PARA ELLAS

Flory Suárez, pionera de los tours de quinceañeras


Le encanta vivir en una maleta. Hizo de su pasión su modo de vida y creó una agencia de viajes. Sus hijos siguen sus pasos y abren nuevos destinos

Cruceña. Es hija de Virgilio Suárez (+) y de Lucila Salas de Suárez (+). Está casada con Gary Villegas y tiene tres hijos: Gary, Gabriela y Alfredo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/06/2018

Es la pionera de los tours de quinceañeras a escala nacional, en cruceros al Caribe y Orlando (Miami). Es la tía Flory de más de tres centenas de jovencitas, porque cada año viajan 30 niñas con su agencia. Es así que Tiluchi Tours es sinónimo de tour de quinceañeras.  

Flory Suárez Salas de Villegas  lleva 34 años en el oficio que la apasiona. “Me encanta, me encanta y me reencanta viajar, y amo lo que hago, disfruto llevar a mis niñas con toda responsabilidad”, afirma emocionada al hablar de la principal ocupación de su día a día.

El prestigio ganado en más de tres décadas es su carta de presentación. Y ese gustito por vivir en una maleta lo ha transmitido a sus tres hijos, que se embarcaron tras la misma aventura.

 ¿A qué lugares ha llegado con esta pasión?
Me gusta muchísimo viajar. Soy amante de andar de avión en avión y de crucero en crucero. Siempre fui viajera desde muy chica, cuando mis padres decían que viajaríamos a Charagua (de donde era mi madre), con mis hermanos hacíamos fiesta. Con el tiempo esa pasión se convirtió en Tiluchi Tours, en 1984. 

Conozco Estados Unidos y Europa y he viajado en crucero al Caribe y Alaska, además de muchos países de Latinoamérica.

¿Desde cuándo sus hijos trabajan a su lado?

Gary es abogado y se sumó a la empresa hace 10 años, está en el área administrativa. Gabriela es ingeniera comercial y maneja la parte de grupos, me acompaña en los tours de quinceañeras y organiza las bodas en Punta Cana y Cartagena. Hace poco se integró al equipo Alfredo, que es sicólogo, él está con los grupos que van a Europa, como EuroUpsa. 

Vea que ninguno de mis hijos estudió para seguir mis pasos, pero se contagiaron de mi pasión.

Se han integrado y aplican sus conocimientos sobre hoteles y viajes porque han estudiado en el exterior y saben idiomas.

 ¿Cómo nació el tour de quinceañeras?

Mi fuerte son los tours de quinceañeras, las niñas recorren durante una semana en un barco de la línea de mayor renombre, el crucero Royal Caribbeans.  

Una vez al año se realiza el soñado viaje de quinceañeras. Llevo entre 30 y 35 niñas con tres responsables del grupo. En todo este tiempo nos hemos ganado el prestigio por nuestra responsabilidad con las menores.

Es un viaje bello, lo disfruto con ellas y me encanta. Aquí se preparan con clases de automaquillaje y peinado con el asesoramiento de la magnífica María René Antelo, porque en el crucero tienen una fiesta de gala. Es parte del paquete una sesión de fotos con Julio González. La top model y diseñadora Antoinette van Dijk les hace el traje de baño, este año llevarán malla, porque está de moda.
Me involucro tanto con ellas para ganar su confianza y así tengamos una aventura inolvidable, que me llaman tía.
 
¿Este tour es boliviano?

Sí. Hay festejos de quince años en Bolivia, Argentina, Brasil y Chile, con gente de esos países nos encontramos en Miami. Perú no hace este tipo de viajes con  niñas quinceañeras. Otro país que está incursionando en viajar es  Venezuela. Este año nuestra salida es el 23 de junio.
En el país somos pioneros en brindar esta maravillosa experiencia a las jovencitas.

 ¿Hablar de ello la emociona hasta las lágrimas siempre?

No hay duda de que me encanta este viaje, es mi creación. Empecé a vender paquetes en cruceros para todo público (era conocida como ‘crucerista’) y luego armé el de quinceañeras.  

Me transformo en época del tour, al punto que mi esposo dice a modo de broma: "Para hablar con Flory tengo que decir que soy el papá de una de las quinceañeras". Mi familia argumenta que hasta cambio el tono de mi voz con las niñas y los padres. Y creo que puede ser, es que me da mucha felicidad viajar con las niñas.

 ¿Actualmente ya viaja con su hija?
Sí, hace falta la sangre joven en todo proyecto o empresa, yo tengo la experiencia, que le transmito día a día y Gabriela tiene nuevas ideas y muchos bríos.  

Voy a viajar hasta que la vida me lo permita. Lo importante es que estas piernas me sostengan y caminen. Voluntad y pasión hay de sobra.

¿Qué destino prefiere?

Soy una fanática de Estados Unidos, siento que este país tiene la llave del éxito, la llave para todo, si uno quiere estudiar, si quiere expandirse como profesional o encontrar solución  a problemas en cuanto a medicina y salud. Es una gran potencia.  

Estudié en esa nación y me formé en idiomas, conozco su cultura y avances, por ello hablo con conocimiento del tema.

Los países europeos son para hacer una maestría o complementar estudios superiores. Europa es la cuna de la cultura, pero no es para crecer y crecer profesionalmente.
 
¿Por qué se debe viajar?

Hay que salir y cruzar las fronteras para conocer realidades y culturas distintas a la nuestra. Hay que aprender idiomas. Mi padre nos inculcó a mí y a mis cinco hermanos a formarnos afuera y regresar a nuestra tierra para transmitir lo que aprendimos. Eso es lo que hago. 

Por ejemplo, el viaje de universitarios EuroUpsa fue creado por los estudiantes de la carrera de Arquitectura, pero hoy está abierto a jóvenes de otras carreras, como los de Diseño de Modas, los de Comunicación Social y otros. Lo hermoso es que ellos regresan con una visión distinta al ver las diversas oportunidades que aprovechan al regresar. Es una visión positiva y cultural. 

Es muy bueno, para la mente y para el cuerpo, viajar. Hágalo por estudios, por cultura o por salud, pero viaje y viaje. En resumen, hay que armar maletas y salir de casa, el mundo es inmenso y todo nuestro. 

Así, la señora Flory ha contagiado a sus herederos su amor por los viajes y la promoción del turismo, y ahora todos están en el mismo barco... o a bordo del crucero Villegas Suárez.