PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 15/04/2018


Nueve años con más dudas que certezas

La madrugada del 16 de abril de 2009 Santa Cruz y el país quedaban conmocionados por un tiroteo en el hotel Las Américas, que nadie conseguía entender. Horas antes tampoco se comprendían las motivaciones de un dinamitazo al portón de la casa del cardenal Julio Terrazas, que terminó finalmente conectado a lo que el Gobierno presentó como un enfrentamiento que dejó muertos a tres de cinco supuestos terroristas, entre ellos algunos extranjeros.

Años después, familiares de fallecidos en el céntrico alojamiento cruceño demandan justicia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, al alegar que fueron víctimas de una ejecución extrajudicial. 

Tanto la explosión en la vivienda del líder católico como el tiroteo sangriento en Las Américas resultaron el detonante de lo que fue enseguida el enigmático caso llamado Rózsa, compuesto de un cargamento de confusas acusaciones que provocaron una inédita estampida de dirigentes de las principales instituciones cruceñas, debido a una persecución judicial que sigue aún abierta y que probablemente continuará, ya que se ha sabido de la reactivación de un segundo proceso a más de una decena de personas.

Más que curioso resulta sospechoso que el llamado caso terrorismo haya prácticamente descabezado la institucionalidad del departamento, en un determinado momento de la reciente historia política de Bolivia. Para entenderlo, hay que contextualizar lo que pasaba esos años. 

El gobierno de Evo Morales protagonizaba una dura confrontación por el poder con sectores políticos y ciudadanos muy activos, sobre todo en cinco regiones de lo que se llamó la “media luna”. Santa Cruz era la más influyente y, sobre todo su élite, constituía una especie de contrapeso ante el más poderoso aparato gubernamental de todos los tiempos. Ese rol nunca fue del agrado del Ejecutivo, lo que desencadenó peligrosos aprestos de enfrentamientos entre civiles.

Ese fue el contexto en el que se dio el llamado caso Rósza, cuyo efecto principal, entre otros, fue la desactivación del mayor bloque opositor a Morales. Hasta ahora y sin que se haya podido establecer la verdad de los hechos y, menos todavía, conocer la sentencia a favor o en contra de la mayoría de los acusados y procesados, el recurso judicial puede ser otra vez un mecanismo a disposición del poder para amedrentar a algunos de los más notables exdirigentes de la institucionalidad o para desmovilizar cualquier intento de oposición al pretendido prorroguismo gubernamental. 

Lo menos que parece interesar en el llamado caso Rózsa es la justicia y la verdad. Hemos sido testigos en estos nueve años de actuaciones bochornosas como las del exfiscal Marcelo Sosa, que fugó a Brasil tras denunciar un montaje para salpicar y perseguir a muchas personas. Quedarán en la historia los oscuros capítulos de extorsiones y de arbitrariedades inimaginables en un sistema democrático. 





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Estudio: ¿Quiénes son los líderes más populistas de los últimos 20 años?
Siete reglas para los padres de hoy frente al reto de las nuevas tecnologías
Los más fuertes de Bolivia midieron fuerzas
Bolsonaro en EEUU: Negocios y sintonía ideológica con Trump
Evo ofrece un estadio para 70 mil personas para que Bolivia sea subsede del mundial 2030
Gobierno: Marcha de Qhara Qhara es 'pagada' y alentada por ONGs
Bolivia expulsa a venezolanos que llegaron al país con fines conspirativos
Los huérfanos de Estado Islámico: impresionantes historias que emergen del último reducto del grupo militante
Tiroteo en Holanda: La Policía lo considera un "posible" acto terrorista
Friedrich Kellner, el alemán que llevaba un diario secreto documentando las atrocidades de la Alemania nazi
¿Cuál era la idea de felicidad de los aztecas y qué podemos aprender de ella?
La tapa de hoy
Walter Chávez, exestratega del MAS, se pone en 'pausa electoral'
Crónicas corrosivas
El MAS evita hablar del caso Uelicn y la oposición plantea una comisión
Tiroteos en Nueva Zelanda y Brasil: la crisis de masculinidad y el fetiche por las armas que esconde la personalidad de los autores de ataques masivos
Inminente funeral de Unasur
EEUU revela la gigantesca explosión de un meteoro sobre el mar de Bering
Cómo afronté la muerte de un amigo de internet a quien nunca llegué a conocer en persona
Plan Tres Mil baja la inseguridad y quiere ser un municipio autónomo
En Facebook


18/03/2019
Realidad o ficción
18/03/2019
Privilegiados
18/03/2019
Oscuridad en pleno día
18/03/2019
Constitucionalidad de las decisiones de la Justicia Indígena
17/03/2019
¿En qué queda la autonomía con el Sus?
17/03/2019
No es “normal”, es inaceptable


EL DEBER
 
Te puede interesar
Este es la clasificación elaborada por The Guardian. Foto: Infobae
MUNDO

Estudio: ¿Quiénes son los líderes más populistas de los últimos 20 años?

El disfrute de momentos en familia es la llave para ganar la confianza de los hijos. Una vez se abre esta puerta se la mantiene así con diálogo
SOCIEDAD

Siete reglas para los padres de hoy frente al reto de las nuevas tecnologías

x 10
FOTOGALERÍA

Los más fuertes de Bolivia midieron fuerzas

Diez
Messi se incorporó este lunes, mientras que Otamendi quedó al margen por lesión. Foto. Internet
FÚTBOL

Argentina suma a Messi en Valdebebas y pierde a Otamendi

DIOSA DIEZ

Alexandra Méndez, la amiga de Cristiano Ronaldo

Erwin Sánchez, director técnico de Blooming. Foto. APG
FÚTBOL

Sánchez: “Nada ni nadie puede opacar esta victoria”

Sociales
Fama y Mundo

Álex Rodríguez, el picaflor mortal de las mujeres

Quinceañera en revelación

Valentina, la maga de los postres

Lo último

¡Oh, no! Justin Bieber y sus problemas mentales afectan su matrimonio