para alegatos orales
En imágenes: 1 año de Trump en la Casa Blanca
Escucha el 'line up' que sonará en la boda viral de Alberto y Marilin
Cronología: 19 días en busca de Carla y Jesús
Waldo Albarracín, rector de la UMSA
Golpe para Trump: Cierre parcial de gobierno de Estados Unidos
Y ahora, ¿dónde será la boda de Alberto y Marilín?
Carlotto: 'EEUU quiere pisar Latinoamérica otra vez'
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/01/2018
Aún estamos a tiempo
20/01/2018
Viajes con propósito: alimento para el alma
20/01/2018
Las razones de tres consignas nacionales
20/01/2018
Sistemas electorales y vida política
19/01/2018
El discurso del odio
19/01/2018
Lo que no nos cuentan


EL DEBER
 
Te puede interesar
ESCENAS

Guísela Santa Cruz presentó su nuevo video junto a la reina del Carnaval

El jefe de Estado se estrelló contra el mandatario estadounidense en Twitter. (Imagen de archivo)
BOLIVIA

Evo dice que Trump en un año puso en peligro a la especie humana

Más de 100 hectáreas están bajo el agua (Foto referencial=
SANTA CRUZ

Guarayos, declarado zona de desastre por el agua

Diez
Daniel Nosiglia se colocó en el puesto 13 en su segundo Dakar. Foto. Jorge Gutiérrez
RALLY

Nosiglia terminó entre los 13 mejores en motos

Matthias Walkner se impuso en el Dakar número 40 de la historia. Foto. Reuters
MOTOS

Walkner gana el Dakar en motos

Marco Bulacia es el mejor boliviano en la historia del Dakar en la categoría coches. Foto. Jorge Gutiérrez
RALLY

Bulacia hace historia en su adiós al Dakar

Sociales
Unidos. La cumpleañera junto con su esposo, Mariano Aguilera, y sus hijos, Mariano e Ingrid Aguilera
SOCIALES

A Ingrid la sorprendieron con una gran celebración

Kevin  Spacey. Comenzó su carrera como actor durante los 80 con papeles secundarios en cine y televisión
SOCIALES

Kevin Spacey enfrenta una tercera denuncia

Elegancia que acoge. No existe un rincón descuidado, el jardín, la casa de muñecas, la piscina, en todo se nota el cuidado de la dueña de casa y anfitriona. Los juntes son de grupos pequeños
SOCIALES

La casa soñada es compartida solo con los más allegados