SANTA CRUZ

Desborde del Parapetí deja sin agua a Camiri y 20 familias damnificadas


Los afectados buscaron refugio en casas cercanas y en el albergue habilitado por la Alcaldía. Se declaró emergencia municipal y se tramita la de desastre. El nivel del río alcanzó un récord de 5,09 metros


El turbión se llevó los árboles que protegían parte de La Costanera. El puente colgante resultó afectado
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/03/2019

Entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer, cuando la mayoría de los pobladores de Camiri descansaban, el río Parapetí, con sus aguas embravecidas, ingresó por el sector vulnerable de la zona de La Costanera, dejando una veintena de viviendas anegadas, familias sin hogar y toda una ciudad sin suministro de agua.

Ante la magnitud de los daños, el gobierno municipal de Camiri declaró emergencia en esa jurisdicción y alista una declaratoria de zona de desastre, mientras que la Gobernación cruceña ha enviado asistencia técnica y motobombas.

Según los testimonios de los afectados, la noche del miércoles, el agua comenzó a cubrir la avenida Crisólogo Miranda, conocida como La Costanera, que bordea el Parapetí; no obstante, a las 4:30 de hoy, cuando el caudal del afluente alcanzó un record histórico, de 5,09 metros (su nivel normal es de 40 cm) el agua ingresó con toda su fuerza a la zona. Si bien los defensivos soportaron la furia del turbión, el desborde se produjo por el sector que no tiene protección.



“Cuando las aguas empezaron a entrar en mi casa atinamos a sacar las cosas, pero solo nos dio para sacar alguna que otra ropa de mis hijos. Las cosas grandes, como la cocina y las camas, se quedaron ahí. Todo eso se ha perdido”. Así, Gabriela Corrales da cuenta del drama que pasó antes de abandonar su vivienda, junto con su esposo y sus cinco hijos, para recibir refugio en la casa de la familia Plata, que se solidarizó con los afectados.

De igual forma, la Alcaldía municipal habilitó un albergue en la Casa de Mujer para asistir a los damnificados, informó el presidente del Concejo, Carlos Arispe. Dicha autoridad, junto con el alcalde Franz Valdez, estuvieron atendiendo la emergencia desde la madrugada.

El alcalde Valdez reportó que son tres los barrios con mayor afectación (La William, Bartos y exGranja), siendo 20 las familias damnificadas.

“Toda la vegetación que había en la orilla del río se ha perdido. Se han caído los árboles, la plataforma de la avenida principal (Crisólogo Miranda) está socavada y como está a punto de hundirse, hemos tenido que cortar el tránsito por esta vía. Las familias afectadas están siendo asistidas, pero queda mucho por hacer. Gracias a Dios el agua ya ha bajado”, manifestó el alcalde, en un contacto telefónico con EL DEBER.



El presidente del Concejo agregó que el agua afectó el sistema de bombeo de la cooperativa, lo que ocasionó que toda la ciudad de Camiri quede sin el servicio. También hubo corte de energía eléctrica en la zona de La Costanera, aunque el servicio fue restablecido horas después.

Precisamente, ayer personal de la cooperativa de agua trabajaba, procurando restablecer el servicio, lo que se logró en la zona sur. Se espera que hoy se restablezca el suministro en toda la ciudad.

El dirigente vecinal Divar Ruiz, resaltó que la oportuna intervención de las unidades de rescate y de la Alcaldía evitaron que se registren daños personales.

Declaran emergencia

Ayer, por la mañana, el Concejo Municipal aprobó una declaratoria de emergencia, que inmediatamente fue promulgada por el alcalde de esa ciudad. Asimismo, se han iniciado los trámites para la declaratoria de zona de desastre.



El burgomaestre de Camiri informó de que la declaratoria de emergencia permitirá disponer de recursos de forma inmediata para atender dicha contingencia. Para ello, se dispone de un monto inicial de Bs 120.000.

Otras zonas afectadas

La afectación no es solo en Camiri porque existen zonas, como Itanambicua y Pipi Santa Rosa, que no tienen en este momento acceso caminero, informó el concejal Richard Moreno, quien apoya la declaratoria de zona de desastre, a fin de que otros niveles de gobierno puedan apoyar con recursos económicos.

Récord histórico

“Se dio una crecida extraordinaria histórica del río Parapetí. El nivel del agua llegó a los 5,09 metros, con un caudal de unos 1.800 metros cúbicos por segundo. Esto es ‘superextraordinario’ si consideramos que el nivel normal del río es de 40 centímetros”, expresó Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi).

Aguilera considera que de no haber sido los trabajos de protección ejecutados por el Searpi en gran parte de La Costanera, el daño hubiese sido mayor. “Pudo haber sido de mayor gravedad si no se hubieran hecho los defensivos porque fue una crecida histórica”, expresó.

Explicó que el agua ingresó por el sector donde no hay defensivos. “La Alcaldía no dio continuidad a los trabajos”, manifestó.

En los registros del Searpi, desde su creación en 1983, no existen crecidas de esa magnitud en ese sector del Parapetí. En 2015 hubo una que alcanzó 4,40 metros. El asambleísta Ronald Moreno indicó que hace 44 años, cuando aún no había defensivos, el agua ingresó por la misma zona, provocando una gran destrucción.

SEGÚN LA GOBERNACIÓN, HASTA EL MOMENTO HAY SEIS MUNICIPIOS AFECTADOS POR LAS LLUVIAS

Desde el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, su director Enrique Bruno, afirmó que hasta el momento los municipios declarados en emergencia y desastre por inundación son Lagunillas, Cuevo, Pampagrande, Buena Vista, San Juan y Yapacaní. En la zona este del departamento, Pailón es la entidad territorial municipal declarada en desastre por sequía.

En el caso de este último municipio, además de Tres Cruces, Cuatro Cañadas, Pozo del Tigre y Cañada Larga, altamente productores de granos, según fuentes del sector oleaginoso, la sequía en la época de siembra comprometió la producción de más de 300.000 hectáreas del ‘grano de oro’, estimándose una merma de 500.000 toneladas de granos de soya por bajo rendimiento. Calculan más de $us 150 millones en pérdidas económicas. Hoy, en dichos municipios, la lluvia impide el ingreso de maquinaria para la cosecha de granos y el mal estado de los caminos dificulta el traslado de la producción del campo a los centros de acopio.

En el ámbito agrícola, Bruno señaló que personal técnico del COED, a requerimiento de los municipios afectados, está desplazado en zonas agrícolas cuantificando la superficie y los cultivos castigados por riadas y desbordes de quebradas y ríos. Cabe recordar que en enero, el desborde de quebradas y rebalse de lagunas y atajados afectó a 3.149 hectáreas de cultivos en Lagunillas. En el municipio de Cuevo, la superficie de cultivos afectada superó las 790 hectáreas. En Yapacaní (Ichilo) y Pampagrande (Florida) se han cuantificado 1.580 hectáreas de cultivos dañados.

Un reporte preliminar de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) refiere que aún no se cuenta con datos precisos respecto a las pérdidas de cultivos por inundación. No obstante, señalan que en los valles cruceños las pérdidas de cultivos de hortalizas son marginales, al igual que en sembradíos de soya en el Norte Integrado de Santa Cruz. /Fernando Rojas

ENVÍAN AYUDA A FAMILIAS DEL NORTE CRUCEÑO
La Gobernación de Santa Cruz envió ayer 21 toneladas de alimentos a las familias afectadas por las lluvias en los municipios de Buena Vista y San Juan.

Varios camiones cargados de alimentos partieron, por la mañana, desde las oficinas del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) rumbo a dichos municipios norteños.

“Estamos dando asistencia a los municipios de San Juan y Buena Vista para dotar de 21 toneladas de alimentos secos, como ser sal, aceite y otros; además de semillas para paliar la emergencia causadas por las inundaciones en toda esa zona”, informó el secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, que estuvo presente para el envío de la ayuda.

Aguilera también informó de que se están desplegando brigadas de salud a fin de brindar asistencia médica a los pobladores de ambos municipios.

De igual forma, el secretario general de la Gobernación indicó que se enviaron motobombas y personal técnico a Camiri para asistir a los barrios que se encuentran afectados por la riada.