PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 20/02/2019


La política de lo pequeño que es todo

Las mujeres llegamos al feminismo como un devenir inevitable, al darnos cuenta de las circunstancias en las que vivimos solo por ser mujeres. Y es precisamente con pequeñas cosas, como que se asuma que eres incapaz de escribir un texto de opinión y que el autor real es tu pareja, que las monjas no puedan dar misa, que no puedas ir al colegio, que esté sobre tus hombros el cuidado de toda la familia, que si sales a la calle puede que no regreses, que si estás dentro de tu propia casa, igual puede que no regreses. Y más, muchas más cosas pequeñas. Digo pequeñas, porque el sistema históricamente las colocó en ese lugar, donde lo íntimo, donde el cuerpo y lo personal, se consideraba nimio, sin importancia.

Es por eso que el feminismo es la política de lo pequeño, que en realidad, es todo. Parafraseo a Kate Millet cuando afirmo que nosotras, que fuimos confinadas a esos espacios no reconocidos, nos vimos obligadas a convertir lo personal en política, donde lo teórico/académico juega un rol, pero en realidad lo esencial está en las calles, dentro de las casas, en los cuartos inmundos de aborto clandestino donde las mujeres van a morir a cambio de la posibilidad de tener una vida digna.

Cuando tienes a más de la mitad de la población mundial, histórica y sistemáticamente discriminada, oprimida y maltratada, lo que resulta es una política cotidiana y transversal a todo. Una política, por supuesto, tan amplia que tiene la capacidad de mutar, adaptarse, crecer y alimentarse. Por eso tenemos feminismos en plural que nos organizan, o categorías históricas como primera o segunda ola, para poder narrar la historia de acuerdo a las circunstancias y los avances de épocas en las que, por ejemplo, no teníamos el derecho a votar, ni a educarnos. Ahora, podrán no creerme, pero un ejemplo de esta transversalidad, incluso temporal, es que todavía existen mujeres en el mundo, que no tienen derecho a votar o a educarse.

Entonces, no se sorprendan si actualmente intentamos ocupar cada vez más espacio físico y metafórico para defender lo poco –que es todo- que hemos ganado, nociones que se nos han hecho conscientes gracias al feminismo.

Y esta política de lo pequeño que es todo, esta política de la libertad, naturalmente encuentra fuerte resistencia en un sistema patriarcal y capitalista. Es por eso que comienzo esta columna de opinión en EL DEBER –que disminuye en algo la brecha entre mujeres y hombres columnistas-, intentando levantar una interrogante importante: ¿por qué nos es tan difícil reconocer un discurso de odio y rechazarlo?

Un discurso de odio es una comunicación cuyo objetivo es promover la discriminación de grupos históricamente vulnerables e incitar a acciones violentas. Es apología del delito. Un ejemplo claro es asociar a las feministas con el nazismo, concepto despreciable y peyorativo a nivel mundial. Como ejercicio que prueba las consecuencias, podemos abrir las redes sociales de este periódico y leer los comentarios o leer los contenidos de las noticias que todos los días nos informan sobre asesinatos de odio, feminicidios, violaciones y más. Es abrumador.

Si bien tenemos el derecho a la libre expresión, rechazar un discurso de odio es una posición de responsabilidad y ética total, aunque el impulso de programación sea a rechazar una política que exija el abandono definitivo de privilegios históricos. Porque cuidado, no vaya a ser, que queramos comunicar que la tan mentada libertad de expresión es más valiosa que la vida de una mujer.





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Camiri prepara declaratoria de emergencia por la crecida de ríos
Colombia: Explosión en tierra indígena deja al menos 8 muertos
Banco Unión: No se descarta que Guillén asuma en las próximas horas
Padre e hijo lideraban banda que atracaba a balazos en Santa Cruz
Tariquía: Comunarios bloquean para evitar ingreso de equipo pesado
Emapa lleva nuevo producto balanceado para ganaderos de San Javier
Detienen a un gerente de Cotas y la cooperativa amplía denuncia
Presidentes de Sudamérica firman declaración para crear el Prosur
Allanan casa de cajero investigado por robar dinero del Poder Judicial  
Comienza en Santiago cumbre de presidentes en busca del Prosur
En Tarija pedirán un paro cívico en defensa de la Reserva de Tariquía
Los 6 gráficos que demuestran cuán mortífero es el Monte Everest
Ceballos no goza de haberes y TCP evita hablar de su destitución
El TSE solicita ley para preparar las elecciones generales en 120 días
Eleonora Cardona: 'Hay una logia artística en la Alcaldía comandada por Soruco'
Temer pasa su primera noche en prisión y aguarda ser interrogado
Los videos que Shakira quiere hacer desaparecer de la web
Evo advierte con cambiar a los médicos que 'saboteen' el SUS
De Bolivia al mundo con Aeroméxico
Vinculan al 'Cangri' con tráfico de drogas y robo de autos
En Facebook


22/03/2019
Crux Sancta
22/03/2019
Empresa e inversión
22/03/2019
Militares al poder
22/03/2019
Gastón, nos queda una cita pendiente
21/03/2019
¿Qué pasará el 23 de marzo?
21/03/2019
Manuscritos de una mente brillante


EL DEBER
 
Te puede interesar
El agua ingresó a varias viviendas por lo que sus ocupantes tuvieron que abandonarlas
SANTA CRUZ

Camiri prepara declaratoria de emergencia por la crecida de ríos

El territorio indígena donde se dio la explosión Foto: CNN
MUNDO

Colombia: Explosión en tierra indígena deja al menos 8 muertos

Ayer circuló la información de que Guillén sería el nuevo gerente del Banco Unión, dato que no fue confirmado | Foto: El Deber
BOLIVIA

Banco Unión: No se descarta que Guillén asuma en las próximas horas

Diez
El ucraniano Ruslan Malinovskyi disputa el balón con el portugués Cristiano Ronaldo. Foto. AFP
FÚTBOL

Portugal – Ucrania: sigue el minuto a minuto

Messi es rodeado por dos rivales venezolanos. Foto. AFP
AMISTOSO

Argentina – Venezuela (0-1): sigue el partido minuto a minuto

FÚTBOL

Así alentaron los residentes bolivianos en Corea del Sur

Sociales
SOCIALES

Así es la millonaria mansión de Emilio y Gloria Estefan

Lo último

Emilia Clarke sufrió dos aneurismas después de Juego de tronos

Foto: Facebook Melissa Pini
SOCIALES

La modelo ítalo-boliviana Melissa Pini se confiesa con SOCIALES