PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES incotec
OPINIÓN



| 26/04/2018


¿Servidores públicos o torturadores públicos?

Una de las heridas nacionales más dolorosas es la de los servicios públicos. Sus encargados están convencidos de que cuando atienden a la población, hacen un favor más allá de su obligación. Sobrellevan a disgusto esa ingrata consecuencia de su cargo. Aguantan con poca resignación la desagradable parte de la población que es su público. No han comprendido nunca y a ningún nivel que están para atender las necesidades de la sociedad. El país gasta un salario para que se le preste un servicio, pero nadie se lo ha contado a los funestos funcionarios públicos.

Los jueces se sienten señores omnipotentes que debiéramos reverenciar. Creen que tienen la capacidad divina de dar los fallos judiciales que se les antoje y hacen de la justicia y la verdad sus monigotes. Médicos y enfermeras se sienten superiores a los pacientes de hospitales y postas. No soportan que acudamos a ellos con nuestros males e impertinencias ¿Cómo pudiéramos explicarles que hasta el más alto funcionario público no tiene sentido, no tiene razón de existir, si no es para servir a la gente? La sociedad los forma, los contrata y les paga un salario para que apliquen como se debe las leyes o para que curen las enfermedades y calmen los dolores de la gente.

Una muestra clara del desastre en las oficinas públicas es el Senasir. Durante toda nuestra vida laboral, los trabajadores damos una parte de nuestro sueldo para que nos lo devuelvan en formato de salario, mes a mes, cuando nuestro cuerpo ya no resista el trabajo. Los estados de todo el mundo tienen las normas correspondientes. Hay una oficina que coordina y atiende este indispensable servicio. Cobran los aportes, los reciben, los registran, tienen al día las listas de los que van llegando a la edad y están preparados para enviarles puntualmente el monto mensual del que vivirán en adelante. Luego envían la pensión al banco del jubilado en el país que él elija y cuidan con esmero que no falle nada.

En Bolivia todo parecido con el modelo es chiripa. Nadie sabe en Senasir lo que has aportado. Uno tiene que reconstruir los aportes que hizo mes a mes a lo largo de los 40 años anteriores y demostrar su exactitud. Luego hay que rogar al poderosísimo monstruo que se digne aceptar la humilde solicitud de jubilación. Si es tan bondadoso que te la concede, el calvario continúa. Aunque el jubilado no pueda moverse, deberá ir, no a su banco, sino al del Senasir todos los meses y cobrar personalmente su pensión. Y si el pobre jubilado quisiera viajar, Senasir decide cuándo otorgará un poder y en qué formato y de qué vigencia. Un jubilado de cualquier país del mundo puede vivir en Santa Cruz los años que quiera y en el banco que diga depositarán su jubilación. Lo más, una vez al año enviará a su país un certificado de que está vivo. El jubilado boliviano, no puede ausentarse más de un año y en enero, sin falta, debe retornar para hacer la estúpida cola en el Senasir. Además, tendrá que mandar el dichoso certificado de que está vivo, no una sino cuatro veces al año. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Es golpe de Estado
Vaya buscando un candidato
¿Por qué mintieron sobre el mar?
Le dijeron Bolivia dijo No y sangraba
El demoledor informe de Lava Jato
Atenderán a 28 enfermos de cáncer
¿Quién trajo a Bolsonaro?
Su justicia construida a pulso
Doble aguinaldo electoral
La herida en carne viva
El ‘verdadoso’ vicepresidente
Están orgullosos de su justicia
Presidente del sindicato cocalero
¿Es legal abortar la transparencia?
Disfrazados para robar la patria
¿Economía enferma o informal?
Vendepatrias, ¡dijqué!
Asamblea contra el 21-F
Fuimos mirones de lujo
La auténtica miseria intelectual
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


18/12/2018
Estrategia de pinzas
18/12/2018
Sagradas losetas de la calle Libertad
18/12/2018
Las calles le ganan a la institucionalidad
18/12/2018
Misiones de Moxos y Chiquitos, construyendo el imaginario colectivo (8)
17/12/2018
Juicio a Evo Morales
17/12/2018
El mundo mágico de Lucina


EL DEBER
 
Te puede interesar
El momento en que los jóvenes son trasladados a la cárcel de Palmasola
SANTA CRUZ

Acusados de violar a una joven son enviados a la cárcel de Palmasola

x 6
FOTOGALERÍA

Aquaman llega a los cines bolivianos

El siniestro se registró a media tarde de la pasada jornada, cuando el motorizado se dirigía a La Paz I Foto: Facebook.
LA PAZ

En Chulumani un bus se precipita 200 metros y siete personas mueren

Diez
Villegas al finalizar el entrenamiento. Foto: Etzhel A. Llanque
ORURO

Eduardo Villegas: “No quisiera distraerme”

El jefe de Estado participa en Uruguay de la LIII Cumbre de Jefes de Estado de Mercosur y Estados Asociados I Foto: Cancillería.
FÚTBOL

Evo ofrece a Bolivia como subsede de la Copa del Mundo 2030

Imágenes de los jugadores de Avilés Industrial. Foto: Avilés Industrial
COPA SIMÓN BOLÍVAR

No dejaron dormir a Avilés en Cochabamba

Sociales
SOCIALES

Ella es Bárbara Coelho, la presentadora del sorteo de la Copa Libertadores

SOCIALES

Sebastián Putz revela que tendrá un bebé

SOCIALES

Las botas de Maluma desatan la polémica