PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 13/06/2018


Fútbol, fútbol, fútbol

México. Estadio Azteca. 1970. Félix, Brito, Piazza, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y el emblemático Pelé hacían parte de la apoteósica Canariña. Jugaban la final del mundial de fútbol contra otro gran escuadrón, el italiano. Pero los brasileños mostrarían por qué fueron reconocidos como “la mejor selección de todos los tiempos”. El gol 1028 de su ‘10’; los tantos de Gerson y Jairzinho, así como el inolvidable pase que luego el capitán transformaría en la gloria del 4-1, fueron solo algunas muestras del recordado “jogo bonito”. El mundo entero lo presenció y, por primera vez, a color. 

Este inolvidable capítulo es parte de la historia de uno de los eventos más importantes para la civilización moderna: el Mundial de fútbol. A un día de su inauguración, en Rusia, con los álbumes de figuritas casi completos, los fixtures descargados, las apuestas a punto de concretarse y la expectativa latente, creo importante analizar ¿por qué este encuentro despierta un sentimiento colectivo tan particular? 

Como bien indicó N. Elias y E. Dunning (1992), el deporte –particularmente el fútbol- ha permitido el desarrollo de la civilización moderna, al compensar el orden racional de la misma, con un espacio para canalizar emociones y pasiones, de manera colectiva. Y, particularmente en el mundial, las selecciones no solo juegan un partido, sino su identidad nacional, tal como afirman distintos especialistas (Duarte, 2018; Murillo, 2004).

Las caras pintadas, el uso de una camiseta particular, los peculiares sombreros, las banderas y los famosos cánticos son solo algunas expresiones que reflejan un espacio habitado por los sujetos, paralelo a su cotidianidad: el fútbol. 
Mientras la rutina agobia, el juego permite alivianar esa sensación de agotamiento, al liberar las pasiones de los sujetos. Aun cuando estas sean negativas, como la derrota inesperada de los brasileros, en el último Mundial (2014). Las lágrimas son permitidas. 

Lo mismo ocurre con la sensación triunfal de un colectivo, representado por un equipo. Tal como se sintieron los franceses al jugar de local en la Copa de 1998. Una celebración recordada hasta hoy no solo por su magnitud deportiva, sino por su convocatoria nacional. 

Y es que el Mundial reúne a las mejores selecciones nacionales, disputadas en torneos continentales. Se genera el “alma colectiva” (Le Bon, 2013), que logra identificar a los sujetos con una nación, como pocos otros espacios lo pueden hacer, dadas las múltiples diferencias locales.  
Esto se refleja en equipos legendarios, como el brasileño, el alemán o el español. Pero también ocurrió con Irlanda y con su primera clasificación, en 1990; o, como recordamos todos los bolivianos, con la gloriosa llegada de la Verde a la Copa de 1994. Por un momento fuimos todos una nación. 

Por esto, amamos el Mundial. Y aunque haya críticas políticas al respecto, en más de una ocasión este parece no ser un espacio para la mente, sino para el corazón. A encender el televisor porque hay fútbol, fútbol, fútbol…





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
ONG venezolana pide a Bachelet que exija la liberación de "presos políticos"
Murió Mohamed Mursi, primer presidente de Egipto electo democráticamente 
Municipio aclara que aplicación de 'multas altas' es un borrador; transportistas amenazan con movilizaciones
Confirman noveno fallecido por influenza en Santa Cruz
Gobernador Urquizu pide disculpas, pero no admite acoso a una mujer
Dave Mustaine cancela la gira de Megadeth por un cáncer de garganta
Leo Rosas en La Voz México:¿Cuándo es su próxima presentación y dónde verla?
El precio internacional de la soya sube en el mercado de Chicago
Cívicos plantearán un paro escalonado en rechazo a vocales
Uruguay tiene cerca de 100.000 usuarios sin luz, la mayoría en la capital
Buscan aprovechar la potencia de Martins
Maradona le dio con todo a la Albiceleste de Messi
El boliviano Rodrigo Urquiola gana el Premio José Nogales de relatos cortos en España
El TED 'se lava las manos' y responsabiliza al Sereci sobre hecho irregular en Riberalta
Pogba destaca sus raíces, sus relaciones humanas y a su mujer boliviana
Leonardo Condori, boliviano que sobrevivió a derrumbe en mina de Chile
Suben a 30 los muertos en un triple ataque suicida en el noreste de Nigeria
Detenidos 2 italianos en Tailandia por falsificar la firma de George Clooney
Feriado largo: las 6 maravillas bolivianas que te están esperando
Jimena Antelo revela su clave para una vida plena
En Facebook


17/06/2019
Una nueva doctrina de seguridad nacional
17/06/2019
Soya versus coca
17/06/2019
Significados político y estratégico del 21-F
17/06/2019
Atroz violencia contra la mujer
16/06/2019
La batalla de Waterloo, 204 años después
16/06/2019
El giro en la estrategia opositora


EL DEBER
 
Te puede interesar
La alta comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas estará esta semana en Caracas. Foto: AFP
MUNDO

ONG venezolana pide a Bachelet que exija la liberación de "presos políticos"

Su cercanía con los Hermanos Musulmanes no gustó tanto a los militares como a la población. Foto: AFP
MUNDO

Murió Mohamed Mursi, primer presidente de Egipto electo democráticamente 

SANTA CRUZ

Municipio aclara que aplicación de 'multas altas' es un borrador; transportistas amenazan con movilizaciones

Diez
Henry Duarte, director técnico de la selección de Nicaragua. Foto. Internet
FÚTBOL

Excluyen a tres jugadores de selección de Nicaragua por indisciplina

Hummels es uno de los jugadores más importantes que ha tenido el Dortmund. En 2016 se fue al Bayern Múnich, pero puede volver
FÚTBOL

La prensa alemana ve a Hummels de regreso al Dortmund

Gery Vargas, arbitro FIFA en el fútbol nacional. Foto: Archivo
ÁRBITRO

Boliviano Gery Vargas debuta en la Copa América

Sociales
SOCIALES

Las más bellas de Bolivia están 'acuarteladas'

SOCIALES

El Miss Plus Size Santa Cruz 2019 ya tiene a sus ganadoras

SOCIALES

Estos famosos han luchado contra el cáncer