SANTA CRUZ

Más maestros se suman a la huelga y la DDE dice que es show


Los docentes piden más ítems, nivelación de la carga horaria a 96 horas, el reconocimiento de la licenciatura y otros puntos

Por pequeños huecos respiran los docentes que decidieron tapiarse en las puertas de la federación
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/04/2018

En el segundo día de huelga de hambre seca, que se cumplió ayer, otros tres maestros se sumaron a la extrema medida, por lo que ya son 10 los profesores que se han tapiado en las puertas de la Federación de Maestros Urbanos, de la calle La Paz,  exigiendo mejora salarial y otras demandas.

Los diez docentes comparten pequeños espacios y no prueban alimentos. Para hacer frente a las altas temperaturas, se utilizan ventiladores. 
Saúl Ascárraga, máximo dirigente de los maestros urbanos, reiteró que no suspenderán esta huelga hasta que las autoridades educativas atiendan sus demandas de dotar de más ítems a Santa Cruz, mejore los sueldos de los docentes y se incremente el presupuesto para el área educativa.

“No soy un instrumento ni de la oposición ni del oficialismo, estamos comprometidos con la calidad educativa, con los derechos constitucionales de los maestros y así nos mantendremos hasta el final”, expresó Ascárraga, reiterando la legitimidad de las demandas del sector.  



María Angélica Molina, dirigenta de los docentes del nivel inicial, explicó que existen maestros que trabajan 72 horas y que su salario no llega ni a Bs 2.500. Así también, mencionó que la Dirección Departamental de Educación debe ponerse del lado de los maestros, ya que solo en las unidades educativas del Plan Tres Mil hay un déficit mayor de ítems (49.560 horas), por lo que los padres de familia deben aportar cada mes para pagar el sueldo a los maestros sin cargos.

Por la tarde, se llevó a cabo una masiva marcha de maestros por las calles céntricas de la ciudad, donde se ratificó el paro de 24 horas fijado para hoy. Entre sus demandas del sector están: la nivelación de la carga horaria a 96 horas, la creación de ítems, el equipamiento para el bachillerato técnico, la formación vocacional y el reconocimiento de la licenciatura.

Critica las medidas

Sobre las medidas de presión asumidas por los maestros, Salomón Morales, director departamental de Educación, dijo que es un “show político” y  añadió que estas pueden  responder a intereses personales de Ascárraga, pues al estar concluyendo su mandato como dirigente de la Federación puede tener aspiraciones para llegar a la confederación.  
Sobre el paro anunciado para hoy, respondió: “Yo creo que se está atentando contra la educación de los estudiantes y también contra el bienestar de los maestros porque un día no trabajado, no se paga”. 

En su criterio, el pliego petitorio es un tema estructural que debe trabajarse con las dos confederaciones de maestros a través del Ministerio de Educación y del Ministerio de Economía y Finanzas. 

Sobre la demanda de ítems, Morales informó de que se han distribuido 460 ítems en todo el departamento, al margen de los cargos destinados a los Bachilleres Técnicos Humanísticos (BTH) y al área de educación especial y alternativa. 



 




En esta nota