SANTA CRUZ

Gobierno cita a los Sedes para consensuar aplicación del nuevo sistema de salud


Rocabado calificó de ineficiente el actual método de atención. Ayer, cientos de pacientes madrugaron por fichas de los especialistas en el hospital Japonés


Las gobernaciones aportarán, pero aún no se definió el porcentaje
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

30/10/2018

El Ministerio de Salud convocó a una reunión para hoy, por la tarde, a los directores de los nueve Servicios Departamentales de Salud con la finalidad de ponerlos al tanto de la implementación del nuevo sistema de salud en el país, cuya rectoría pasará a tuición del Gobierno nacional desde el próximo año en detrimento sobre todo de las gobernaciones, que perderán la gerencia de los hospitales de tercer nivel.

El anuncio lo hizo el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, que estuvo ayer en Santa Cruz para presentar las conclusiones de la cumbre de salud realizada el fin de semana en Cochabamba, donde vincularon 44 mandatos para aplicar el nuevo modelo sanitario en el país, con la puesta en marcha del Sistema Único de Salud, Universal y Gratuito (SUS).

“Mañana (hoy) tenemos una reunión con los Sedes en La Paz. Todos han sido invitados, incluido el de Santa Cruz, esperemos que estén, porque queremos construir con ellos, porque cada quien conoce su región y su aporte va a ser importante para la implementación del Sistema Único de Salud. Esto tiene que ser transformado en una norma, y para eso debemos contar con el consenso de las autoridades”, manifestó Rocabado.



Se modificarán normas

Consultado el ministro sobre la forma en que se hará el traspaso de la rectoría y de la administración de los hospitales, considerando que la ley de autonomías da esa potestad a los Sedes y a las gobernaciones, dijo que, si se tiene que modificar alguna norma, se lo va a hacer “por el bien de la población boliviana”.

“Si no se dan respuestas adecuadas (en el sistema de salud), las condiciones están dadas para que el Estado asuma esa responsabilidad, porque aquí hay un bien mayor, que es la salud de la población”, agregó el ministro.

Una larga fila de más de 600 personas que se formó ayer por la madrugada fuera del Hospital Japonés de pacientes que pugnaban por conseguir una ficha para ser atendidos en consultas programadas para médicos cardiólogos, reumatólogos y endocrinólogos, para noviembre, pareciera darle la razón al ministro Rocabado, que anunció un programa de becas en el extranjero para formar especialistas.



“Vamos a becar de 600 a 1.000 médicos para que se formen en el exterior, en especialidades complejas. Se debe aumentar las plazas de los residentes para las especialidades. Hace cinco años se formaron 320 especialistas, pero últimamente hemos formado más de 1.000. Este año ampliaremos a 1.200. Hay que incrementarles el tiempo de trabajo y mejorarles el salario”, expresó en rueda de prensa.

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, consultado sobre las largas filas de pacientes que se forman fuera del Japonés, dijo que la alta demanda de fichas para la atención de médicos especialistas responde a varias explicaciones, una de ellas es que los martes de cada fin de mes son dedicados a la programación de las consultas médicas que se realizarán en el siguiente mes.

“No hay médicos suficientes para atender a la población; el sistema se satura por la gran cantidad de pacientes. El abandono del Gobierno central también hace que no tengamos consultas por las tardes ni mayor cantidad de médicos especialistas”, explicó el secretario departamental.

Afirmó que la demanda responde al aumento de la población en el departamento y otro, porque no existe una política seria del Gobierno de sustentar el servicio. “Cinco años que el Gobierno no ha cumplido con la obligación de transferir los recursos económicos, la Gobernación hizo lo que pudo, pero no lo suficiente”, agregó.

Malena Camacho Roca, una de las personas que durmió fuera del hospital bregando por una plaza para su madre, de 65 años, indicó que el viacrucis de las filas y bolleo se dan por la falta de especialistas y porque no hay un método efectivo en el reparto de las fichas, además de que se tiene que lidiar con la poca predisposición de los administrativos del centro para hallar una solución.



“Cada fin de mes se arman las filas por fichas. Las especialidades más demandadas son para cardiólogo, endocrinólogo y reumatólogo. Desde la tarde del lunes hicimos cola en el hospital, nos anotamos en un cuaderno según el orden de llegada, pero el director nos mandó a decir que no iba a hacer valer ese control. Después nos sacaron del hospital y pasamos la noche fuera. Hoy (por ayer) iban a repartir 567 fichas para todo el mes, pero los pacientes registrados sobrepasaban los 630”, manifestó Malena.

No asistirá a la reunión

Joaquín Monasterio, director del Sedes cruceño, confirmó que recibió la invitación del ministerio para la reunión en La Paz, pero dijo que no irá, primero porque la altura le cae mal por su presión arterial y segundo, porque no será un encuentro para discutir ponencias sino para informar a los Sedes las conclusiones de la cumbre que llevó a cabo el Gobierno.

“Quieren aplicar su seguro y hacerse cargo de los hospitales de tercer nivel, pero tienen que modificar la Ley de Autonomías. Se ve una intencionalidad clara de intervención, de centralizar en contrarruta a lo que recomienda la OMS, o sea la creación de sistemas locales de salud. La Gobernación paga 1.400 ítems, ¿Los pagará el Gobierno cuando la Gobernación deje de pagarlos?”, se preguntó Monasterio.



 




En esta nota