PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES FABROS
OPINIÓN



| 16/03/2018


Mucha tela para cortar

Todos los días, al conducir desde mi domicilio hasta la oficina –y también a mi retorno–, encuentro y saludo a decenas de ciudadanos que habitan las calles de Santa Cruz de la Sierra, pidiendo limosnas en los semáforos de las principales intersecciones de la urbe. Los hay ancianos andrajosos, jóvenes con algunas deficiencias físicas o en sillas de ruedas, no videntes con sus lazarillos, niños desnutridos, consumidores de clefa, enfermos con un letrero explicativo en la mano e incluso una anciana que apenas cubre su cuerpo con bolsas plásticas de basura.

Junto a estos desamparados indigentes, otro gran grupo compite por las monedas de los conductores, ofreciendo –casi como una imposición– limpiar los vidrios de los automóviles o vendiendo baratijas por algunos centavos. Sumado a estos, un tercer contingente se ha apropiado de algunas aceras para cuidar los autos de posibles robos de partes y piezas, y es agresivo con quienes osan invadir su conquistado territorio. Un numeroso ejército de personas –“en situación de calle”, dirían los entendidos– que sobrevive, bajo el sol, la lluvia, el viento, el frío o el calor, en condiciones de extrema pobreza y alta inseguridad.

A pesar de que cada uno de estos grupos tiene sus rasgos y particularidades, todos ellos tienen en común que viven en los márgenes de una colectividad insensible que los ignora, estigmatiza, excluye y, en algunos casos, les teme. Que niños, ancianos y desvalidos ‘trabajen’ en las calles de nuestras ciudades es una muestra del fracaso de un Estado que no protege a sus ciudadanos más vulnerables.

De vez en cuando, se escuchan algunas voces aisladas de organizaciones no gubernamentales, e incluso de organismos estatales, con acciones que buscan paliar en algo este creciente drama social. Sin embargo, no ha habido todavía una política pública seria y sostenida que busque resolver el problema en su integridad. Según cada caso, es necesario alojar, sostener, alimentar, prevenir, rehabilitar o reinsertar a esta población a la sociedad. Políticas asistencialistas, a favor de estos frágiles sectores sociales, es un camino a seguir. La impavidez de las autoridades locales y nacionales –y de la propia población–, frente a la desgracia e infortunio de sus vecinos, es insostenible y vergonzosa. En muchos de los casos, y ante la falta de oportunidades de trabajo digno, la delincuencia se presenta como una equivocada y riesgosa salida de sobrevivencia.

Dada la penosa radiografía de nuestra pobreza, que el Gobierno dedique tiempo, equipos, helicópteros, fondos públicos, recursos materiales y el esfuerzo de miles de funcionarios públicos obligados a levantar un kilométrico y pesado trapo azul –como símbolo de una centenaria reivindicación nacional–, no solo es un insulto, es una vergüenza que debería tener cárcel.

He leído que las 70 toneladas del ‘banderazo’ (196 km) serán guardadas junto a las dos toneladas (104 km) de la inútil carta escrita en 2005. Las polillas son las únicas que tienen asegurada su subsistencia en los próximos años.

¿Se pueden ustedes imaginar todo lo que se podría haber logrado, si los recursos dilapidados y las 100.000 personas, en lugar de agitar una tela en medio del altiplano, dedicaban la jornada a una minga a favor de sus vecinos indigentes?








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Todos los libros del presidente
¿Con qué asociamos la palabra mujer?
Trumpinho
¿Ubi sunt?
Comprensión lectora
Dark Social
50 años del hotel Cortez
Los demasiados libros
De futbolero a pelotero
De Rusia con amor
VAR para Bolivia
Los números de la lectura
Maldito hippie comunista
Houston, we have a problem!
Anti-crisis
El cartero no llamará nunca más
Pintando sueños
Ciudad lectora
La justicia cuesta arriba
La prensa del otro lado de la cordillera
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/10/2018
Ideologías R.I.P.
22/10/2018
Violación del principio de legalidad
22/10/2018
Es ley del cruceño la generosidad
22/10/2018
Los brazos fuertes y solitarios de Alejandro Fuentes
22/10/2018
Nada que confiscar
21/10/2018
Los días pasados y los que vendrán


EL DEBER
 
Te puede interesar
Los transportistas piden la presencia de autoridades del Gobierno en Guarayos. Foto Archivo
BLOQUEO EN RUTA A BENI

Minibús embiste a policías en el bloqueo de San Julián, hay seis heridos

Bayer insiste en que “el glifosato es seguro y no causa cáncer”. Foto archivo
MUNDO

Jueza reduce millonaria multa a Monsanto

Los inmigrantes agradecen el gesto de los mexicanos. Foto: AFP
MUNDO

México permite ingreso de cientos de migrantes

Diez
Britos anotó el primero a favor de la academia celeste. Foto: Fuad Landivar
CLAUSURA 2018

Blooming vuelve a festejar gracias a Britos

Raldes minutos antes de ser homenajeado como paceñisimo de oro. Foto: Daniel Suazo
LA PAZ

Raldes no descarta que Bolívar sea el último club donde juegue

Antonio Conte, técnico italiano. Foto: Archivo AFP
FUERA DE JUEGO

Wikipedia puso a Antonio Conte como nuevo técnico del Real Madrid

Sociales
Fotos: Jorge Uechi
SOCIALES

Arranca la competencia por la corona hispana

SOCIALES

Emma Watson y su nuevo novio, de vacaciones en la playa

SOCIALES

¡Aitana Tufiño es la mejor arquera!