PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN TENDENCIAS ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 26/04/2018


¿Servidores públicos o torturadores públicos?

Una de las heridas nacionales más dolorosas es la de los servicios públicos. Sus encargados están convencidos de que cuando atienden a la población, hacen un favor más allá de su obligación. Sobrellevan a disgusto esa ingrata consecuencia de su cargo. Aguantan con poca resignación la desagradable parte de la población que es su público. No han comprendido nunca y a ningún nivel que están para atender las necesidades de la sociedad. El país gasta un salario para que se le preste un servicio, pero nadie se lo ha contado a los funestos funcionarios públicos.

Los jueces se sienten señores omnipotentes que debiéramos reverenciar. Creen que tienen la capacidad divina de dar los fallos judiciales que se les antoje y hacen de la justicia y la verdad sus monigotes. Médicos y enfermeras se sienten superiores a los pacientes de hospitales y postas. No soportan que acudamos a ellos con nuestros males e impertinencias ¿Cómo pudiéramos explicarles que hasta el más alto funcionario público no tiene sentido, no tiene razón de existir, si no es para servir a la gente? La sociedad los forma, los contrata y les paga un salario para que apliquen como se debe las leyes o para que curen las enfermedades y calmen los dolores de la gente.

Una muestra clara del desastre en las oficinas públicas es el Senasir. Durante toda nuestra vida laboral, los trabajadores damos una parte de nuestro sueldo para que nos lo devuelvan en formato de salario, mes a mes, cuando nuestro cuerpo ya no resista el trabajo. Los estados de todo el mundo tienen las normas correspondientes. Hay una oficina que coordina y atiende este indispensable servicio. Cobran los aportes, los reciben, los registran, tienen al día las listas de los que van llegando a la edad y están preparados para enviarles puntualmente el monto mensual del que vivirán en adelante. Luego envían la pensión al banco del jubilado en el país que él elija y cuidan con esmero que no falle nada.

En Bolivia todo parecido con el modelo es chiripa. Nadie sabe en Senasir lo que has aportado. Uno tiene que reconstruir los aportes que hizo mes a mes a lo largo de los 40 años anteriores y demostrar su exactitud. Luego hay que rogar al poderosísimo monstruo que se digne aceptar la humilde solicitud de jubilación. Si es tan bondadoso que te la concede, el calvario continúa. Aunque el jubilado no pueda moverse, deberá ir, no a su banco, sino al del Senasir todos los meses y cobrar personalmente su pensión. Y si el pobre jubilado quisiera viajar, Senasir decide cuándo otorgará un poder y en qué formato y de qué vigencia. Un jubilado de cualquier país del mundo puede vivir en Santa Cruz los años que quiera y en el banco que diga depositarán su jubilación. Lo más, una vez al año enviará a su país un certificado de que está vivo. El jubilado boliviano, no puede ausentarse más de un año y en enero, sin falta, debe retornar para hacer la estúpida cola en el Senasir. Además, tendrá que mandar el dichoso certificado de que está vivo, no una sino cuatro veces al año. 





OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
¡Dale con el Día de la Mujer!
Un disfraz carnavalero
Candidato a la mala
El fraude que se nos viene encima
El ciudadano, un sujeto político
El ancho camino del MAS
Mala praxis, ¿de quién?
¿Qué ha dicho, ministra?
¡Pobre presidenta del Tribunal Supremo Electoral!
Nos cobran la campaña del que no puede ser candidato
¡Si nosotros no mentimos!
¿Qué feliz año?
¿Qué hace dando consejos?
Es golpe de Estado
Vaya buscando un candidato
¿Por qué mintieron sobre el mar?
Le dijeron Bolivia dijo No y sangraba
El demoledor informe de Lava Jato
Atenderán a 28 enfermos de cáncer
¿Quién trajo a Bolsonaro?
En Facebook


18/03/2019
Realidad o ficción
18/03/2019
Privilegiados
18/03/2019
Oscuridad en pleno día
18/03/2019
Constitucionalidad de las decisiones de la Justicia Indígena
17/03/2019
¿En qué queda la autonomía con el Sus?
17/03/2019
No es “normal”, es inaceptable


EL DEBER
 
Te puede interesar
El disfrute de momentos en familia es la llave para ganar la confianza de los hijos. Una vez se abre esta puerta se la mantiene así con diálogo
SOCIEDAD

Siete reglas para los padres de hoy frente al reto de las nuevas tecnologías

x 10
FOTOGALERÍA

Los más fuertes de Bolivia midieron fuerzas

El estadio que se describe para Bolivia tendría tres niveles y un techo semicerrado
BOLIVIA

Evo ofrece un estadio para 70 mil personas para que Bolivia sea subsede del mundial 2030

Diez
Messi se incorporó este lunes, mientras que Otamendi quedó al margen por lesión. Foto. Internet
FÚTBOL

Argentina suma a Messi en Valdebebas y pierde a Otamendi

DIOSA DIEZ

Alexandra Méndez, la amiga de Cristiano Ronaldo

Erwin Sánchez, director técnico de Blooming. Foto. APG
FÚTBOL

Sánchez: “Nada ni nadie puede opacar esta victoria”

Sociales
Fama y Mundo

Álex Rodríguez, el picaflor mortal de las mujeres

Quinceañera en revelación

Valentina, la maga de los postres

Lo último

¡Oh, no! Justin Bieber y sus problemas mentales afectan su matrimonio