PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 14/01/2018


El acto médico no debe criminalizarse

El Código del Sistema Penal boliviano viene a ser el principal instrumento coercitivo que tiene el Estado para reprimir y sancionar las conductas consideradas delictivas. Sin embargo, este mismo Código criminalizaba el acto médico y lo hacía sancionando no solo con la prisión de dos a cuatro años, sino también con la reparación económica e inhabilitación para el ejercicio profesional. En realidad, el acto médico, como estaba tipificado en el artículo 205 del Código Penal, sumado a la fragilidad y vulnerabilidad del sistema judicial, podía generalizar la persecución penal a los profesionales de la salud y ramas afines.

Es cierto que en el derecho comparado también se sanciona al profesional médico pero la conducta típica es abismalmente diferente. Por ejemplo, en el derecho español se sanciona lo que su Código Penal denomina Omisión del deber de asistencia sanitaria. Con la precisión que le caracteriza al legislador ibérico, el artículo 196 del Código Penal establece: “El profesional que, estando obligado a ello, denegare asistencia sanitaria o abandonare los servicios sanitarios, cuando de la denegación o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas, será castigado con las penas del artículo precedente (de tres a doce meses) en su mitad superior y con la de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años”.   

En España el bien jurídico protegido es la vida, integridad y salud de las personas pero solo si es puesta en peligro por falta de asistencia médica o sanitaria. Se trata de un delito especial que solo puede ser cometido por profesionales en el ejercicio de sus funciones y comprende a las personas que desarrollan sus tareas profesionales en el ámbito de la salud pública o privada y que además tienen atribuidas competencias específicamente sanitarias de diagnóstico y tratamiento de enfermedades: ello abarca a médicos, asistentes técnicos sanitarios y farmacéuticos, aunque eventualmente pueden desarrollar competencias sanitarias otras profesiones, que corresponde establecer a la legislación administrativa para determinar el elemento normativo del tipo penal. 

En relación a la culpabilidad, solo se sanciona la conducta dolosa que debe abarcar todas las circunstancias objetivas de la conducta típica: la no asistencia o la asistencia insuficiente a quien la reclama en la primera modalidad, y el abandono de los servicios sanitarios en la segunda, así como la producción de un peligro grave para la vida, salud o integridad que constituye el resultado típico. 

A diferencia de lo que pretendía el legislador del sistema penal boliviano, la conducta típica del médico español consiste en denegar asistencia sanitaria o en abandonar los servicios sanitarios provocando un grave riesgo para la salud de las personas. Según el Diccionario de la Lengua, denegar es algo más que ‘no prestar’ asistencia. Es necesario que la asistencia haya sido solicitada de forma expresa o tácita (por ejemplo, persona inconsciente que ha sufrido un accidente), por el necesitado o un tercero que lo represente. Esta restricción deja al margen de la sanción, los casos de no prestación de asistencia médicamente necesaria pero no solicitada o rechazada por el sujeto pasivo (Testigos de Jehová que se niegan a una transfusión; suicidas imputables; persona que no quiere someterse a un trasplante, etc.)

Sin embargo para la consumación del delito, en el ordenamiento jurídico español, no es suficiente que concurra la denegación o abandono, sino que además debe haberse producido un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas. Al tratarse de un resultado de peligro es preciso que concurra el denominado dolo de peligro: el autor (léase médico) debe ser consciente de que su omisión puede producir un grave riesgo para el paciente y aceptarlo.    

Mientras en España se sanciona la denegación o abandono del servicio de salud, siempre que produzca además un grave riesgo para la vida, salud o integridad de las personas, el derogado artículo 205 del Código Penal boliviano no solo buscaba criminalizar el acto médico y convertir el ejercicio de la medicina en una actividad cuasi delictiva, sino que trataba de imponer sanciones que podían causar no solo la privación de la libertad sino igualmente la muerte civil a los profesionales de la salud y paramédicos en general.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Para qué sirven los 6.000 millones de cucarachas que China cría cada año en gigantescas granjas
Hallan 9 toneladas de cocaína en un contenedor
Senado aprueba las observaciones a Ley de Fortalecimiento de Lucha Contra el Contrabando
Así fue la inspección a la mina que administra la sobrina de Goni
Lula da luz verde al PT para revaluar su candidatura
Un juez ordena a Donald Trump reactivar DACA
Estos son los beneficios de tener amigos que no son como nosotros
Investigan a menor de 14 años por asfixiar a su bebé tras dar a luz
Concejo de Oruro elegirá al reemplazante del alcalde Bazán
La robot Sophia "tiene un mal día" y no puede subirse al escenario
Bolívar se complica tras ser goleado en Colombia
YPFB y Asosur prevén habilitar 300 gasolineras para vender etanol
Mineros rechazan que la explosión en Huanuni sea por motivo 'pasional'
¿Por qué a esta médica cubana le dicen el 'escáner humano'?
Leyes presenta apelación para volver a la Alcaldía
Disponen tolerancia para los constructores en su día
Cómo identificar la posesión demoníaca y expulsar a Satanás con un teléfono celular: lo que enseña el Vaticano en su curso de exorcismo
Lo que debes saber sobre el nuevo Palacio de Gobierno
Opositores dicen que Percy peca de salvajismo, de vocero del MAS y de "chupatetillas"
China asalta el poder en el mundo del automóvil
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


24/04/2018
A los 24 años de aprobación de la Participación Popular
24/04/2018
El final de los Castro
24/04/2018
Cuando la mentira es un oficio
24/04/2018
Cerco al instrumento político cruceño
23/04/2018
Domingo de la guarda
23/04/2018
Evasores en competencia


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los resultados del operativo fueron presentados en el puerto de Algeciras
ESPAÑA

Hallan 9 toneladas de cocaína en un contenedor

Este martes el Legislativo aprobó las observaciones a la norma aduanera. Foto Senado
LA PAZ

Senado aprueba las observaciones a Ley de Fortalecimiento de Lucha Contra el Contrabando

FOTOGALERÍA

Así fue la inspección a la mina que administra la sobrina de Goni

Diez
LIBERTADORES

Bolívar cae por goleada ante Atlético Nacional

Salah (con los brazos arriba) no celebró sus goles por respeto a su exequipo. Foto. Reuters
CHAMPIONS

La goleada del Liverpool en imágenes

Jhosimar Prado militó en San José hasta el Apertura 2017. Foto: Archivo DIEZ
FÚTBOL

Parrado y Prado, ganan a San José en la justicia

Sociales
Quizá sea la última vez que se los vea juntos. Es la nueva bomba de la prensa rosa en Europa
URGENTE

Una revista alemana anuncia el "divorcio inminente" de Felipe y Letizia

SOCIALES

Ronico da un tremendo susto a sus seguidores

Entusiasta. Se considera una chica alegre. Salió bachiller del colegio Uboldi, estudió inglés en Canadá y Arquitectura en la Udabol
SOCIALES

Nicole confirma que la belleza no tiene medida