PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 15/09/2017


Nostalgias musicales

La investigación para una publicación me llevó a descubrir un tema que siempre me pareció mágico: la música como evocadora de recuerdos. Estudios del cerebro han comprobado que cuanto más importante es la nostalgia rememorada, se produce una mayor actividad cerebral. La zona dorsal del córtex prefrontal medial conecta melodías y memorias. Así que, si a alguien se le ha puesto la piel de gallina al escuchar una pieza musical o le han saltado las lágrimas por la letra de una canción es porque los acordes de esa melodía desatan una cascada de pensamientos y emociones que lo pueden transportar a revivir un momento del pasado.

Al parecer, cada periodo de nuestra vida tendría su propia banda sonora. Un bebé en el vientre escucha el latido del corazón y la voz de su madre como una pista rítmica que lo acompaña por nueve meses. Los ruedos infantiles y las canciones de la niñez escolar son el sonido de nuestros primeros años. La agitada adolescencia o la rebelde juventud tienen también su sello musical particular para cada generación. La serena adultez está marcada por estímulos sonoros que dejan surcos y huellas de recuerdos. Hay interesantes experiencias de musicoterapia para mejorar la atención y memoria en pacientes que padecen alzhéimer.

Incluso las épocas y ciclos históricos de un país pueden resumirse en los sones de algunas tonadas. Los recurrentes y violentos golpes de Estado del siglo pasado en Bolivia tenían sus marchas, que se escuchaban en cadena nacional hasta que la junta militar de turno terminaba de tomar posesión del poder. Los partidos políticos, que se gestan a partir de la Revolución Nacional y de la recuperación democrática posterior, tenían sus canciones representativas. La cueca La caraqueña, compuesta en el exilio, era emblemática para quienes estaban lejos y añoraban volver, y se convirtió en un himno de la democracia a conquistar. Falta saber cómo se recordará musicalmente el periodo que estamos ahora viviendo, y que solo la distancia y el tiempo lo podrán descifrar.

A nivel personal, la música y los olores, son los únicos y sublimes evocadores y estímulos de recuerdos de mi terrible memoria. Compases que me suenan familiares, al relacionarlos con determinados acontecimientos de mi vida, me provocan respuestas emotivas conmovedoras que me permiten contradecir la sentencia del maestro Sabina: “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Pintando sueños
Ciudad lectora
La justicia cuesta arriba
El baile después de La Haya
Mucha tela para cortar
Ecos de Umberto
Sacasuertes
Persona non grata
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


26/04/2018
El hit de la temporada
26/04/2018
Evo: ¡Sálvense como puedan!
26/04/2018
Facebook ¿un nuevo campo de disputa política?
26/04/2018
¿Servidores públicos o torturadores públicos?
25/04/2018
Con la economía no se juega
25/04/2018
Cuando se pierde prestigio


EL DEBER
 
Te puede interesar
MUNDO

Humala y Nadine saldrán en libertad gracias a fallo judicial

El bloqueo se realiza a la altura de Pedro Lorenzo, desde las 04:00 de este jueves
SANTA CRUZ

Transporte y dragueros retoman el bloqueo en la ruta a Camiri

Ingreso a un sector de la Reserva Natural (Foto: Erbol)
BOLIVIA

Pobladores y cívicos se unen para defender la Reserva de Tariquía

Diez
El equipo aviador es líder del grupo A, con 29 puntos. Foto: APG
APERTURA

La División Profesional unifica horarios

La ley preocupa a los organizadores del evento de fútbol. Foto: Internet
RUSIA 2018

¿Marihuana o cocaína en los estadios del Mundial?

El resto del plantel se entrena con normalidad en La Paz. Foto: Prensa Club Oriente Petrolero
ORIENTE

Áñez se recupera de una lesión muscular

Sociales
SOCIALES

Conocé la historia de amor de Fabrizio dos Santos

SOCIALES

Mirá la impactante transformación de John Travolta

SOCIALES

Polémica. Voz de Apu piensa renunciar