PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 13/06/2018


Fútbol, fútbol, fútbol

México. Estadio Azteca. 1970. Félix, Brito, Piazza, Carlos Alberto, Everaldo, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino, Jairzinho y el emblemático Pelé hacían parte de la apoteósica Canariña. Jugaban la final del mundial de fútbol contra otro gran escuadrón, el italiano. Pero los brasileños mostrarían por qué fueron reconocidos como “la mejor selección de todos los tiempos”. El gol 1028 de su ‘10’; los tantos de Gerson y Jairzinho, así como el inolvidable pase que luego el capitán transformaría en la gloria del 4-1, fueron solo algunas muestras del recordado “jogo bonito”. El mundo entero lo presenció y, por primera vez, a color. 

Este inolvidable capítulo es parte de la historia de uno de los eventos más importantes para la civilización moderna: el Mundial de fútbol. A un día de su inauguración, en Rusia, con los álbumes de figuritas casi completos, los fixtures descargados, las apuestas a punto de concretarse y la expectativa latente, creo importante analizar ¿por qué este encuentro despierta un sentimiento colectivo tan particular? 

Como bien indicó N. Elias y E. Dunning (1992), el deporte –particularmente el fútbol- ha permitido el desarrollo de la civilización moderna, al compensar el orden racional de la misma, con un espacio para canalizar emociones y pasiones, de manera colectiva. Y, particularmente en el mundial, las selecciones no solo juegan un partido, sino su identidad nacional, tal como afirman distintos especialistas (Duarte, 2018; Murillo, 2004).

Las caras pintadas, el uso de una camiseta particular, los peculiares sombreros, las banderas y los famosos cánticos son solo algunas expresiones que reflejan un espacio habitado por los sujetos, paralelo a su cotidianidad: el fútbol. 
Mientras la rutina agobia, el juego permite alivianar esa sensación de agotamiento, al liberar las pasiones de los sujetos. Aun cuando estas sean negativas, como la derrota inesperada de los brasileros, en el último Mundial (2014). Las lágrimas son permitidas. 

Lo mismo ocurre con la sensación triunfal de un colectivo, representado por un equipo. Tal como se sintieron los franceses al jugar de local en la Copa de 1998. Una celebración recordada hasta hoy no solo por su magnitud deportiva, sino por su convocatoria nacional. 

Y es que el Mundial reúne a las mejores selecciones nacionales, disputadas en torneos continentales. Se genera el “alma colectiva” (Le Bon, 2013), que logra identificar a los sujetos con una nación, como pocos otros espacios lo pueden hacer, dadas las múltiples diferencias locales.  
Esto se refleja en equipos legendarios, como el brasileño, el alemán o el español. Pero también ocurrió con Irlanda y con su primera clasificación, en 1990; o, como recordamos todos los bolivianos, con la gloriosa llegada de la Verde a la Copa de 1994. Por un momento fuimos todos una nación. 

Por esto, amamos el Mundial. Y aunque haya críticas políticas al respecto, en más de una ocasión este parece no ser un espacio para la mente, sino para el corazón. A encender el televisor porque hay fútbol, fútbol, fútbol…








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
La SIP cierra este lunes con énfasis en la era digital
Liliana Colanzi, escritora
30 reinas de belleza buscan la corona hispana en Bolivia
Reunión Pymes-Gobierno por doble aguinaldo se reprograma
¿Lampe jugará la semifinal con Boca?
Evo inicia el pago del bono Juancito Pinto en Montero
Morales pide ayuda a China para enfrentar la ‘guerra digital’
Defensor: Escupitajo al 'Vice' muestra pobreza intelectual
Envían a la cárcel a un militar por muerte de funcionaria presidencial
El papa anima a Duque a ser 'las manos' que unan a Colombia
Amargo retorno de 'Chuma' en el Puebla de México
Evo dice que EEUU no tiene la moral para pedir cordura
Policía alista operativos para levantar bloqueos en Santa Cruz
Cuáles son los países de América Latina con más ultrarricos
'Por siempre Chape', la película que tiene gran aceptación en Netflix
Pañales, juguetes y comida: así pasa el 'vice' un día de trabajo con su hija Alba
Así estará el clima los próximos días en Santa Cruz
Policías encubiertos a la caza de conductores imprudentes
El escándalo que hizo que Apple pida a un medio que se retracte
La Ramada: Alcaldía revierte puestos y notifica a comerciantes  
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/10/2018
Ideologías R.I.P.
22/10/2018
Violación del principio de legalidad
22/10/2018
Es ley del cruceño la generosidad
22/10/2018
Los brazos fuertes y solitarios de Alejandro Fuentes
22/10/2018
Nada que confiscar
21/10/2018
Los días pasados y los que vendrán


EL DEBER
 
Te puede interesar
Vista del panel que ayer debatió sobre periodismo en la era digital. Foto: El Tribuno / Jan Touzeau
MUNDO

La SIP cierra este lunes con énfasis en la era digital

Imagen referencial del dinero boliviano
ECONOMÍA

Reunión Pymes-Gobierno por doble aguinaldo se reprograma

Morales entregó el bono a un estudiante en Montero en el Coliseo Andrés Ibañez
BOLIVIA

Evo inicia el pago del bono Juancito Pinto en Montero

Diez
POLÉMICA

El gol de Marcelo Gomes de San José, ¿fue legítimo?

Carlos Lampe tiene contrato con Boca hasta diciembre. Está habilitado solo para disputar la Copa Libertadores. Foto: APG
BOLIVIANO

¿Lampe jugará la semifinal con Boca?

El documental está disponible en la popular plataforma. Foto: La República
NETFLIX

'Por siempre Chape', la película de un equipo de guerreros

Sociales
SOCIALES

Estrellas en YouTube: ¿Quiénes son en la vida real?

SOCIALES

Treinta reinas de belleza buscan la corona hispana en Bolivia

SOCIALES

Concursante de La Voz México 'manda por un tubo' a Maluma