PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 26/05/2019


La filosofía de Bolsonaro

Hace unos días, el presidente brasilero volvió a la polémica -en realidad nunca ha salido- con una frase que lo dibuja en su peor perfil -acaso el único que tiene-. Tuiteó: “El ministro de Educación estudia descentralizar la inversión en facultades de filosofía y sociología (humanas) (…). El objetivo es focalizarse en áreas que generen retorno inmediato al contribuyente como veterinaria, ingeniería y medicina”.

La política del tuit ha sido una característica de estos tiempos, pero hay algunos que la usan peor que otros. Trump, frente al incendio en Notre Dame, con una mano en la cintura sugirió que echaran agua -ni siquiera bendita- desde helicópteros. Parecía obvio, ¿cómo no se les había ocurrido a las autoridades locales esa genial solución? Claro, luego los técnicos explicaron que, de seguir las recomendaciones de la Casa Blanca, se hubiera destruido la hermosa catedral parisina. Bolsonaro, en sintonía con su par estadounidense, resuelve el problema de la educación, la inserción laboral y las prioridades de estado en 140 caracteres.

El caso es que, detrás de esas pocas palabras, se esconde una peligrosa filosofía más expandida de lo que parece; hay que decirlo: no es que el presidente esté en contra de la disciplina madre de las ideas, sino que no soporta las ideas que están contra su filosofía. Primero, en sus pequeñas palabras se expresa una jerarquía clara en la toma de decisiones, es el ministro -instruido por el presidente- que tomará la determinación que afecte a millones de estudiantes y maestros.

En ningún momento se habla de la posibilidad de un diálogo, encuentro, intercambio, tomar en cuenta las posiciones de los actores involucrados, consensuar una decisión sobre el contenido de una reforma, ni hablar de una pedagogía liberadora como soñaba Paulo Freire. Aquí alguien manda, el otro ejecuta y el último reciente. Hay que recordar que ese proceder va en contra de “planificación de presupuesto participativo” que, otrora, caracterizó algunas gestiones públicas del Brasil. En el fondo está la idea de la democracia liberal: me eligieron en las urnas, ahora hago lo que quiero hasta la próxima elección.

Segundo, el presidente habla de inversión en educación como se invierte en la bolsa de valores. No menciona la educación como un derecho, la libertad de elegir estudiar lo que uno considera pertinente, la obligación de la autoridad de dar las condiciones para que la gente acuda a las universidades a ser más libres y plenos, mejores personas, más humanos. En la cabeza de Bolsonaro cada peso “invertido” en el sistema educativo debe dar rédito y multiplicarse al infinito. La vinculación entre educación y generación de dinero es indisoluble, todo saber no redituable está demás.

En el mismo tono, el presidente habla de “contribuyentes”, no de ciudadanos. Como si el saber, el producir conocimiento y transmitirlo, fuera una cuestión utilitaria, que solo es exitosa si da un rédito económico; todo se mide en monedas, con calculadora en mano. Quienes son beneficiarios de la educación no son seres con derechos pertenecientes a una nación con historia, son números con un valor fiscal. A esto se suma el tiempo, el aquí y el ahora, el “retorno inmediato” de la inversión. El futuro no está en juego, se trata de optar por lo que asegure la reproducción inmediata. Por último, la jerarquía de las disciplinas pertinentes, estratégicas, eficientes en términos comerciales y aquellas cuyos resultados no están a la vista. Formar un veterinario es más útil que graduar un antropólogo.

Cada uno de los puntos de Bolsonaro responden a una filosofía clara que beneficia la lógica del dinero en la gestión pública. Y aunque parezca escandaloso, sus ideas están mucho más presentes de lo que parece en múltiples contextos. Por ejemplo, hace unos años Francia sólo otorgaba becas a Bolivia para estudiantes que optaban por Medicina y Agronomía, no para Sociología o Literatura; asimismo, no faltan los programas educativos en todos lados que proponen con entusiasmo eliminar las ciencias sociales por no ser pertinentes en países cuya prioridad es, se dice, resolver los problemas de salud.

Esa postura es negar la importancia de las ideas en la vida de los seres humanos, es no considerar que gracias a una consigna, buena o mala, se han cometido las más atroces guerras o se han erigido los más nobles proyectos que han afectado a miles y de millones de personas. Pero más curioso todavía que la torpe propuesta en contra de las humanidades provenga del presidente del único país latinoamericano que tuvo un antecesor que fue uno de los sociólogos más importantes de estos tiempos, y único cuya bandera tiene inscritas las dos palabras emblema de las ideas de la modernidad: orden y progreso.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Por qué es importante el estrecho de Ormuz y cómo EEUU llegó a este momento de alta tensión con Irán
Naciones Unidas pide una investigación independiente sobre la repentina muerte en tribunales del expresidente de Egipto
Lo que los hombres pueden aprender del fútbol de mujeres
Minuto a minuto: Bolivia ya está en el estadio Maracaná
Bolivia con entusiasmo para el reto ante Perú: 17:30
Así se vive la previa del partido Bolivia - Perú en las afueras del Maracaná
Minuto a minuto: sigue aquí la previa del partido entre Bolivia y Perú
Incautan uno de los mayores contrabandos de cocaína de la historia de EEUU: 16,5 toneladas 
Por qué la foto de una bota de la supermodelo Bella Hadid indignó al mundo árabe
Qué se sabe de las denuncias de corrupción contra colaboradores de Guaidó en Colombia
Ocasio Cortez denuncia “campos de concentración” para migrantes en EEUU
Cómo los celulares están cambiando nuestro cráneo (y otras increíbles formas en las que la vida moderna está afectando nuestro esqueleto)
Un enfrentamiento a tiros deja 12 muertos en la frontera colombo-venezolana  
Bolivia no gana desde el 5 de septiembre de 2017
Martins buscará el doble festejo en el Maracaná
El líder de la banda de thrash metal Megadeth anuncia que tiene cáncer de garganta
Las 5 series recomendadas de Netflix para maratonear en el feriado largo
Mira en vivo la previa del partido Bolivia - Perú
Quispe le lleva huevos a García Linera y lo reta a aceptar debate
Hallan sin vida a un piloto en el maletero de un auto BMW
En Facebook


18/06/2019
Crisis tarijeña y débitos automáticos
18/06/2019
De ética y revolución
18/06/2019
Recuperando el futuro y la esperanza racional
18/06/2019
Feminismo distorsionado
17/06/2019
Una nueva doctrina de seguridad nacional
17/06/2019
Soya versus coca


EL DEBER
 
Te puede interesar
La carga fue incautada en la terminal marina Packer del puerto de Filadelfia, sobre el río Delaware. Foto: AFP
MUNDO

Incautan uno de los mayores contrabandos de cocaína de la historia de EEUU: 16,5 toneladas 

Ocasio lamenta el trato que se da a los migrantes en la frontera con México. Foto: AFP
MUNDO

Ocasio Cortez denuncia “campos de concentración” para migrantes en EEUU

La población pide ayuda a la ONU para mejorar la situación en el país. Foto: AFP
MUNDO

Un enfrentamiento a tiros deja 12 muertos en la frontera colombo-venezolana  

Diez
La selección boliviana se encuentra en el Maracaná. Foto: Alexander Vidal
COPA AMÉRICA

La Verde se instaló en el Maracaná mentalizada en ganar

Hinchas bolivianos y peruanos caminan rumbo al Maracaná. Foto. Fuad Landívar
MINUTO A MINUTO

Minuto a minuto: Los bolivianos no se amilanan ante la avalancha de peruanos

La selección ya está en el estadio Maracaná. Desde las 17:30 se mide ante Perú. Foto: Alex Vidal
COPA AMÉRICA

Confirmado: Bolivia repite el onceno del debut

Sociales
Foto: Promociones Gloria
SOCIALES

Iciar Díaz gana el primer título del Miss Bolivia

SOCIALES

Elu González y su biquinazo desde Costa Rica

SOCIALES

Las misses dan su pálpito para el partido de Bolivia vs. Perú