PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 26/04/2018


¿Servidores públicos o torturadores públicos?

Una de las heridas nacionales más dolorosas es la de los servicios públicos. Sus encargados están convencidos de que cuando atienden a la población, hacen un favor más allá de su obligación. Sobrellevan a disgusto esa ingrata consecuencia de su cargo. Aguantan con poca resignación la desagradable parte de la población que es su público. No han comprendido nunca y a ningún nivel que están para atender las necesidades de la sociedad. El país gasta un salario para que se le preste un servicio, pero nadie se lo ha contado a los funestos funcionarios públicos.

Los jueces se sienten señores omnipotentes que debiéramos reverenciar. Creen que tienen la capacidad divina de dar los fallos judiciales que se les antoje y hacen de la justicia y la verdad sus monigotes. Médicos y enfermeras se sienten superiores a los pacientes de hospitales y postas. No soportan que acudamos a ellos con nuestros males e impertinencias ¿Cómo pudiéramos explicarles que hasta el más alto funcionario público no tiene sentido, no tiene razón de existir, si no es para servir a la gente? La sociedad los forma, los contrata y les paga un salario para que apliquen como se debe las leyes o para que curen las enfermedades y calmen los dolores de la gente.

Una muestra clara del desastre en las oficinas públicas es el Senasir. Durante toda nuestra vida laboral, los trabajadores damos una parte de nuestro sueldo para que nos lo devuelvan en formato de salario, mes a mes, cuando nuestro cuerpo ya no resista el trabajo. Los estados de todo el mundo tienen las normas correspondientes. Hay una oficina que coordina y atiende este indispensable servicio. Cobran los aportes, los reciben, los registran, tienen al día las listas de los que van llegando a la edad y están preparados para enviarles puntualmente el monto mensual del que vivirán en adelante. Luego envían la pensión al banco del jubilado en el país que él elija y cuidan con esmero que no falle nada.

En Bolivia todo parecido con el modelo es chiripa. Nadie sabe en Senasir lo que has aportado. Uno tiene que reconstruir los aportes que hizo mes a mes a lo largo de los 40 años anteriores y demostrar su exactitud. Luego hay que rogar al poderosísimo monstruo que se digne aceptar la humilde solicitud de jubilación. Si es tan bondadoso que te la concede, el calvario continúa. Aunque el jubilado no pueda moverse, deberá ir, no a su banco, sino al del Senasir todos los meses y cobrar personalmente su pensión. Y si el pobre jubilado quisiera viajar, Senasir decide cuándo otorgará un poder y en qué formato y de qué vigencia. Un jubilado de cualquier país del mundo puede vivir en Santa Cruz los años que quiera y en el banco que diga depositarán su jubilación. Lo más, una vez al año enviará a su país un certificado de que está vivo. El jubilado boliviano, no puede ausentarse más de un año y en enero, sin falta, debe retornar para hacer la estúpida cola en el Senasir. Además, tendrá que mandar el dichoso certificado de que está vivo, no una sino cuatro veces al año. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Asamblea contra el 21-F
Fuimos mirones de lujo
La auténtica miseria intelectual
La democracia de la excelentísima rodilla
El cuento del borracho intruso
No pierdas la esperanza
Un camba en Cochabamba
Instituto Nacional Electoral (INE)
No es Odesur el problema
Los mártires de Incahuasi
Los doctorcitos honoris causa
Salarios por decreto
¿Servidores públicos o torturadores públicos?
Nuestra guerra en Siria continúa
No parecía posible
Las regalías de Incahuasi
¿Y después de La Haya?
¿Quién cambiará Palmasola?
¿La bandera de quién?
‘Gauchos vendidos al imperio’
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/07/2018
Diplomacia al garete
21/07/2018
La magia de la lectura y la XXIII FIL
21/07/2018
Nacionalización del auto fantástico
21/07/2018
Soberanamente irrelevantes
20/07/2018
Memoria obrera
20/07/2018
Salir de nuestra zona de confort


EL DEBER
 
Te puede interesar
Activistas realizaron la noche del viernes un
BOLIVIA

Iglesia: "¿Exigir respeto a la decisión del pueblo es acaso hacer política?"

El excanciller del arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz, detenido y procesado por cinco cargos de abusos sexuales contra menores
MUNDO

En 15 años, Chile registra 113 religiosos implicados en abusos

Autoridades electorales presentaron la semana pasada el padrón nacional I Foto: archivo.
BOLIVIA

Expresidente del TSE dice que es imposible evitar la repostulación

Diez
Imagen del entrenamiento del equipo que comanda Wálter Botto. Foto: El Potosí
BOLIVIA

Insólito: Real Potosí tiene dos oncenos para medirse a la ‘U’

Imagen de una de las jugadas del partido. Foto: AFP
AMISTOSO

El Bayern Múnich gana a un París SG liderado por Buffon

Jugadores del Barcelona B también participaron del entrenamiento. Foto: @FCBarcelona_es
ESPAÑA

El Barcelona cierra la primera semana de entrenamientos

Sociales
Le fue mal

Roberto Palazuelos ofende a sus seguidores al no soportar la crítica

Este es uno de los grupos de indios que llegaron a la isla
Lo último

¡Oh, no! Unos indios juguetones y sensuales invaden República Dominicana

El míster Bolivia 2018, Cristian Rojo, de paseo por las calles de Santo Domingo. Muchos dominicanos se acercaron para pedirle una selfi. Es cruceño, tiene 26 años y mide 1.90
Concurso

¡Derretite con ellos!