Miércoles de Ceniza

Monseñor Gualberti: "Es tiempo de sobriedad, no de despilfarro"


El arzobispo de Santa Cruz reflexionó sobre la Cuaresma, indicando que cada miércoles impartirá catequesis y que habrá jornadas penitenciales.

Monseñor Sergio Gualberti hace la señal de la cruz usando ceniza, en el inicio de la Cuaresma
Monseñor Sergio Gualberti hace la señal de la cruz usando ceniza, en el inicio de la Cuaresma
El inicio de la Cuaresma es marcado por el Miércoles de ceniza

Hace 5 días

En el inicio de la Cuaresma, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, recordó a los feligreses que es tiempo de sobriedad y no del despilfarro, por lo que es necesario evitar los excesos.

En su homilía durante la misa celebrada en la catedral cruceña, hoy por la mañana, el religioso dijo que para Dios no basta el deseo de querer cambiar sino que hay que decidir en qué se quiere cambiar y hacerlo.

Cuaresma es tiempo de reflexión. Foto: Ricardo Montero

Cientos de católicos asistieron a la primera misa del Miércoles de Cenizas, que presidió el monseñor Gualberti desde las 8:00 en la catedral. 

Durante la celebración, el religioso también anunció que, durante la Cuaresma, cada miércoles impartirá catequesis y que los días 16 y 17 de marzo habrá jornadas penitenciales en todas las parroquias de la ciudad.


En su mensaje, Gualberti dijo que en estos tiempos hay la necesidad de la oración, de escuchar la palabra de Dios y  de intensificar la vida sacramental.

Monseñor Sergio Gualberti hace la señal de la cruz usando ceniza, en el inicio de la Cuaresma. Foto: Ricardo Montero

El papa

Más temprano, en el Vaticano, el papa Francisco, en el inicio del tiempo litúrgico de Cuaresma, prosiguió con su ciclo de catequesis sobre la Santa Misa e invitó a los fieles a pedir a la Virgen que nos ayude a prepararnos para celebrar la Pascua de Cristo con un corazón purificado.

En el Miércoles de Cenizas, el papa Francisco presidió la audiencia general en la plaza de San Pedro, concurrida a pesar del mal tiempo.  Luego dio inicio a su catequesis sobre la Santa Misa, en la que abordó los tiempos que suceden a la escucha de las lecturas bíblicas y la homilía del sacerdote, a saber, el credo y la oración de los fieles. 

“El Señor habla para todos,  pastores y fieles. Él toca al corazón de cuantos participan en la misa, a cada uno en su condición de vida, edad y situación”, y “todos cuando vamos a misa, tenemos el derecho de recibir abundantemente la palabra de Dios, bien leída, bien dicha y bien explicada en la homilía”.

En la conclusión de su catequesis y en sus saludos en los distintos idiomas, el papa pidió que al comenzar este tiempo de Cuaresma,  la Virgen María nos ayude a prepararnos a celebrar la pascua de Cristo con un corazón purificado.

El papa Francisco saluda a los feligreses que acudieron hoy a San Pedro
El papa Francisco saluda a los feligreses que acudieron hoy a San Pedro/Foto: Iglesia católica

 



 




En esta nota