PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 13/06/2018


Fútbol, fútbol, fútbol

México. Estadio Azteca. 1970. Félix, Brito, Piazza, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y el emblemático Pelé hacían parte de la apoteósica Canariña. Jugaban la final del mundial de fútbol contra otro gran escuadrón, el italiano. Pero los brasileños mostrarían por qué fueron reconocidos como “la mejor selección de todos los tiempos”. El gol 1028 de su ‘10’; los tantos de Gerson y Jairzinho, así como el inolvidable pase que luego el capitán transformaría en la gloria del 4-1, fueron solo algunas muestras del recordado “jogo bonito”. El mundo entero lo presenció y, por primera vez, a color. 

Este inolvidable capítulo es parte de la historia de uno de los eventos más importantes para la civilización moderna: el Mundial de fútbol. A un día de su inauguración, en Rusia, con los álbumes de figuritas casi completos, los fixtures descargados, las apuestas a punto de concretarse y la expectativa latente, creo importante analizar ¿por qué este encuentro despierta un sentimiento colectivo tan particular? 

Como bien indicó N. Elias y E. Dunning (1992), el deporte –particularmente el fútbol- ha permitido el desarrollo de la civilización moderna, al compensar el orden racional de la misma, con un espacio para canalizar emociones y pasiones, de manera colectiva. Y, particularmente en el mundial, las selecciones no solo juegan un partido, sino su identidad nacional, tal como afirman distintos especialistas (Duarte, 2018; Murillo, 2004).

Las caras pintadas, el uso de una camiseta particular, los peculiares sombreros, las banderas y los famosos cánticos son solo algunas expresiones que reflejan un espacio habitado por los sujetos, paralelo a su cotidianidad: el fútbol. 
Mientras la rutina agobia, el juego permite alivianar esa sensación de agotamiento, al liberar las pasiones de los sujetos. Aun cuando estas sean negativas, como la derrota inesperada de los brasileros, en el último Mundial (2014). Las lágrimas son permitidas. 

Lo mismo ocurre con la sensación triunfal de un colectivo, representado por un equipo. Tal como se sintieron los franceses al jugar de local en la Copa de 1998. Una celebración recordada hasta hoy no solo por su magnitud deportiva, sino por su convocatoria nacional. 

Y es que el Mundial reúne a las mejores selecciones nacionales, disputadas en torneos continentales. Se genera el “alma colectiva” (Le Bon, 2013), que logra identificar a los sujetos con una nación, como pocos otros espacios lo pueden hacer, dadas las múltiples diferencias locales.  
Esto se refleja en equipos legendarios, como el brasileño, el alemán o el español. Pero también ocurrió con Irlanda y con su primera clasificación, en 1990; o, como recordamos todos los bolivianos, con la gloriosa llegada de la Verde a la Copa de 1994. Por un momento fuimos todos una nación. 

Por esto, amamos el Mundial. Y aunque haya críticas políticas al respecto, en más de una ocasión este parece no ser un espacio para la mente, sino para el corazón. A encender el televisor porque hay fútbol, fútbol, fútbol…








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Mormones ya no quieren que los llamen 'mormones'
Fonplata financiará el tramo Choere – Acheral de la carretera entre Tarija y Yacuiba
YPFB inicia perforación de pozo Sipotindi X1 en Chuquisaca
Gonzalo Hermosa de Los Kjarkas dice que Evo es un regalo de Dios
Lampe, muralla y figura en el Huachipato de Chile
Vacunación antirrábica alcanzó un 83 por ciento en todo el país
Mujer estrangula a su pareja tras hallar mensajes a su 'ex'
Sosa: 'Jamás llamaría basurero a Santa Cruz'
Canciller de Brasil visita Bolivia y recibe el 'Cóndor de los Andes'
Lula sube en las encuestas, pero sigue en el limbo
Romero sobre el Tipnis: No ha habido ningún secuestro
Analizan si sacan de las calles a micros antiguos
Nueva Zelanda: Ministra va a dar a luz en bicicleta
Por cada alimento importado se vende al menos 3 de contrabando
Antonio Banderas estuvo en una entrada folclórica por la Virgen de Urkupiña
Gílbert Álvarez jugará en el fútbol de Arabia Saudita
Glenn Close, actriz
Consejos para ahorrar combustible
Primer aspirante a Fiscal General plantea pena de muerte para corruptos
García Linera dice que había 'ahijados del general' en Casa Militar
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


20/08/2018
El proceso de cambio, de chaqui
20/08/2018
Beethoven
20/08/2018
Lección paraguaya
20/08/2018
La discriminación al sector privado
19/08/2018
La nacionalización tortuga de las AFP
19/08/2018
El viejo dilema económico boliviano


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Mormones ya no quieren que los llamen 'mormones'

Asfaltan el tramo Palos Blancos - Choere y similar trabajo se evidencia en tramo Puente Jarkas - Piedra Larga
BOLIVIA

Fonplata financiará el tramo Choere – Acheral de la carretera entre Tarija y Yacuiba

El presidente participó del acto junto a autoridades de YPFB
ECONOMÍA

YPFB inicia perforación de pozo Sipotindi X1 en Chuquisaca

Diez
Lampe, figura en el empate del Huachipato. Foto: CDF
LEGIONARIOS

Carlos Lampe, muralla y figura en el Huachipato de Chile

Salinas habló en exclusiva con DIEZ. Foto: Archivo
ESPECIAL

Imperdible entrevista con el presidente de la FBF, César Salinas

FÚTBOL

Revive el golazo que hizo estremecer el Tahuichi

Sociales
Rumbo al altar. Se comprometieron luego de dos años de relación
SOCIALES

Eva Sara Landau se comprometió con Christopher Gergen

¿QUÉ HAGO POR MI PAÍS?

Giovanna Rivero: Trabajo para que la literatura esté más cerquita de la gente

SOCIALES

Karen irá al Miss Tierra en Filipinas