SANTA CRUZ

La Guardia logra meter su transporte al 2.º anillo y surge reclamo de micreros


El 50% de los 1.800 minibuses ingresará al minorista La Ramada, el restante seguirá haciendo la ruta hasta el antiguo mercado, pero deberán doblar en U por la av. Grigotá. Por el bloqueo del centro, los dueños de locales se vieron perjudicados

Calles céntricas, como la René Moreno y Ballivián, se llenaron de minibuses
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 3 días

El que no llora no mama”, reza un dicho popular. Eso fue lo que hicieron los transportistas del vecino municipio de La Guardia, que prácticamente madrugaron los controles y lograron meter más de un millar de minibuses a las céntricas calles de Santa Cruz de la Sierra para protestar por la decisión del gobierno municipal capitalino de no permitirles el ingreso hasta la plaza 21 de Noviembre, más conocida como plaza Fátima, en el segundo anillo, aduciendo que es un perjuicio para sus pasajeros, pues deben pagar entre dos y tres pasajes si son bajados en las paradas establecidas en el cuarto anillo.

Durante la toma de las calles de ingreso, a 200 metros a la redonda del edificio del Concejo Municipal, se vieron perjudicados los negocios del centro, porque las ventas fueron muy bajas ayer por la mañana. 

Sin embargo, con esta medida lograron que la Secretaría de Movilidad Urbana acepte provisionalmente el ingreso en U por la avenida Grigotá, para luego regresar hacia el segundo anillo por el monumento al Chiriguano. 

Mientras tanto, el ejecutivo del Sindicato de Micros Santa Cruz, Aldo Terrazas, dio 48 horas de plazo a la Alcaldía cruceña para que explique el plan de circulación del transporte público urbano ante la declaratoria de cuarentena en los alrededores de los mercados Los Pozos y La Ramada, medidas que -según él- están ocasionando pérdidas económicas al sector.

Madrugadores
La instructiva de la dirigencia de las 11 asociaciones de transportistas de La Guardia, encabezadas por Sergio Negrete y Elva Flores, fue que se aposten, desde las 4:00, sus 1.800 unidades en las calles del centro capitalino para esquivar los controles, situación que fue cumplida a cabalidad.  

Los minibuses se ordenaron en triple fila en la calle René Moreno, entre Suárez de Figueroa y Ballivián, donde prácticamente no hubo circulación de motorizados hasta pasado el mediodía, cuando los dirigentes, una vez logrado su cometido, dieron la orden de despejar la vía.

Otras calles afectadas por el bloqueo fueron la Sucre, entre La Paz y Potosí; Ballivián, entre Cochabamba y René Moreno; Beni, por el parque El Arenal hasta la Charcas; y Chuquisaca, entre Ballivián y Warnes.

Tanto conductores de vehículos particulares como de micros de transporte urbano protestaron por el perjuicio, acusando a la Alcaldía de no solucionar los problemas antes de que tomen medidas de hecho. “El lunes los transportistas de La Guardia   amenazaron con tomar el Concejo si no eran escuchados por la comuna, no sé por qué no los atendieron, ahora me veo en figurillas para seguir mi ruta”, dijo Agustín Chávez, un conductor particular que a diario recorre la Warnes. 

Incluso los peatones debieron caminar varias cuadras para poder tomar micro, pues no podían ingresar por las rutas establecidas. “Llevo más de media hora esperando el micro y no sé por dónde pasará hacia el Siete Calles”, refirió Maribel Mamani, en la zona de Los Pozos. 

Por otra parte, el grupo El propio para parquear, de la red social Facebook, criticó duramente esta toma por parte de los transportistas de La Guardia. “¡Y se entraron a bloquear nomás! Minibuseros de La Guardia bloquean Santa Cruz de la Sierra, auspiciados por su alcalde Jorge Morales. Gobernación de Santa Cruz, ustedes que dan las autorizaciones a los interprovinciales, ¿dónde quedó el plan de transporte metropolitano del JICA?”,  cuestionaron.

Negocios perjudicados

Los locales comerciales cercanos al Concejo Municipal fueron los que se llevaron la peor parte con este bloqueo de minibuses. Yubitza Lima, que atiende una librería en la calle Ballivián, casi René Moreno, dijo que hasta las 10:00 no había vendido más que una letra de cambio, en Bs 35.

Germán Cárdenas, de la peluquería Coco Cokito, en la calle Beni, expresó su molestia porque sus clientes no pueden entrar en vehículos. “Estamos cansados de marchas y bloqueos, estar cerca del Concejo es un perjuicio, nos deja pérdidas”, anotó.

Soluciones

A las 10:00 de ayer los dirigentes del transporte y el alcalde de La Guardia fueron llamados por la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, para reunirse en la Secretaría de Parques y Jardines. 

Sosa adelantó que para julio estará listo el Plan de Movilidad Urbana que pretende ordenar el tráfico dentro de la urbe. “Como solución hemos propuesto que el 50% de los minibuses que vienen de La Guardia entren al minorista La Ramada y el restante 50% siga llegando al antiguo mercado”, indicó Sosa.

Los dirigentes quedaron satisfechos, procediendo a firmar el acta y a diseñar el recorrido con el secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, dando la orden de desalojar los vehículos parados en el casco viejo.

“Hoy vamos a aclarar cómo será el ingreso del 50% a La Ramada nueva y antigua, pero se puede adelantar que será por terminaciones pares e impares de las placas”, acotó Ribera.

A su turno, Róger Gonzales, ejecutivo de la Federación de Transporte 16 de Noviembre, pidió a la Gobernación que haga controles de los minibuses y trufis que prestan servicio ilegalmente. 

“Su flota es hasta más grande que la de los legales, por ello pido al secretario de Obras Públicas de la Gobernación, Hugo Sosa, que tome cartas en el asunto”, indicó Gonzales.

Otro sector amenaza

Por su parte, el transporte urbano dio plazo hasta mañana, a las 11:00, para que la Alcaldía explique las obras que ejecutará en el Plan Tres Mil y en Los Pozos, en especial cerca del parque El Arenal. Además, le molesta el cierre de las avenidas Grigotá e Isabel la Católica de donde alzan 300.000 pasajeros cada día.  

“Al adquirir micros nuevos y más grandes la Alcaldía nos está matando con los impuestos, pues llegan hasta Bs 9.000; para juntar el dinero debemos trabajar tres meses al año. Por todas estas deudas no descartamos salir en marcha el lunes y retirar nuestros micros de los nuevos mercados”, advirtió Terrazas.

La protesta 

A primera hora
La amenaza estaba hecha desde el lunes, cuando los transportistas dijeron que rodearían el Concejo. Solo que se adelantaron, lo hicieron a partir de las 4:00 de ayer.

Molestia
Dueños de locales comerciales se sintieron perjudicados por el cierre de calles del centro durante mediodía; muchos apenas vendieron algo.

Reunión
A partir de las 10:00 se inició la reunión entre la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, con los dirigentes del transporte y el alcalde de La Guardia, Jorge ‘Chichino’ Morales.

Recorrido
Mientras duren los trabajos en La Ramada, los minibuses de La Guardia van a doblar en U por la av. Grigotá; no rodearán la plaza 21 de Noviembre.



 




En esta nota